4 consejos para tener un parto fantástico

En ocasiones nos planteamos un parto fantástico, un parto soñado, un parto idílico. El encuentro con el bebé debería ser un momento fantástico. ¿Qué podemos hacer para que así sea?

1. Elige con mucho cuidado dónde y con quién quieres que tu hijo/a llega a este mundo.

Primero tienes que informarte para poder decidir cómo quieres que sea tu parto y después buscar el sitio y los profesionales que ofrecen el servicio que buscas. Por ejemplo, si deseas un parto sin lesiones en el periné, es mejor no elegir dar a luz en un sitio o con un profesional con tasas de episiotomias altas y donde la posición de litotomía esté protocolizada (parir tumbada boca arriba).

Si te gustaría poder parir con poca intervención médica y sintiéndote respetada, será imprescindible elegir un sitio/profesionales donde crean en la habilidad innata de las mujeres para dar a luz y en dejar que el parto fluya a su ritmo, de manera fisiológica, siempre y cuando sea posible.

Muchas veces las mujeres primero eligen donde parir antes de informarse de la importancia del parto y sin saber exactamente donde pueden aumentar las posibilidades de tener el parto que desean.

Recuerda que es tu parto y no tienes ninguna obligación de parir con una persona que no quieres que asista tu parto! A veces encontramos mujeres que sienten que sería de “mala educación” “despedir” a su ginecólogo de toda la vida. El nacimiento de tu hijo es tan importante que tienes que pensar en ti y en tu bebé y tienes todo el derecho de cambiar de proveedor en cualquier momento. Hemos tenido muchos casos de mamás que han cambiado su plan en las últimas semanas y algunas incluso durante el parto. Si no sientes que te van a respetar, cambia!

Dos paginás web para informarte son:

www.elpartoesnuestro.es

http://www.donallum.org (catalán)

Un libro imprescindible para todas las embarazadas es La Revolución del Nacimiento de Isabel Fernández del Castillo.

2. Evita una inducción del parto innecesaria.

A veces es necesario provocar el parto pero actualmente la gran mayoría de las inducciones son por motivos no recomendados por la OMS. Aquí tenéis una lista de principales motivos de inducción que no son válidos per OMS:

• Peso del bebé (demasiado grande o pequeño)

• Edad maternal

• Estar “demasiado embarazada” (pasar de 41 semanas)

Una inducción es una intervención médica seria y siempre sería importante pedir una segunda opinión médica para asegurar que realmente es necesario hacerlo. La Inducción causa una cascada de intervenciones y aumenta mucho el riesgo de problemas en el parto. Para tener un parto más seguro para el bebé y la mamá, sería importante un parto espontáneo, esperando que tú te pongas de parto y con tus propias hormonas.

Lucha por un parto espontáneo porque las inducciones están muy lejos de ser inocuas. Infórmate y protege tu bebe de una inducción innecesaria.4 consejos para tener un parto fantástico

3. Haz todo posible para lograr niveles óptimos de salud y fitness para facilitar los procesos de parto y de maternidad.

Durante el embarazo es vital seguir una alimentación densa en nutrientes, beber agua suficiente, hacer ejercicio físico adecuado, gestionar bien el estrés, descansar mucho y evitar productos químicos y toxinas (cosmética, productos de limpieza, pintura, tabaco, perfumes, ambientadores, alcohol, pesticidas, colorantes, números E, etc.).

Vale la pena esforzarse y hacer todo posible para estar en la salud óptima para gestar un bebé lo más sano posible, disfrutar de un parto más fácil y tener energía para la maternidad y lactancia. Si cuidas bien tu cuerpo, incluso los tejidos y las hormonas, estarás en condiciones ideales para favorecer el desarrollo correcto de tu bebé y ayudarlo a nacer de manera fisiológica. Esto es es lo que hago con las alumnas de Mamás en forma de Banyoles.

La recuperación postparto también es mucho más fácil para las mujeres que se cuidan (antes y) durante el embarazo.

Asegúrate de encontrar un profesional bien formado en salud y ejercicio físico perinatal. Pide ver su CV. Tú y tu bebe merecéis estar en manos de expertos perinatales con experiencia para asegurar una programación correcta y personalizada.

4. Aprende técnicas de relajación y posturas que faciliten posicionamiento del bebé, la dilatación y el parto.

La relajación es clave para vivir bien las contracciones. Si nos tensamos ante el dolor, éste se intensifica. A más herramientas tengamos para poder “gestionar” las contracciones, mejor irá el parto. Realmente lo que se tiene que hacer es rendir y fluir y no luchar contra las contracciones. Herramientas como vocalizaciones, movimientos, respiración tranquila, visualizaciones, afirmaciones, agua y tacto son muy poderosas para hacer las contracciones más llevaderas.

Un método muy espectacular es el Método Naces (http://www.esthernavarro.es). Es una herramienta muy poderosa basada en varias técnicas como psicología, sexología, hipnosis, PNL y PNI que ayuda a las mujeres a empoderarse a nivel inconsciente para poder vivir el proceso de dar a luz desde la seguridad, la confianza y el amor.

Irene y yo nos hemos formado con Ester Navarro en Método Naces (antes Hipnoparto) y es una herramienta increíble que realmente ayuda a las mujeres a tener partos más fáciles sintiéndose seguras y relajadas. Recomendamos que busques profesionales que aparte de haberse formado con FisioFit Woman en prescripción de actividad física pre y postparto, que tengan formación y experiencia en Método Naces (o Hipnoparto).

Además de las varias técnicas para poder relajar e ir “a la planeta de parto” durante las contracciones, también es útil conocer posturas que ayuden a optimizar la posición del bebe para un parto más fácil y las posiciones para evitar antes y durante el parto. Tu entrenadora/fisioterapeuta tendría que poder darte esta información antes del último mes y así puedes ir practicando las posiciones en casa y evitando que él bebe se coloque de la manera menos deseable.

La aplicación Mamás en Forma (https://itunes.apple.com/es/app/in-shape-moms/ id463411926?mt=8) es otra herramienta donde encontrarás ejercicios y técnicas de relajación para poder irte preparando para el parto.

Mamá, tú y tu bebé merecéis un parto maravilloso! Si sigues estos 4 consejos aumentarás de una manera espectacular vuestras posibilidades de un parto fácil y seguro y una experiencia empoderante:

1. Elige con mucho cuidado donde y con quien quieres que tu hijo/a llega a este mundo.

2. Evita una inducción del parto innecesaria.

3. Haz todo posible para lograr niveles óptimos de salud y fitness para facilitar los procesos de parto y maternidad.

4. Aprende técnicas de relajación y posturas que facilitan posicionamiento del bebé, la dilatación y el parto.

Si eres profesional de la salud y/o de la actividad física consulta la formación que desde FisioFit Woman hemos creado para ti y conviértete en un experto perinatal. Infórmate aquí

Más información en :

www.fisiofitwoman.com

info@fisiofitwoman.com

Autora:
Kaisa Tuominen
Licenciada en Ciencias del ejercicio físico
Coach Perinatal
Máster en Educación y Prevención de Salud
Directora de Mamás en Forma – Mare radiant

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

Deja un comentario

Tu email no será publicado

Puedes usar código HTML etiquetas y atributos:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>