¿Es seguro realizar actividad física en el embarazo?

¿Es seguro realizar actividad física en el embarazo?

En muchas ocasiones oyes a mujeres embarazadas decir que no saben qué actividad física hacer durante el embarazo o incluso muchos profesionales no saben que indicarles. La demanda creciente, las mujeres embarazadas: “Quiero hacer actividad física estando embarazada, ¿y ahora qué? ¿Es seguro realizar actividad física en el embarazo?. Cuantos mitos existen alrededor de la gestación, ¿sabrías citar algunos?

Antiguamente se pensaba que realizar actividad física durante el embarazo ponía en riesgo la salud del bebé, o que la mamá no aumentaría el suficiente peso como para ser considerado un embarazo saludable o incluso, que realizar actividad física en el embarazo podía ser perjudicial para el momento del parto. ¿ Qué hay de cierto en estos mitos? La respuesta, estos mitos son totalmente falsos. De hecho, el Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG) reconoció que el estilo de vida sedentario es un riesgo importante para la salud de las mujeres gestantes y publicó sus primeras pautas para el ejercicio durante el embarazo en 1985, y la última actualización fue publicada en 2015 (1). En un pasado blog te explicamos qué actualizaciones se habían publicado. (Consulta las actualizaciones aquí)

¿Es seguro realizar actividad física en el embarazo?

Quiero presentaros un metaanálisis publicado en el año 2016 en el que se incluyeron a 2059 mujeres embarazadas (2). El grupo de mujeres estudiadas realizó actividad física durante el embarazo entre 3 y/o 4 días a la semana. La intensidad del ejercicio fue moderada (60% 80% de la frecuencia cardiaca máxima ), también se incluyeron ejercicios de fuerza ( ¿Para qué es tan importante entrenar la fuerza durante la gestación?, aquí). Los resultados publicados fueron que no se le asoció a la actividad física un mayor riesgo de parto prematuro (es decir, <37 semanas) o a un bebé de bajo peso al nacer.

                                                               vlcsnap-2017-03-15-19h19m26s916

Me gustaría remarcar que, no sólo es seguro practicar ejercicio durante el embarazo sino que además, es una estrategia principal de tratamientos para mujeres que presentan sobrepeso/obesidad, diabetes gestacional e incluso hipertensión arterial crónica. Según publican Muktabhant B et al., en el 2015, la práctica deportiva aeróbica moderada (caminando, danza, aeróbicos) con o sin dieta se asoció con una reducción relativa significativa en el riesgo de un aumento excesivo del peso gestacional (3). Este punto es clave, ya que, parece que la evidencia demuestra que la ganancia de peso excesiva durante el embarazo ayuda a prevenir: macrosomía fetal en los recién nacidos, diabetes gestacional, preeclampsia, dolor lumbopélvico e incluso, incontinencia urinaria (4).

¿Qué ejercicios? ¿Cuándo? ¿Cómo?

De acuerdo con las últimas pautas de ACOG, 2015 (2), a todas las mujeres embarazadas sin contraindicaciones obstétricas y médicas se las debe animar a que sigan las mismas pautas de ejercicio que las mujeres no embarazadas. ¿Cuándo? La mayoría de los estudios de alto impacto utilizan ejercicios aeróbicos y/o ejercicios de fuerza con intervenciones que comienzan después de la primera visita prenatal (semanas 9-12) y duran hasta cerca del término (semanas 38-39) (5). ¿Cómo? Según ACOG, la mejor manera para medir el esfuerzo es con la escala del habla: “Que se pueda mantener una conversación pero no fluida”. Y es más, se le cuestiona al reposo ser una buena práctica terapéutica. Eso sí, la mujer embarazada debe ser entrenada por profesional cualificado. Recuerda que en nuestra página puedes encontrar un trainer especializado para acompañar a la mujer embarazada y en su postparto. Busca al entrenador más cercano a ti aquí.

Y ante la pregunta, ¿es seguro realizar actividad física en el embarazo?. Simplemente comentaros algunas precauciones y contraindicaciones. Debemos asegurar que la mujer se sienta cómoda, este hidratada, se eviten las horas de máxima calor o incluso condiciones de máxima calor y humedad. Además os recordamos que hay algunos signos o síntomas por las que sí se debería interrumpir la actividad física en el embarazo: Pérdida de líquido amniótico, sangrado vaginal, contracciones dolorosas y regulares que no ceden con reposo, mareos, dolor de cabeza… Cualquier síntoma que os suene a no óptimo y no saludable, os debe hacer ser prudentes, igualmente aquí podéis consultar más sobre aquellas señales por las que deberéis detener la actividad física en el embarazo aquí. Se desaconsejan ejercicio que superen el 90% de la FCmáx e incluso grandes cargas o aquellos ejercicios que deban realizarse en Valsalva ( en este caso además de por repercutir negativamente en el bebé, también por la posible lesión que puede darse en el suelo pélvico).

Y cuál podría ser la conclusión de este blog… os dejo a vosotros la interpretación. Mi intención, presentaros un pequeño resumen de lo que dice la ciencia en revistas indexadas y publicadas en el 2015, 2016, 2017… actualidad en estado puro.

Ahora te toca a ti divulgar, comparte este blog, haz saber que la actividad física en el embarazo es una herramienta segura y muy beneficios para la mujer. ¡¡¡Adelante!!!.

Referencias:

  1. ACOG committee opinion no. 650: physical activity and exercise during pregnancy and the postpartum period. Obstet Gynecol. 2015;126(6): e135-e142.
  2. Di Mascio D, Magro-Malosso ER, Saccone G, et al. Exercise during pregnancy in normal-weight women and risk of preterm birth. Am J Obstet Gynecol. 2016;215(5):561-571.
  3. Muktabhant B, Lawrie TA, Lumbiganon P, Laopaiboon M. Diet or exercise, or both, for preventing excessive weight gain in pregnancy. Cochrane Database Syst Rev. 2015;(6):CD007145.
  4. Artal R. Exercise during pregnancy and the postpartum period. http://www.uptodate.com /contents/exercise-during-pregnancy-and-the -postpartum-period. Accessed February 2, 2017.
  5. Perales M., Artral R., Alejandro L. Exercise During Pregnancy. JAMA 2017; 317(11): 1113- 1114

Autora
Irene Fernández Centellas
Fisioterapeuta y Psiconeuroinmunóloga
Co-directora y co-fundadora de FisioFit Woman
Especializada en Uroginecologia, Obstetricia y Fisiosexologia
Máster Oficial en Nutrición Humana y Salud
Profesora colaboradora en diferentes formaciones de postgrado

Más información en :

www.fisiofitwoman.com

info@fisiofitwoman.com

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

Lactancia materna. ¿Qué conocimientos mínimos debemos de tener los profesionales que trabajamos con mujeres embarazadas y post-parto?

Lactancia materna. ¿Qué conocimientos mínimos debemos de tener los profesionales que trabajamos con mujeres embarazadas y post-parto?

El inicio de la maternidad es uno de los periodos mas vulnerables de la vida de una mujer, en el que se enfrentan a dudas e inseguridades, especialmente acerca de la alimentación del bebé. La lactancia es sin duda el aspecto que más dudas genera. Por ello muchas madres sufren la incertidumbre de no saber si su bebé se alimenta correctamente. Además con mucha frecuencia reciben de profesionales sanitarios y conocido consejos erróneos, derivando en un destete precoz no deseado por la diada madre-hijo.

Todos los profesionales que estamos en contacto con madres o niños durante su periodo de lactancia tenemos una gran influencia, ya que nuestros consejos como sanitarios son un referente para ellas. Es por esto que debemos tener una base de conocimientos para poder ayudarlas. La lactancia materna es una recomendación de salud pública mundial, que aporta numerosos beneficios tanto a la madre como al niño, o mas bien, la no lactancia conlleva riesgos. La iniciativa de Unicef IHAN (Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la lactancia) dice que:

“Los profesionales sanitarios recomendarán a todas las madres ofrecer lactancia materna exclusiva en los primeros seis meses y seguir dando el pecho durante al menos los dos primeros años de vida del bebé. Toda información respecto al destete deberá ser coherente con este ideal.”

Según la antropóloga Kathy Dettwyler y sus estudios sobre la lactancia y mamíferos “La lactancia materna abarcaba desde 2,5 años de lactancia como mínimo en los humanos, hasta 7 años como máximo.”

Como fisioterapeutas podemos tener dos focos principales de atención, el primero son las madres que acuden a su fisioterapeuta por cualquier motivo y/o dolencia que puede ser influyente o no de su lactancia, como problemas uroginecológicos frecuentes en el postparto, o por ejemplo una cervicalgia derivada de la tensión muscular en las tomas a causa de una postura forzada.

El segundo foco sería cualquier bebé que acude al fisioterapeuta por una patología susceptible de la misma (cólicos, fisioterapia respiratoria, torticolis congénita..). Es especialmente interesante en el caso de bebés que presentan hipotonía, hipertonía o cualquier problema del desarrollo, ya que estos podrían beneficiarse aún mas de la lactancia por su influencia en la musculatura, especialmente orofacial, y sus beneficios neurológicos.

Sin adentrarnos en los múltiples beneficios de la lactancia ni en todas las patologías a tratar, hay una base mínima que deberíamos conocer:

  • La lactancia materna es a demanda, por lo que nunca podremos decirle a una madre que su bebe hace tomas demasiado frecuentes o largas.
  • Hay una multitud de posturas para dar el pecho, si una madre sufre dolor de espalda en referente a su postura, podemos asesorarla para que pruebe con otras distintas.Lactancia materna. ¿Qué conocimientos mínimos debemos de tener los profesionales que trabajamos con mujeres embarazadas y post-parto?
  • Si la técnica es correcta la lactancia NO duele. Si la madre presenta dolor en el pecho o grietas en el pezón es probable su bebé esté enganchándose en una postura incorrecta, tenga algún problema de succión o pueda presentar frenillo sublingual corto. Nunca digamos a una madre que el dolor es ‘normal’, salvo escasas excepciones. En algunas ocasiones, hay mujeres que tienen una sensibilidad en el pezón que pueda causar molestias que van disminuyendo con el tiempo sin ninguna corrección, ésta es una de ellas.

  • Existen muy pocos medicamentos que realmente contraindiquen la lactancia materna, antes de indicar un destete a causa de un medicamento derivar siempre a la web http://www.e-lactancia.org que valora la compatibilidad de los medicamentos basado en evidencia científica.
  • No recomendar nunca bajo ningún concepto cualquier tipo de infusión o técnica para aumentar la producción de leche, a no ser que tengamos conocimientos avanzados. Si la mamá está desanimada mientras busca ayuda puede aumentar el tiempo de piel con piel con el bebé e intentar relajarse.
  • Si tenemos sospecha de que una madre pueda presentar mastitis (aguda, subaguda o subclínica) derivar siempre a laboratorio para que realicen un cultivo de leche de forma urgente. Algunos de los síntomas de la mastitis son fiebre, malestar general e inflamación en caso de la aguda, pinchazos durante las tomas en la subaguda y sensación de reflejo de eyección escaso en subaguda y subclínica. Mientras esperamos el cultivo puede comenzar a tomarse probióticos para disminuir o eliminar los síntomas.
  • No recomendar el uso de chupete por debajo de las 6 semanas del bebé.
  • Si no tenemos la información necesaria o no estamos seguros de lo que puede ocurrir siempre DERIVAR a la madre a una consultora de lactancia, un grupo de apoyo de lactancia (se pueden consultar todos en la web https://www.ihan.es/grupos-apoyo/ ¡Hay 498 en España!) o a su matrona de referencia.

Como conclusión hemos de apoyar y animar a las mujeres a dar el pecho. Debemos intentar ayudarles a resolver los problemas que puedan surgir, y si no tenemos claro como hacerlo, enviarlas al profesional adecuado y no dar consejos erróneos. Los fisioterapeutas podemos participar si así lo deseamos en cursos de formación en lactancia, y es muy recomendable si trabajamos de forma frecuente en alguno de los campos de referencia.

Autora:

Isabel Haya Carballo

Fisioterapeuta pediátrica

Máster en Manejo Avanzado de la Lactancia Materna, Universidad Rey Juan Carlos, Madrid

Referencias:

Hernández Aguilar MT, Aguayo Maldonado J. La lactancia materna. Cómo promover y apoyar la lactancia materna en la práctica pediátrica. Recomendaciones del comité de lactancia de la AEP. An Pediatr (Barc) 2005;63(4):340-56

Jennifer T, Kathleen A, Margaret H. ABM Clinical Protocol 16: Breastfeeding the Hypotonic infant. Breastfeeding Medicine 2007;2(2)

Algunos links de interés

http://www.laligadelaleche.es

http:// www.ihan.es

http://www.e-lactancia.org/

Más información en :

www.fisiofitwoman.com

info@fisiofitwoman.com

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

Toxicidad uterina

Toxicidad uterina

Y la salud ambiental, ¿La tienes en cuenta preparando el parto? ¿Está tóxico tu útero?

Una estrategia clave para optimizar la salud durante el embarazo es prestar atención a nuestro ambiente y reducir la carga toxica de los bebés mientras se desarrollan en el vientre materno.

Vivimos en un mundo contaminado y es imposible proteger a nuestros bebés al 100% de las toxinas de nuestro entorno. No podemos controlar completamente la calidad del aire que respiramos, por ejemplo, pero sí que hay muchas cosas que podemos hacer para reducir de manera importante el nivel de toxinas que llegan al útero.

Todo lo que respiramos, lo que nos ponemos en la piel, lo que comemos o bebemos se absorbe por el cuerpo y una gran cantidad llega a los bebés en el nuestro vientre.

Este tema es tan importante que es la primera tarea que hacen las alumnas de Mamás en Forma. Analizamos las vías de entrada de las toxinas y planificamos estrategias para poder bajar esta carga tóxica y optimizar la salud de sus bebés.

Todas las mamás quieren ofrecer un vientre materno lo más sano para sus bebés. Si trabajas con embarazadas tienes la oportunidad de educar a las mujeres en este tema tan desconocido y realmente poder influir en la salud de la futura generación de manera muy importante. En nuestros cursos de FisioFit Woman te enseñamos como añadir coaching a nivel de salud ambiental para poder ofrecer un servicio más completo y holístico. Consulta nuestro curso en Tratamiento Saludable y Actividad Física en el embarazo, aquí

Para dar una idea de lo contaminado que está el mundo y lo fácil que es intoxicar el útero, un estudio sobre toxinas medioambientales encontró 287 contaminantes en la sangre del cordón umbilical de los recién nacidos (noticia). De estas sustancias, 180 pueden causar cáncer en humanos y en animales, 217 se conocen como peligrosas para el sistema nervioso y el cerebro y 208 pueden causar malformaciones en animales. ¡Este dato da miedo!

Pues debemos priorizar en bajar la carga tóxica de nuestros bebés. Aquí os presentamos algunas  ideas de cómo hacerlo:

Comer/Beber:

  • Elegir productos ecológicos.
  • Lavar las verduras y las frutas.
  • Quitar la grasa de carne no ecológica.
  • Evitar alimentos procesados, elaborados con aditivos, conservantes, etc. (yo utilizo un app que se llama “E Numbers” para evitar los nocivos).
  • No utilizar plástico para guardar o calentar los alimentos.
  • No utilizar recipientes tóxicos, como teflón, para cocinar.
  • Beber agua de calidad.

En casa:

  • No dejar que nadie fume en casa y estar lejos de fumadores. No dejar que fumadores cojan al bebé sin haberse cambiado la ropa y/o duchado. Los tóxicos de la combustión del tabaco son realmente nocivos para la salud y una de las substancias más difíciles de desintoxicar por el organismo.
  • Retirar productos de limpieza tóxicos y cambiarlos por otros ecológicos o elaborar recetas caseras.
  • Tener cuidado con las reformas en casa. Los productos de construcción son muy tóxicos. Elegir pintura ecológica (¡las embarazadas no pueden pintar!) y ventilar mucho.
  • Comprar muebles de segunda mano o como mínimo dejar los muebles nuevos ventilándose antes de entrarlos en casa (en el garaje, el balcón, etc.). Nunca dejes tu bebé recién nacido dormir sobre un colchón nuevo que ha estado envuelto en plástico. Los colchones tienes muchos productos químicos. Lo mejor es que duerman contigo o sobre de un colchón ecológico o como mínimo que el colchón nuevo se haya aireado un par de semanas.
  • Instalar un filtro de agua en la ducha para evitar respirar los vapores de cloro.
  • No entrar con zapatos de la calle dentro de casa. Si se cambian los zapatos en la entrada se evitan entrar una cantidad importante de metales pesados. Esto es especialmente importante cuando los bebés van por el suelo y se ponen todo en la boca. Compra zapatillas y pide que tus invitados también se descalcen.
  • No utilizar ambientadores (se puede utilizar aceites esenciales diluidos pero también asesórate en su uso porque son muy potentes y algunos no son aptos para embarazo ni bebés).
  • Cambiar a productos ecológicos para lavar la ropa y no utilizar suavizante.

Belleza:

  • Reducir los productos de cosmética y cambiar a ecológicos lo máximo posible. Los peores productos son: laca, perfume, cremas (de cara y cuerpo), jabón (gel) de manos, desodorante, pasta de dientes y pinta uñas. Y por supuesto, ¡no pongas perfume al bebé! Es muy muy tóxico y además le perturba su olfato para descubrir el mundo y sentirse seguro oliendo a la mamá. (yo utilizo un app que se llama “ChemicalMaze” para saber si los ingredientes son nocivos.)
  • Si quieres tintar tu pelo elige una peluquería con opciones de tintes naturales y con buena ventilación.

Como veis, hay muchas manera muy efectivas de bajar la carga tóxica. A parte de bajar la entrada de toxinas, también es útil facilitar la eliminación de las toxinas y fortalecer las vías que tiene el cuerpo de gestionar la carga tóxica. De esto hablaremos en un futuro blog. Si empezamos bajando el nivel de toxinas entrante y apoyamos el cuerpo con alimentación denso en nutrientes, actividad física, contacto con la naturaleza, descanso y mentalidad positiva, estamos ofreciendo un vientre materno óptimo y sano para los bebés. Ellos lo merecen.

Si quieres conocer más, consulta la formación que hemos creado para ti, aquí

¡Si te ha gustado el artículo no dudes en compartir!

Más información en :

www.fisiofitwoman.com

info@fisiofitwoman.com

Autora:
Kaisa Tuominen
Licenciada en Ciencias del ejercicio físico
Coach Perinatal
Máster en Educación y Prevención de Salud
Directora de Mamás en Forma – Mare radiant

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

El trabajo de parto y los movimientos cardinales. Un gran protagonista: el bebé

El trabajo de parto y los movimientos cardinales.Un gran protagonista: el bebé

Muchas mujeres se preguntan en qué momento empieza el trabajo de parto, qué es el parto, cómo notaré que estoy de parto.

El trabajo de parto y el parto o nacimiento, como me gusta a mi llamarlo, no son mecanismos pasivos en el que las contracciones uterinas empujen al bebé hacia la salida del cuerpo de la madre. El bebé es uno de los grandes protagonista. Debe jugar con tres variables para alcanzar el camino a la vida: las contracciones uterinas, la pelvis de la mamá y el bebé en sí mismo.

El envejecimiento de la placenta, la distensión uterina, la oxitocina, el descenso en el nivel de prostaglandinas circulantes, la maduración de las glándulas suprarrenales del bebé, etc, son algunas de las teorías que pretenden explicar cómo se inicia el trabajo de parto.

Hoy queremos centrarnos en uno de los grandes protagonistas de esta maravillosa historia, el camino hacia la vida, el bebé.

En el momento en que el bebé ha alcanzado la pelvis de la mamá, se dan una serie de movimientos que permiten al bebé recorrer la pelvis ósea y blanda. Estos movimientos son los movimientos cardinales. Los movimientos cardinales se refieren a los cambios de posición en la cabeza del bebé durante su paso por el canal del parto.

Los movimientos cardinales son de carácter rotacional. De este modo el bebé podrá ir superando las asimetrías propias de la morfología ósea de la pelvis de la mamá en relación a su cuerpo. Se describen siete movimientos cardinales:El trabajo de parto y los movimientos cardinales. Un gran protagonista: el bebé

  1. Encajamiento,
  2. Descenso
  3. Flexión
  4. Rotación interna,
  5. Extensión
  6. Rotación externa 
  7. Expulsión

¿Cómo se da la secuencia de movimientos cardinales?

Encajamiento. El encajamiento se refiere al paso más ancho de entrada a la pelvis. En relación al bebé, el diámetro más ancho es la distancia biparietal, si se presenta en posición cefálica y, el diámetro bitrocantereo si se presenta en posición podal. Clínicamente, el encajamiento se puede confirmar mediante palpación tanto por vía abdominal como vaginal. En el 70% de las mujeres, el bebé entra en el diámetro superior en posición transversal del occipucio. En mujeres nulíparas, el acoplamiento de la cabeza del feto se produce normalmente en alrededor de la semana 36 de gestación. En multíparas, sin embargo, el compromiso puede ocurrir más tarde en la gestación o incluso durante el curso del trabajo de parto.

Descenso. El descenso se refiera al paso hacía abajo a través del canal del nacimiento. El descenso del bebé,aunque no se pare, no es continuo, hay momentos de aceleración y desacelación.

Flexión. El bebé suele encontrase en flexión cervical aunque quizás no es una flexión completa. La resistencia que ofrecen los tejidos blandos y la parte ósea de la pelvis hacen que la flexión cervical se dé de manera pasiva y completa a lo largo del trabajo de parto. El objetivo de que el bebé adopte la posición de flexión cervical es para que se presente a la madre por el diámetro más pequeño de la cabeza ( diámetro suboccipitobregmático) para que el paso por la pelvis sea óptimo.

Rotación Interna. El bebé pasa de una presentación, generalmente occipito transversal a una posición anteroposterior. Este cambio de posición necesita de una rotación interna. Esta rotación interna al igual que el movimiento de flexión, se dará de forma pasiva por la forma de la pelvis y por la musculatura del suelo pélvico. Si nos imaginamos la disposición de la musculatura del suelo pélvico en forma de “ escalera de caracol” podemos entender como, a medida que el occipital desciende a través del canal del parto, la musculatura hace girar la cabeza hacia la sínfisis del pubis ( o de manera menos habitual hacia la concavidad del sacro). Esta rotación permite que la parte más ancha de la cabeza del bebé corresponda con la parte más ancha de la pelvis de la madre.

Extensión. Dado que la dirección de salida de la vagina es hacia arriba y hacia delante, la extensión de la cabeza debe ocurrir antes de que la cabeza pase a través de la vagina. A medida que la cabeza va descendiendo por el canal de la vida, se produce un abultamiento en el periné hasta la Coronación. La Coronación es el momento en que el diámetro mayor de la cabeza del bebé está rodeado por el anillo vulvar. Y aquí es donde nos podemos preguntar, ¿ Episiotomía sí, episiotomía no?… Creo que es un tema suficientemente importante y delicado como para dejarlo para otro blog. Por ahora sólo deciros que la práctica de la Episiotomía puede hacer que haya más pérdida de sangre materna y un aumento del riesgo de desgarro del esfínter anal ( desgarro de tercer grado) y de la mucosa rectal ( desgarro de cuarto grado). Os invitamos a leer aquí la entrada sobre masaje perineal y qué puede hacer éste en la salud del periné.

Rotación externa. Es el movimiento que le permite al bebé colocarse en la misma posición en la que ha entrado en el encajamiento. Ahora los hombros deberán seguir el mismo camino que ha seguido la cabeza. La parte anterior del hombro hace una rotación interna de unos 45º y la cabeza acaba de adoptar la posición de extensión cervical. En este momento si se tracciona del bebé aumenta el riesgo de provocar una parálisis del plexo braquial. Le seguirá el cuerpo, las piernas y los pies.

Expulsión. La expulsión es la entrega del bebé. La bienvenida al bebé es inminente y en pocos instante la mami ya podrá tener a su preciado bebé en sus brazos.

Tras el parto o nacimiento es interesante dejar que la sangre que contiene la placenta infunda al bebé, aunque eso lo dejamos para más adelante…

Y con esta sabiduría innata que tienen los bebés, sólo nos queda decirle a las madres que su bebé sabe perfectamente lo que tiene que hacer para emprender su camino hacía la vida exterior. Sólo tenemos que acompañarlo y vivir plenamente el momento. La recompensa seguro es maravillosa. ¡Disfrutad del camino!

De este y muchos temas más relacionados con el momento del nacimiento, la gestación, la programación emocional y la programación metabólica, entre otros, hablamos en los cursos de FisioFit Woman. Consulta el curso Tratamiento Saludable y Actividad Física en el Embarazo aquí y conviértete en un experto en salud perinatal.

¡Si te ha gustado este post, no dudes en compartir!

Autora

Irene Fernández Centellas

Fisioterapeuta y Psiconeuroinmunóloga

Especializada en Uroginecologia, Obstetricia y Fisiosexologia

Máster Oficial en Nutrición Humana y Salud

Profesora colaboradora Fundación Universitaria del Bages, UManresa

Co-Directora y Co-Fundadora de FisioFit Woman

Referencias:

F. Cunningham. Williamns Obstetrics. 24th Edition. Ed.: Mc Grau Hill; 2014.

Larges Parente. Biomechanics of the Pelvic Floor during Vaginal delivery. Facultat de ingenieria Biomédica de Porto,Thesis Doctoral; 2008

Más información en :

www.fisiofitwoman.com

info@fisiofitwoman.com

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

4 consejos para tener un parto fantástico

4 consejos para tener un parto fantástico

En ocasiones nos planteamos un parto fantástico, un parto soñado, un parto idílico. El encuentro con el bebé debería ser un momento fantástico. ¿Qué podemos hacer para que así sea?

1. Elige con mucho cuidado dónde y con quién quieres que tu hijo/a llega a este mundo.

Primero tienes que informarte para poder decidir cómo quieres que sea tu parto y después buscar el sitio y los profesionales que ofrecen el servicio que buscas. Por ejemplo, si deseas un parto sin lesiones en el periné, es mejor no elegir dar a luz en un sitio o con un profesional con tasas de episiotomias altas y donde la posición de litotomía esté protocolizada (parir tumbada boca arriba).

Si te gustaría poder parir con poca intervención médica y sintiéndote respetada, será imprescindible elegir un sitio/profesionales donde crean en la habilidad innata de las mujeres para dar a luz y en dejar que el parto fluya a su ritmo, de manera fisiológica, siempre y cuando sea posible.

Muchas veces las mujeres primero eligen donde parir antes de informarse de la importancia del parto y sin saber exactamente donde pueden aumentar las posibilidades de tener el parto que desean.

Recuerda que es tu parto y no tienes ninguna obligación de parir con una persona que no quieres que asista tu parto! A veces encontramos mujeres que sienten que sería de “mala educación” “despedir” a su ginecólogo de toda la vida. El nacimiento de tu hijo es tan importante que tienes que pensar en ti y en tu bebé y tienes todo el derecho de cambiar de proveedor en cualquier momento. Hemos tenido muchos casos de mamás que han cambiado su plan en las últimas semanas y algunas incluso durante el parto. Si no sientes que te van a respetar, cambia!

Dos paginás web para informarte son:

www.elpartoesnuestro.es

http://www.donallum.org (catalán)

Un libro imprescindible para todas las embarazadas es La Revolución del Nacimiento de Isabel Fernández del Castillo.

2. Evita una inducción del parto innecesaria.

A veces es necesario provocar el parto pero actualmente la gran mayoría de las inducciones son por motivos no recomendados por la OMS. Aquí tenéis una lista de principales motivos de inducción que no son válidos per OMS:

• Peso del bebé (demasiado grande o pequeño)

• Edad maternal

• Estar “demasiado embarazada” (pasar de 41 semanas)

Una inducción es una intervención médica seria y siempre sería importante pedir una segunda opinión médica para asegurar que realmente es necesario hacerlo. La Inducción causa una cascada de intervenciones y aumenta mucho el riesgo de problemas en el parto. Para tener un parto más seguro para el bebé y la mamá, sería importante un parto espontáneo, esperando que tú te pongas de parto y con tus propias hormonas.

Lucha por un parto espontáneo porque las inducciones están muy lejos de ser inocuas. Infórmate y protege tu bebe de una inducción innecesaria.4 consejos para tener un parto fantástico

3. Haz todo posible para lograr niveles óptimos de salud y fitness para facilitar los procesos de parto y de maternidad.

Durante el embarazo es vital seguir una alimentación densa en nutrientes, beber agua suficiente, hacer ejercicio físico adecuado, gestionar bien el estrés, descansar mucho y evitar productos químicos y toxinas (cosmética, productos de limpieza, pintura, tabaco, perfumes, ambientadores, alcohol, pesticidas, colorantes, números E, etc.).

Vale la pena esforzarse y hacer todo posible para estar en la salud óptima para gestar un bebé lo más sano posible, disfrutar de un parto más fácil y tener energía para la maternidad y lactancia. Si cuidas bien tu cuerpo, incluso los tejidos y las hormonas, estarás en condiciones ideales para favorecer el desarrollo correcto de tu bebé y ayudarlo a nacer de manera fisiológica. Esto es es lo que hago con las alumnas de Mamás en forma de Banyoles.

La recuperación postparto también es mucho más fácil para las mujeres que se cuidan (antes y) durante el embarazo.

Asegúrate de encontrar un profesional bien formado en salud y ejercicio físico perinatal. Pide ver su CV. Tú y tu bebe merecéis estar en manos de expertos perinatales con experiencia para asegurar una programación correcta y personalizada.

4. Aprende técnicas de relajación y posturas que faciliten posicionamiento del bebé, la dilatación y el parto.

La relajación es clave para vivir bien las contracciones. Si nos tensamos ante el dolor, éste se intensifica. A más herramientas tengamos para poder “gestionar” las contracciones, mejor irá el parto. Realmente lo que se tiene que hacer es rendir y fluir y no luchar contra las contracciones. Herramientas como vocalizaciones, movimientos, respiración tranquila, visualizaciones, afirmaciones, agua y tacto son muy poderosas para hacer las contracciones más llevaderas.

Un método muy espectacular es el Método Naces (http://www.esthernavarro.es). Es una herramienta muy poderosa basada en varias técnicas como psicología, sexología, hipnosis, PNL y PNI que ayuda a las mujeres a empoderarse a nivel inconsciente para poder vivir el proceso de dar a luz desde la seguridad, la confianza y el amor.

Irene y yo nos hemos formado con Ester Navarro en Método Naces (antes Hipnoparto) y es una herramienta increíble que realmente ayuda a las mujeres a tener partos más fáciles sintiéndose seguras y relajadas. Recomendamos que busques profesionales que aparte de haberse formado con FisioFit Woman en prescripción de actividad física pre y postparto, que tengan formación y experiencia en Método Naces (o Hipnoparto).

Además de las varias técnicas para poder relajar e ir “a la planeta de parto” durante las contracciones, también es útil conocer posturas que ayuden a optimizar la posición del bebe para un parto más fácil y las posiciones para evitar antes y durante el parto. Tu entrenadora/fisioterapeuta tendría que poder darte esta información antes del último mes y así puedes ir practicando las posiciones en casa y evitando que él bebe se coloque de la manera menos deseable.

La aplicación Mamás en Forma (https://itunes.apple.com/es/app/in-shape-moms/ id463411926?mt=8) es otra herramienta donde encontrarás ejercicios y técnicas de relajación para poder irte preparando para el parto.

Mamá, tú y tu bebé merecéis un parto maravilloso! Si sigues estos 4 consejos aumentarás de una manera espectacular vuestras posibilidades de un parto fácil y seguro y una experiencia empoderante:

1. Elige con mucho cuidado donde y con quien quieres que tu hijo/a llega a este mundo.

2. Evita una inducción del parto innecesaria.

3. Haz todo posible para lograr niveles óptimos de salud y fitness para facilitar los procesos de parto y maternidad.

4. Aprende técnicas de relajación y posturas que facilitan posicionamiento del bebé, la dilatación y el parto.

Si eres profesional de la salud y/o de la actividad física consulta la formación que desde FisioFit Woman hemos creado para ti y conviértete en un experto perinatal. Infórmate aquí

Más información en :

www.fisiofitwoman.com

info@fisiofitwoman.com

Autora:
Kaisa Tuominen
Licenciada en Ciencias del ejercicio físico
Coach Perinatal
Máster en Educación y Prevención de Salud
Directora de Mamás en Forma – Mare radiant

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

¿Hipogalactia? Mitos sobre lactancia materna (I)

¿HIPOGALACTIA? MITOS SOBRE LACTANCIA MATERNA (I)

¿Qué es la Hipogalactia?

Siguiendo la definición que proporciona la Asociación alba Lactancia Materna, se entiende por Hipogalactia a la escasa producción de leche materna, que no permite obtener un suministro de leche adecuado para satisfacer en exclusiva las necesidades nutricionales del bebé.

A nadie le sorprende si decimos que la lactancia materna tiene enormes beneficios tanto para el bebé como la mamá, siendo su alimento por excelencia. Si los niños recibiesen al menos 4 meses de leche materna se reducirían el 56% de las hospitalizaciones de los niños menores de un año y 5.400 visitas a atención primaria anuales en España; Y es por ello que el sistema sanitario cada vez se esfuerza mas por elevar las tasas de lactancia teniendo que lidiar con algunos mitos como este, la Hipogalactia.

Hipogalactia, ¿mito o realidad?

Hoy quiero analizar algunos de los mitos sobre lactancia materna que circulan y que me encuentro diariamente en consulta.

No tengo suficiente leche’

El mito por excelencia. Tenemos integrado que ‘no todas las mujeres tienen leche suficiente’. Esta es una de las mayores preocupaciones de los padres, y para prueba de ello, el mayor porcentaje (14%) de las preguntas recibidas en el foro de la AEPED se refieren a la cantidad y calidad de la leche y a la ganancia de peso del bebé.

La inseguridad, especialmente cuando es la primera lactancia de la madre, aumenta con la demanda intensa de un bebé recién nacido y su llanto persistente, pudiendo dar una falsa percepción de hipogalactia. Es importante entender que el pecho funciona bajo la ley de la oferta y la demanda, es decir, cuanto más mama el niño más leche hay. Algunas pautas que empezaron a difundirse hace más de 70 años y por desgracia hoy en día algunos profesionales siguen utilizando, son totalmente erróneas, como por ejemplo: la lactancia es cada 3 horas, 10 minutos en cada pecho.

‘Lactancia cada 3 horas’

¿Qué es lo más erróneo de la afirmación? La lactancia materna debe ser a demanda(*). Si nosotros no esperamos para almorzar a una hora determinada porque ‘no han pasado 3 horas’, un bebé que acaba de salir del útero de su madre, donde recibía alimento de forma constante, menos ¿verdad?.

(*) En casos especiales en los que la ganancia de peso es escasa y el bebé es dormilón, hipotónico o prematuro la lactancia pasará de demanda a oferta, es decir ,serán las madres las que ofrezcan el pecho sin esperar la demanda.

‘Cambiar al bebé de pecho tras 10 minutos’

Los profesionales de lactancia decimos que hay ‘dos leches’ la del principio y la del final. No es algo estricto, no estás dando de mamar y de repente tu leche cambia, pero sí es al final de la toma cuando el niño recibe el mayor contenido graso. Si lo cambiamos después de 10 minutos, esta recibiendo la leche menos grasa de ambos. La recomendación siempre es que el bebé suelte el pecho él solo, después podemos probar a ofrecerle el otro, del que puede que tome o puede que no. Puede que un día tenga más hambre, y otro menos. Y todo esto es normal, ¡Olvidémonos del reloj!

¿Hipogalactia? Mitos sobre lactancia materna (I)

¿Existe entonces la Hipogalactia?

Distinguimos dos tipos de hipogalactia: primaria y secundaria.

La Hipogalactia primaria es un fenómeno extraño que afecta a una minoría de madres, y puede deberse a distintas causas: hipoplasia mamaria (primaria o secundaria); problemas hormonales por retención placentaria, algunos medicamentos o enfermedades hormonales, entre otras.

La Hipogalactia secundaria se debe principalmente a la mala información y aplicaciones de pautas erróneas a la hora de alimentar al bebé, aunque podemos dividirlas en la disminución o ausencia de la estimulación y la mala estimulación o estimulación dolorosa a causa de un mal enganche.

Y lo más importante, ¡En TODAS las hipogalactias, se puede conseguir mejorar la producción láctea!

Si realmente crees que tu bebé no gana peso, su agarre no es adecuado y quieres mantener tu lactancia, por favor ¡Busca ayuda y disfruta de tu lactancia!

Autora:

Isabel Haya Carballo

Fisioterapeuta pediátrica

Máster en Manejo Avanzado de la Lactancia Materna, Universidad Rey Juan Carlos, Madrid

Referencias:

Alison V. Holmes. Establishing Successful Breastfeeding in the Newborn Period. Pediatr Clin N Am 60 (2013) 147–168.

Philip O. Anderson
. The Galactogogue Bandwagon. J Hum Lact (2013) 29: 7

Renate L. Bergmann, Karl E. Bergmann, Katharina von Weizsäcker, Monika Berns, Wolfgang Henrich and Joachim W. Dudenhausen. Breastfeeding is natural but not always easy: intervention for common medical problems of breastfeeding mothers – a review of the scientific evidence. J. Perinat. Med. (2014) 42(1): 9–18

Algunos links de interés

http://albalactanciamaterna.org/

http://www.lactapp.es/

http://www.e-lactancia.org/

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

 

¿Trabajas con embarazadas?, evita errores comunes II

¿Trabajas con embarazadas? evita errores comunes II

Embarazadas.
¿Trabajas con embarazadas ? ¿Es posible que sin querer estés cometiendo estos errores comunes con clientes embarazadas?

En este post vamos a echar un vistazo a los ejercicios contraindicados para las mujeres con las hemorroides y lo que los papás (o acompañantes en el nacimiento) necesitan saber para que el nacimiento sea lo más fisiológico posible. ¡Temas Interesantes e importantes!. Este es el segundo post de una serie de publicaciones sobre la falta de información en el trabajo como coach prenatales que somos.

En el primer post hablamos sobre los 4 pasos que debes enseñar a tu cliente embarazada acerca de cómo completar el microbioma de su bebé y cuáles son las mejores y las peores posiciones de parto para evitar/causar lesión en el suelo pélvico. Recuérdalo aquí

Las mujeres merecen un coaching lo más increíble y completo durante estos preciosos meses de embarazo. Empoderar a las mujeres a ser más saludables, tener partos más fáciles y seguir las necesidades fisiológicas de los bebés cambia el mundo. ¡De verdad!

Te recordamos las preguntas que formulamos para comprobar la calidad de tu servicio:

1. ¿Mis alumnas embarazadas saben sobre las mejores y peores posiciones de parto para la salud del suelo pélvico? (haz click aquí para leer el primer de los 3 post que hemos preparado para ti)

2. ¿Mis alumnas embarazadas saben lo que es la microbiota y los cuatro pasos importantes para asegurar un buen microbioma en el bebé? (también esto lo hablamos en el primer blog.)
¿Trabajas con embarazadas?, evita errores comunes I

3. ¿Mis alumnas embarazadas y sus acompañantes saben lo que facilita y lo que dificulta la segregación de las hormonas de parto para mejorar las posibilidades de un parto seguro y fácil?

4. ¿Puedo ofrecer a mis alumnas embarazadas ejercicios y posturas para aliviar las hemorroides y dar instrucciones para evitar que aparezca en el primer lugar?

5. ¿La programación que ofrezco para el último mes de embarazo incluye ejercicios para facilitar el posicionamiento fetal óptimo y no favorece la mala posición?

6. ¿Sé lo suficiente sobre la lactancia humana para evitar hacer comentarios desafortunados (aunque bien intencionados) que podrían debilitar la experiencia de la lactancia de mis alumnas?¿Trabajas con embarazadas?, evita errores comunes II

Los temas 5 y 6 hablaremos en el 3 blog.

Poder ser un coach de mujeres embarazadas es un regalo increíble. Debemos tratar esta oportunidad con la consideración y respeto que se merece. ¡Ser un especialista perinatal nos obliga a estudiar mucho!

Así que vamos seguir trabajando con nuestra lista de preguntas. En este post hablaremos de la tercera y cuarta cuestión.

3. ¿Mis alumnas embarazadas y sus acompañantes saben lo que facilita y lo que dificulta la segregación de las hormonas de parto para mejorar las posibilidades de un parto seguro y fácil?

Nuestro objetivo principal es transmitir que dar a luz es un momento de la vida que te transforma. Muchas mujeres no son conscientes de que nuestros partos afectan a nuestra salud física y emocional. La sociedad tampoco da mucha importancia a cómo los bebés llegan a este mundo. Dar a luz y nacer nos deja huellas para toda la vida.

Nuestra tarea es educar a la madre (y acompañante) para que puedan optimizar las posibilidades de un parto respetado y seguro. Como mínimo este es lo que quieren todas las mujeres – un parto seguro y respetado (sin tener en cuenta si será quirúrgico, en el agua, en casa, con o sin ayuda o cualquier otra cosa).

Para optimizar la seguridad de la mujer y del bebé durante el parto, las hormonas necesarias para el parto deben estar bien orquestadas. Como ejemplo de lo que esto significa vamos a echar un vistazo a una de las partes potencialmente más “peligrosas” de parto, el alumbramiento de la placenta. Es un momento crítico de posible hemorragia. La hemorragia es más probable en un ambiente que inhibe las hormonas postparto, necesarios para que salga bien la placenta y es menos probable en un entorno que facilite estas hormonas.

Y…¿ qué facilita las hormonas del parto? Un ambiente que facilita las hormonas “pro-parto” y hace que esta parte del parto sea más seguro requiere de un espacio tranquilo, íntimo, cálido y con poca luz donde la mamá se sienta segura y confiada y donde el contacto piel a piel inmediato con el bebé no se interrumpa.

Por el contrario, un ambiente que dificultaría la segregación de estas hormonas sería aquel que presente luces brillantes, el contacto de piel con piel interrumpido, el frío, gran cantidad de personas , es decir factores que estresen a la mamá. Este entorno, desafortunadamente típico, hace el parto más peligroso.

Suena tan obvio y simple, pero por desgracia muchas mujeres están dando a luz en el segundo escenario poniendo innecesariamente en riesgo sus vidas.

Esta idea se aplica a todo el proceso del parto. La dilatación sucede mejor en un ambiente favorable a hormonas “pro-parto”. Así que, se puede decir que es bastante fácil prolongar y dificultar el proceso del parto no respetando las necesidades hormonales de la mujer. Y al contrario, respetando sus necesidades hormonales se mejorar enormemente las posibilidades de un parto normal y seguro.

Los acompañantes deben saber que si ellos están nerviosos y con niveles de adrenalina altos, esto puede influir en el perfil hormonal de la madre y dificultar el proceso del parto. Un aumento de la adrenalina disminuye niveles de oxitocina. La mayoría de los papás/acompañantes son absolutamente inconscientes de esto! Si quieres saber más sobre la oxitocina consulta aquí: Una borrachera de Oxitocina 

¡Si podemos hacer llegar esta información a las madres embarazadas y a sus parejas podemos influir en la salud física y emocional!

4. ¿Puedo ofrecer a mis alumnas embarazadas ejercicios y posturas para aliviar las hemorroides y dar instrucciones para prevenir su aparición?

Si enseñamos ejercicios a embarazadas, debemos conocer si tienen hemorroides (y el resto de la información pertinente de su historia médica para la prescripción de ejercicio adecuado). Es poco ético dar clases de gimnasia prenatal sin conocer la historia médica de cada participante. “Primero no hacer daño” es el lema de los médicos y debe ser nuestra meta también. Si una mujer tiene hemorroides y le prescribimos sentadillas profundas o sentadillas sumo por ejemplo, podríamos estar empeorando su situación.

Ejercicios que ayuden al retorno venoso y disminuyan la congestión pélvica y de las extremidades inferiores son:
• Ejercicios de gemelos
• Sentadillas con rango de movimiento corto
• La postura hipopresiva del triángulo (codos y rodillas en el suelo, glúteo en el aire)
• Elevación del vientre (literalmente levantar el vientre (y bebé)) mientras se está sentado o de pie)

Además de estos ejercicios podemos ofrecer las madres con pautas generales para prevenir las hemorroides, como la hidratación y una dieta adecuada, evitando estar de pie durante largos períodos de tiempo, controlar el aumento de peso, ejercicio regular, buena salud digestivo, etc. Recordad las pautas que os dimos en el post de hemorroides y lactancia aquí.

Espero que hayas encontrado útil este post. En el próximo blog hablaremos de los comentarios desafortunados de algunos profesionales acerca de la alimentación humana y sobre los ejercicios que facilitan el posicionamiento fetal óptimo.

¿Te gustó esta información?. ¿Tienes poco tiempo para leer artículos científicos pero muchas ganas de ofrecer un servicio excepcional a las mujeres?. ¿Quieres actualizar tus conocimientos? ¡Infórmate de los cursos de FisioFit Woman para convertirte de instructor perinatal o terapeuta periparto en coach perinatal!. Consulta la información aquí

De esta manera podrás ofrecer un servicio mucho más completo a tus mamás embarazadas y evitar la perpetuación de los errores más comunes que ocurren repetidamente en nuestra industria.

Consulta la parte 1 y 3.

Más información

info@fisiofitwoman.com

www. fisiofitwoman.com

Autora:

Kaisa Tuominen

Licenciada  en Ciencias del ejercicio físico

Coach Perinatal

Máster en Educación y Prevención de Salud

Directora de Mamás en Forma – Mare radiant

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un Guión de Buenas Prácticas para el Último mes de Embarazo!

“ Una borrachera de Oxitocina “

“ Una  borrachera  de  Oxitocina “

 Oxitocina. La primera vez que una madre ve a su hijo piensa que su bebé es el más hermoso del mundo y, años más tarde cuando se fija en las fotos de sus primeras horas de vida descubre cosas que en aquel momento pasaron desapercibidas “… estaba hinchado/a, tenía manchas, tenía la cara un poco deformada…”

¿Una gafas especiales?

En el nacimiento del bebé la oxitocina ciega a la madre, le hace ver una realidad única. El momento en que la oxitocina alcanza sus niveles más altos es inmediatamente después de dar a luz y es este momento hormonal fundamental para la creación del vínculo madre-bebé. Como mamíferos, nuestro cuerpo “nos droga” para asegurar la supervivencia de la especie. Unos niveles altos de oxitocina aseguran que nos enamoremos de nuestros bebés, que se cree un profundo apego y por lo tanto que las madres se sientan obligadas a hacerse cargo de ellos, protegerlos, alimentarlos y cuidarlos.

Cuando se habla sobre el embarazo, el parto y la maternidad, la oxitocina es la madre de todas las hormonas. Esta hormona es responsable de la supervivencia de la especie humana, se requiere para el parto, la lactancia materna y el apego. También es conocida como la hormona del amor, la curación, la calma y la empatía.

¿Qué se consigue con unos buenos niveles de oxitocina?

La palabra oxitocina significa nacimiento rápido, unos buenos niveles de oxitocina así como una buena sensibilidad a la misma mejora la facilidad, el placer y la seguridad para la mamá y el bebé durante el parto según Sarah Buckley. La tarea de cualquier persona que acompañe a una mujer durante el parto es asegurarse de que el entorno sea apropiado para mantener unos óptimos valores de oxitocina. A mayor oxitocina y menor adrenalina, la madre sentirá menos dolor, el trabajo de parto será más corto y más fácil y sobre todo el proceso será más seguro, incluyendo reducción del riesgo de hemorragia posparto. Esta parte es muy importante , ya que las mujeres y los bebés se lesionan en partos complicados causados por la falta de respeto a sus necesidades hormonales y la falta de seducción de la oxitocina.

Lo que digo no es un secreto, está ampliamente documentado e investigado y la información está disponible, sin embargo la mayoría de mujeres siguen dando a luz en situaciones que favorecen a la adrenalina y la oxitocina, tímida, se esconde. Imagina una situación hospitalaria típica donde hay luces brillantes, un montón de gente, frío, a la parturienta se le hacen un montón de preguntas, la imagen de los estribos , se siente observada y nerviosa, su pareja está ansiosa y ella esta presionada para que de luz a las 12:00 ya que sino deberán realizar una cesaría. No es un contexto ideal para aumentar los niveles de oxitocina. La liberación de oxitocina se ve reforzada ante situaciones de privacidad, de seguridad, de no sentirse observada, sintiendo libertad de movimiento, en situaciones de calidez, de sentirse amada y admirada…..

¿En qué parte del proceso del parto está implicada?

La oxitocina ayuda a sentir calma mediante la activación del sistema nervioso parasimpático. Se libera a pulsos rítmicos por el hipotálamo y causa contracciones uterinas, el reflejo de expulsión fetal y subida de la leche.

Los altos niveles de oxitocina durante el parto son neuroprotectores para el bebé. La oxitocina endógena atraviesa la placenta y llega a su cerebro. Esto inhibe la actividad cerebral del bebé y disminuye las necesidades de glucosa y oxígeno durante el parto. Dado que las contracciones pueden ser intensas para el bebé, esto le sirve como mecanismo de protección.

El estiramiento al que está sometida la vagina durante el descenso del bebé por el canal del parto hace aumentar los niveles de oxitocina para ayudar a la madre a dar los últimos empujones para traer a su bebé al mundo. Esto también es una forma de asegurar que los niveles de oxitocina estén por las nubes cuando la mamá y el bebé se encuentren por primera vez. Así se asegura la impronta y el amor a primera vista. Es una de las razones por la que algunas mujeres explican que después de una cesárea han necesitado un tiempo para enamorarse de sus bebés. Su neocórtex ( la lógica) sabe que el bebé es suyo, pero su cuerpo y sus hormonas no.

Los primeros 60 minutos posteriores al nacimiento, los niveles de oxitocina están más altos de lo que nunca estarán en la vida de una mujer. Mecanismo esencial para ayudar a contraer el útero y así detener el sangrado. Es además vasodilatadora (y por lo tanto aumenta la temperatura) de la pared torácica de la mamá por lo que es el lugar adecuado para mantener al bebé caliente. La mirada, el contacto piel con piel de la mamá y el bebé hace que los niveles de oxitocina se eleven; los bebés presentan unos niveles elevados de oxitocina 4 días después del parto. La leche materna también incluye oxitocina y la lactancia da a la mamá una calma maravillosa y el sentimiento amoroso.

OXITOCINALa lactancia materna es una gran manera de combatir el estrés de la maternidad debido al impacto de oxitocina en la madre. Algunos estudios demuestran que las mamás que daban pecho e incluso un corto periodo de lactancia estaban más tranquilas 6 meses después del parto que las que no. A veces se aconseja a las mujeres dejar la lactancia al volver al trabajo, “mantenerla te va a ser difícil” pero en realidad, la lactancia materna para una madre que trabaja no sólo es una fantástica manera de conectarse y nutrir a un bebé, sino también tiene un mecanismo de protección para el perfil hormonal de la mujer .

Desde FisioFit Woman queremos ayudarte a entender cuál es la orquesta hormonal necesaria para el parto y enseñarte formas naturales de aumentar los niveles de oxitocina para el parto, la lactancia materna, la unión y el bienestar de vida.

Autora:

Kaisa Tuominen

Licenciada  en Ciencias del ejercicio físico

Coach Perinatal

Máster en Educación y Prevención de Salud

Directora de Mamás en Forma – Mare radiant

Referencias

Fuentes: Oxitocina, Kerstin Uvnäs Moberg 2009
Hormonal Fisiología de tener hijos: Evidencia e Implicaciones para Mujeres, Bebés y Maternidad Cuidado, 2015, Dr. Sarah J Buckley.

Más información:

www.fisiofitwoman.com
¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

TU MEJOR MANERA

IMG-20140824-WA0012 (1)

Tu mejor manera

¿baby-led weaning o triturarle la comida? ¿educación: formal, no formal, informal? ¿escuela libre o por proyectos? ¿colecho o que duerma solo? ¿educar con límites o dejarlo hacer? ¿sabré hacerlo? ¿seré capaz? ¿qué hago yo ahora?

Cuando eres padre o estas a punto de serlo, estas preguntas irán apareciendo en tu vida.

¿Entonces qué podemos hacer cuando la situación nos desborda? Y cuando mi hijo se sienta en medio de la calle y decide tener la rabieta más grande del mundo, ¿qué hago? O cuando opinan, opinan y opinan los demás sobre mi manera de hacer con mis hijos, que si esto: bla,bla,bla… que si lo otro: más bla, bla, bla…

En primer lugar: RESPIRA, no hay un manual idéntico para cada niño ni para cada padre. Tú eres única mamá. Tú eres único papá. Y por supuesto, tu hijo es único (aunque tenga 2 hermanos más).

No hay un único método infalible, porque no hay niños idénticos ni padres iguales. Po eso no hay métodos ni únicos, ni idénticos, ni iguales.

Recursos que des de nuestro Laboratorio y des de nuestro día a día queremos compartir contigo.

¡Vamos allá!

CONÓCELE.

Conoce a tu hijo tal y como es y no como tú quisieras que sea. No son proyecciones nuestras. No son lo que nosotros nunca fuimos. Sencillamente: son, y mucho.

ATTACHEMENT PARENTING.

Cuantas veces hemos adjuntado archivos en el correo electrónico. Adjunta también a tu hijo. Cuanto más apego exista, más libertad y seguridad tendrá. Cuanta más dependencia de bebés, más independencia en la infancia, adolescencia y edad adulta tendrá.

LIMITA, ESTRUCTURA Y EDUCA EN VALORES

No se trata de decir “no” cincuenta veces al día. Sino de guiarlo. El camino lo dibuja él/ella, eso está claro. Pero tú eres el adulto, tú le pones palabras a lo que siente, tú le ayudas a que conozca y reconozca que está bien o no tan bien.

EDUCA CONSCIENTE E INCONSCIENTEMENTE.

¿Qué crees que tiene mayor impacto: lo que se dice o lo que se percibe por los sentidos? Está claro que lo segundo. Así que por mucho que le mandes a tu hijo lavarse las manos antes de comer, lo que él aprende es que tú no lo haces.

HABLA Y ESCUCHA.

Explícale donde iréis, qué haréis, prepárale. Tú también agradeces que lo hagan ante un cambio. Cuéntale cómo te sientes y como estas. Qué has hecho durante el día. Por que, ¿por qué tendría que hacerlo él, si tú no lo haces?

Escúchale. Apaga tu altavoz. No adelantes. Deja que se explique. Si le cuesta, es normal. Ten paciencia. No interpretes. Pregunta sin condicionar si no lo entiendes. Haz lo que se llama: escucha activa.

COHERENCIA EMOCIONAL. ACOMPAÑA.

Permite que exprese como se siente y de la manera como lo sienta. No juzgues. Quizás para ti es una tontería que se le haya roto una muñeca, porque puedes comprarle otra. Pero para ella es lo peor que le ha podido pasar. Explícaselo y acompáñala sin desmerecer su emoción. Y permítete a ti agobiarte, estar triste, estar enfadada, y dale también coherencia si te pregunta que te pasa, y no contestes con un “nada” cuando no es cierto.

Sea cuál sea pues tu perfil en educación, será tu mejor manera. Seguro. Así que: respira, conócele, apégate, estructura y educa en valores, educa sin educar, habla y escucha activamente, y sobre todo ten coherencia emocional.

AUTORA.
Noemí García de Marina
Batega. Laboratori emocional

LOGO_BATEGA_copia (1)

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!