¿Es seguro realizar actividad física en el embarazo?

¿Es seguro realizar actividad física en el embarazo?

En muchas ocasiones oyes a mujeres embarazadas decir que no saben qué actividad física hacer durante el embarazo o incluso muchos profesionales no saben que indicarles. La demanda creciente, las mujeres embarazadas: “Quiero hacer actividad física estando embarazada, ¿y ahora qué? ¿Es seguro realizar actividad física en el embarazo?. Cuantos mitos existen alrededor de la gestación, ¿sabrías citar algunos?

Antiguamente se pensaba que realizar actividad física durante el embarazo ponía en riesgo la salud del bebé, o que la mamá no aumentaría el suficiente peso como para ser considerado un embarazo saludable o incluso, que realizar actividad física en el embarazo podía ser perjudicial para el momento del parto. ¿ Qué hay de cierto en estos mitos? La respuesta, estos mitos son totalmente falsos. De hecho, el Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG) reconoció que el estilo de vida sedentario es un riesgo importante para la salud de las mujeres gestantes y publicó sus primeras pautas para el ejercicio durante el embarazo en 1985, y la última actualización fue publicada en 2015 (1). En un pasado blog te explicamos qué actualizaciones se habían publicado. (Consulta las actualizaciones aquí)

¿Es seguro realizar actividad física en el embarazo?

Quiero presentaros un metaanálisis publicado en el año 2016 en el que se incluyeron a 2059 mujeres embarazadas (2). El grupo de mujeres estudiadas realizó actividad física durante el embarazo entre 3 y/o 4 días a la semana. La intensidad del ejercicio fue moderada (60% 80% de la frecuencia cardiaca máxima ), también se incluyeron ejercicios de fuerza ( ¿Para qué es tan importante entrenar la fuerza durante la gestación?, aquí). Los resultados publicados fueron que no se le asoció a la actividad física un mayor riesgo de parto prematuro (es decir, <37 semanas) o a un bebé de bajo peso al nacer.

                                                               vlcsnap-2017-03-15-19h19m26s916

Me gustaría remarcar que, no sólo es seguro practicar ejercicio durante el embarazo sino que además, es una estrategia principal de tratamientos para mujeres que presentan sobrepeso/obesidad, diabetes gestacional e incluso hipertensión arterial crónica. Según publican Muktabhant B et al., en el 2015, la práctica deportiva aeróbica moderada (caminando, danza, aeróbicos) con o sin dieta se asoció con una reducción relativa significativa en el riesgo de un aumento excesivo del peso gestacional (3). Este punto es clave, ya que, parece que la evidencia demuestra que la ganancia de peso excesiva durante el embarazo ayuda a prevenir: macrosomía fetal en los recién nacidos, diabetes gestacional, preeclampsia, dolor lumbopélvico e incluso, incontinencia urinaria (4).

¿Qué ejercicios? ¿Cuándo? ¿Cómo?

De acuerdo con las últimas pautas de ACOG, 2015 (2), a todas las mujeres embarazadas sin contraindicaciones obstétricas y médicas se las debe animar a que sigan las mismas pautas de ejercicio que las mujeres no embarazadas. ¿Cuándo? La mayoría de los estudios de alto impacto utilizan ejercicios aeróbicos y/o ejercicios de fuerza con intervenciones que comienzan después de la primera visita prenatal (semanas 9-12) y duran hasta cerca del término (semanas 38-39) (5). ¿Cómo? Según ACOG, la mejor manera para medir el esfuerzo es con la escala del habla: “Que se pueda mantener una conversación pero no fluida”. Y es más, se le cuestiona al reposo ser una buena práctica terapéutica. Eso sí, la mujer embarazada debe ser entrenada por profesional cualificado. Recuerda que en nuestra página puedes encontrar un trainer especializado para acompañar a la mujer embarazada y en su postparto. Busca al entrenador más cercano a ti aquí.

Y ante la pregunta, ¿es seguro realizar actividad física en el embarazo?. Simplemente comentaros algunas precauciones y contraindicaciones. Debemos asegurar que la mujer se sienta cómoda, este hidratada, se eviten las horas de máxima calor o incluso condiciones de máxima calor y humedad. Además os recordamos que hay algunos signos o síntomas por las que sí se debería interrumpir la actividad física en el embarazo: Pérdida de líquido amniótico, sangrado vaginal, contracciones dolorosas y regulares que no ceden con reposo, mareos, dolor de cabeza… Cualquier síntoma que os suene a no óptimo y no saludable, os debe hacer ser prudentes, igualmente aquí podéis consultar más sobre aquellas señales por las que deberéis detener la actividad física en el embarazo aquí. Se desaconsejan ejercicio que superen el 90% de la FCmáx e incluso grandes cargas o aquellos ejercicios que deban realizarse en Valsalva ( en este caso además de por repercutir negativamente en el bebé, también por la posible lesión que puede darse en el suelo pélvico).

Y cuál podría ser la conclusión de este blog… os dejo a vosotros la interpretación. Mi intención, presentaros un pequeño resumen de lo que dice la ciencia en revistas indexadas y publicadas en el 2015, 2016, 2017… actualidad en estado puro.

Ahora te toca a ti divulgar, comparte este blog, haz saber que la actividad física en el embarazo es una herramienta segura y muy beneficios para la mujer. ¡¡¡Adelante!!!.

Referencias:

  1. ACOG committee opinion no. 650: physical activity and exercise during pregnancy and the postpartum period. Obstet Gynecol. 2015;126(6): e135-e142.
  2. Di Mascio D, Magro-Malosso ER, Saccone G, et al. Exercise during pregnancy in normal-weight women and risk of preterm birth. Am J Obstet Gynecol. 2016;215(5):561-571.
  3. Muktabhant B, Lawrie TA, Lumbiganon P, Laopaiboon M. Diet or exercise, or both, for preventing excessive weight gain in pregnancy. Cochrane Database Syst Rev. 2015;(6):CD007145.
  4. Artal R. Exercise during pregnancy and the postpartum period. http://www.uptodate.com /contents/exercise-during-pregnancy-and-the -postpartum-period. Accessed February 2, 2017.
  5. Perales M., Artral R., Alejandro L. Exercise During Pregnancy. JAMA 2017; 317(11): 1113- 1114

Autora
Irene Fernández Centellas
Fisioterapeuta y Psiconeuroinmunóloga
Co-directora y co-fundadora de FisioFit Woman
Especializada en Uroginecologia, Obstetricia y Fisiosexologia
Máster Oficial en Nutrición Humana y Salud
Profesora colaboradora en diferentes formaciones de postgrado

Más información en :

www.fisiofitwoman.com

info@fisiofitwoman.com

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

Dolor lumbar en el embarazo

Dolor lumbar en el embarazo

El dolor lumbar en el embarazo es un problema común en un porcentaje muy alto de mujeres gestantes. Algunos autores señalan que hasta el 80% de las mujeres sufrirán dolor lumbar a lo largo de la gestación ( Sabino et at. 2008).La clínica o los síntomas que pueden sufrir las mujeres son muy heterogéneos tanto en severidad de los síntomas como en el tipo de síntomas y en el impacto que estos pueden ejercer en el día a día de la mujer embarazada.

El dolor lumbopélvico en embarazadas se caracteriza por una alteración músculo esquelética que dará como resultado un malestar más o menos invalidante para la gestante. En la mayoría de los casos aparece entre la semana 24 y 36 de gestación siendo más fácil su aparición temprana si la mujer ha sufrido dolor en la zona lumbopélvica previo a estar embarazada ( Depledge et al. 2005).

Se puede clasificar en dos grandes tipos:

Dolor lumbar o,

Dolor lumbopélvico.

La clasificación vendrá dada por la o las regiones donde aparezca malestar: lumbar, sínfisis del pubis, sacroilíaca y/o coxofemoral.

En cuanto a su fisiología de aparición Pannick en el año 2013 refiere que los grandes factores por lo que se puede dar dolor lumbar en el embarazo son:

1. Los cambios en la postura de la mujer

2. Modificaciones en el contenido total de agua corporal

3. Cambios endocrinos que permiten que la gestación siga adelante

4. La congestión que se da en los vasos a epidurales.

Vamos a ir analizando uno a uno y, a su vez dando posibles soluciones para hacer más llevadero estos síntomas en la mujer embarazada.

1. Los cambios en la postura de la mujer

El embarazo en sí produce cambios en la mujer incluyendo el peso, el centro de masa y la postura. Encontramos que en ocasiones, para compensar el aumento de peso en la parte anterior del cuerpo, la mujer embarazada se aleja de una postura que permita mantener un abdomen tónico y un glúteo firme y activo, grupos musculares importantes para aguantar la postura.Como profesionales debemos asegurar que la mujer mantiene la barriga alta, y se sitúa en posiciones de crecimiento axial o de autoelongación. La actividad física durante el embarazo(recuerda sus beneficios aquí) y la conciencia corporal son grandes herramientas para conseguir este objetivo, mantener una postura equilibrada durante la gestación.

2. Modificaciones en el contenido total de agua corporal

El aumento en la volemia durante el embarazo dará también como resultado una hidratación de las moléculas de tejido conjuntivo, retención de fluido en el tejido de la columna lumbar y la pelvis e incluso, un aumento de la laxitud en las articulaciones propia a la gestación. No estamos hablando de hiperlaxitud, ya que recuerda que este tipo de mujeres deben ser tratadas con algunos matices importantes. Consulta aquí como afecta la hiperlaxitud sistémica a la gestación(consulta). La mujer puede describirnos este síntoma como dolor, ya que la tensión de superficie de este tipo de moléculas habrá aumentado. Una gran estrategia es el movimiento. La contracción muscular y la respiración son de los grandes sistemas para favorecer el retorno venos y mejorara la circulación.

3. Cambios endocrinos que permiten que la gestación siga adelanteRELAXINA

La gran protagonista será una hormona llamada relaxina. Gracias a esta hormona aseguramos que las articulaciones puedan ir adaptándose a la gestación y dar espacio suficiente al bebé, modificar el canal del parto haciéndolo más amplio y elástico. Sin embargo, en contrapartida a sus beneficios, algunas mujeres refieren estos cambios como inestabilidad gestacional. Los profesionales que acompañamos a la mujer embarazada deberemos estudiar cada caso y prescribir los ejercicios más adecuados para cada mujer. En un pasado blog te presentamos un análisis para saber si un ejercicio era seguro para la faja abdominal y el suelo pélvico, recuérdalo aquí

4. La congestión de los vasos epidurales

Un dato a tener presente es que las mujeres, hasta un 67% de las gestantes van a percibir dolor durante la noche. La hipervolemia junto a la posición de descanso nocturno, pueden facilitar que se obstruya la vena cava Inferior y como resultado se dé una congestión de los vasos epidurales (red localizada en la zona de la columna). Aconsejar a la mujer que descanse apoyada sobre el lado izquierdo de su cuerpo o, el uso de cojines para poder adaptar mejor su cuerpo a la cama son estrategias que pueden hacer que esta molestia disminuya.

Recuerda que en el dominio de los matices reside la clave del éxito. Consulta nuestras próximas ediciones de formación aquí en Tratamiento Saludable y Actividad Física en el embarazo y acompaña a la mujer en una etapa tan maravillosa y llena de cambios como es la gestación.

Muchas gracias.

Referencias:
Depledge J, McNair PJ, Keal-Smith C, Williams M. Management of symphysis pubis dysfunction duringpregnancy using exercise and pelvic sup- port belts. Phys Ther. 2005;85:1290-1300.

Mørkved S, Salvesen KA, Schei B, Lyder- sen S, Bø K. Does group training during pregnancy prevent
lumbopelvic pain? A randomized clinical trial. Acta Obstet Gyne- col Scand. 2007;86:276-282.

Pennick V, Liddle SD. Interventions for preventing and treating pelvic and back pain in pregnancy. Cochrane Database Syst Rev. 2013;8:CD001139.

Vermani E, Mittal R, Weeks A. Pelvic girdle pain and low back pain in pregnancy: a re- view. Pain Pract. 2010;10:60-71.

Autora
Irene Fernández Centellas
Fisioterapeuta y Psiconeuroinmunóloga
Co-directora y co-fundadora de FisioFit Woman
Especializada en Uroginecologia, Obstetricia y Fisiosexologia
Máster Oficial en Nutrición Humana y Salud
Profesora colaboradora en diferentes formaciones de postgrado

Más información en :

www.fisiofitwoman.com

info@fisiofitwoman.com

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

¿Sabes como reducir lesiones en el periné durante el parto?

¿Sabes como reducir lesiones en el periné durante el parto?

Hoy queremos presentarte un estudio muy interesante. Su autora, Carolina Walker, nos explica como reducir lesiones en el periné durante el parto. Para mi, este es uno de los estudios más impactantes en el ámbito prenatal.

Esta publicado en 2012 y lo puedes encontrar aquí: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22297706

Este estudio nos demuestra que parir en la posición clásica, la posición de litotomía, aumenta el riesgo de lesiones en el periné y aporta un protocolo fácil de introducir, en el ámbito hospitalario, para aquellas mujeres que eligen como método antiálgico la anestesia epidural. Recuerda que un pasado blog hablamos sobre el dolor y el parto ( recuérdalo aquí)

Durante las clases de actividad física perinatal, unos de los temas que a las mujeres les interesa mucho es el dolor, la analgesia, etc… Yo les recomiendo lean este artículo y que lo lleven a la consulta ginecológica. Una pregunta tan simple como: ” si decido epidural, ¿podría dar a luz tumbada de lado?” , puede hacer que se reduzcan de manera significativa las lesiones en el periné durante el parto.

En España, hoy en día, la mujer que elige epidural casi siempre está obligada a parir en posición de litotomía. No se espera a que ella tenga deseo a empujar, se le pide que empuje cuando el cérvix está a 10cm de dilatación (dilatación completa).images

C. Walker en 2012, nos da una alternativa con resultados muy positivos.

En su estudio randomizado, con una muestra de 199 mujeres, todas bajo el efecto de la anestesia epidural. Se divide en dos grups:

  1. 96 mujeres en el grupo del tratamiento estándar = expulsivo en litotomía y empezar los pujos a 10cm.
  2. 103 mujeres en el grupo de la intervención = cambios posturales durante la dilatación y expulsivo de lado.

El grupo de la intervención eligieron voluntariamente que postura querían entre:

  • Sentada
  • De rodillas
  • De lado
  • A cuatro patas

Se las cambió de postura cada 20-30 minutos durante la dilatación después de suministrarles la epidural.

La fase de los pujos del expulsivo empezó cuando ellas tenias ganas de empujar o si no tenían esperaban 120 minutos (2 horas) antes de hacer pujos dirigidos sin ganas de empujar.

Los resultados de su estudio son espectaculares:

El protocolo de dejar las mujeres cambiar de postura y esperar a que tuvieran ganas de empujar (signo que el bebé está bajo) redujó significativamente el uso de instrumentos, el tiempo del expulsivo y las lesiones perineales. A parte de estos resultados, también vieron que, utilizar el protocolo de movimiento y esperar al deseo de empujar no causo ninguna consecuencia negativa.

En el estudio, la autora comenta que no hay motivo para negar a las mujeres, en fase de dilatación y bajo anestesia peridural el movimiento. Sabiendo además que facilita el descenso fetal.

Protocolo Estándar Protocolo cambios posturales y esperar al deseo de empujar p
Instrumentos 42,1% 19,8% P<0.001
Periné intacto 12.2% 40,3% P<0.001
Episiotomia 51,4% 21% P<0.001

¿Qué os parece? La verdad es que a mi, el día que lo leí, me pareció sorprendente y muy esperanzador.

Los profesionales que trabajamos con mujeres en su etapa perinatal tenemos que poder armarlas con información actualizada. Aunque las cosas van cambiando, aún existen muchos protocolos que dificultan el nacimiento en sí, sobretodo en cuanto a lesiones perineales se refiere. Nuestra tarea es acompañar a la mujer, optimizar sus posibilidades de un parto respetado, con el mínimo riesgo y daño tanto físico como emocional. Educarlas sobre la importancia del movimiento durante la dilatación, la libertad de elegir posiciones del expulsivo y el peligro de pujos dirigidos tempranos guiará a las mujeres a elegir bien donde y con quien dar a luz para aumentar las posibilidades de tener el parto que desean.

Conviértete en un experto en salud y actividad física perinatal. Consulta nuestra formación en formato presencial y en formato on-line. Recuerda que el curso superior universitario en Actividad física y Salud perital on-line empieza en Abril. Infórmate y apúntate al curso aquí.

Consulta las formaciones que hemos preparado para ti. Consulta las formaciones aquí.

Más información en :

www.fisiofitwoman.com

info@fisiofitwoman.com

Autora:
Kaisa Tuominen
Licenciada en Ciencias del ejercicio físico
Coach Perinatal
Máster en Educación y Prevención de Salud
Directora de Mamás en Forma – Mare radiant

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

¿Qué tipo de entrenador eres?

¿Qué tipo de entrenador eres?

¿ Te consideras buen o mal entrenador postparto?¿ En qué te basas para elegir a un entrenador postparto?

La etapa postparto es una fase donde se tiene que buscar un experto en la recuperación postparto para obtener buenos resultados: un cuerpo sano, en forma y sin daños colaterales por culpa de los entrenamientos. Es bastante fácil lesionar una mujer dándole ejercicios incorrectos o progresando demasiado rápido los ejercicios en la etapa postparto.

Si tu entrenador no te ha pedido toda la información que aparece en el listado de más abajo, huye y busca otro entrenador de buena calidad para confiar tu cuerpo en sus manos. En este link podrás encontrar a los profesionales formados por FisioFit Woman en tu zona. Busca un profesional cualificado aquí

Vale la pena invertir en calidad y en profesionalidad: Un entrenador con experiencia durante esta etapa postparto; los errores pueden ser graves. Por ejemplo, prolapso de órganos pélvicos: vejiga, útero, recto… En la recuperación postparto, ¡lo barato sale caro!

Información necesaria que el entrenador post parto debe conocer:

  • Tu pasado obstétrico y los detalles de cada parto (incluyendo las emociones y la satisfacción)
  • Tu estilo de vida (nutrición, gestión de estrés, si tienes una tribu/apoyo, descanso, etc.)
  • Síntomas actuales como pérdidas de orina, dolor en las relaciones sexuales, si tienes hemorroides, si tienes dolor muscular, estreñimiento, etc.
  • Si estás dando pecho y la frecuencia de las tomas
  • Tu historia médica incluyendo accidentes, hospitalizaciones, lesiones, enfermedades, etc.
  • Descripción de tu vida antes del embarazo y antes del parto (actividad física, trabajo, etc.)
  • Tus objetivos específicos y porqué te apuntas al programa postparto

Si las sesiones postparto incluyen estos ejercicios quiere decir que tu entrenador no está muy actualizado en su formación:¿Qué tipo de entrenador eres?

  • Abdominales tradicionales(“crunch”)
  • Ejercicios que aumenten mucho la presión intra-abdominal, por ejemplo, el 100, las tijeras, el roll-up, cualquier ejercicio que mueva las dos piernas a la vez mientras estas tumbada boca arriba, la plancha, rotaciones con carga, flexiones, dominadas, etc.

Si después de leer los signos de un entrenador de baja calidad en el postparto estas preocupada, si piensas que tu trainer no sabe lo suficiente para guiarte en el postparto, aquí tienes los signos de un profesional de actividad física postparto bien formado para acabar de decidir si quedarte o huir:

  • Te pregunta sobre tu historia médica, los partos, tu estilo de vida, estado de lactancia, etc.
  • Te hace firmar un contrato, autorización bancaria, protección de datos
  • Sabes que tiene sus seguros al día
  • Te evalúa el abdomen para conocer el estado de la diástasis recti, sinergia de la faja abdominal con el suelo pélvico, los patrones de respiración, el diafragma, la piel, la movilidad de las articulaciones, la activación de los glúteos, el funcionamiento de Glúteo medio, etc.
  • Te pregunta sobre el funcionamiento del suelo pélvico y dolor en general y recomienda que vayas a un fisioterapeuta especializado en uroginecología si es necesario.
  • Te pregunta sobre tu digestión y alimentación (clave en la recuperación del tono abdominal!)
  • Sabe adaptar tu programa PRO-gresando Y RE-gresando los ejercicios a partir de evaluaciones frecuentes
  • Sabe incluir a tu bebé en las sesiones y sabe crear un ambiente de calma, inclusión y seguridad
  • Notas que te personaliza los ejercicios
  • No incluye ejercicios “de fitness” tipo flexiones, planchas, y pesas en las primeras fases de recuperación
  • Te pide que vayas a un físioterapeuta especializado en uroginecología para “el alta” antes de prescribirte ejercicios más intensos y/o con impacto ( Aquí te dejamos la dirección de la consulta de nuestra fisioterapeuta)
  • Te acompaña, motiva e inspira sin juzgar tu manera de hacer en la crianza

Es importante que entiendas que esta información es necesaria para programar ejercicios personalizados y llevar a cabo un coaching bien hecho.

Las sesiones o programa tendrían que incluir:

  • Ejercicios correctivos para ir normalizando la postura y alineación
  • Ejercicios con estímulos directos e indirectos para activar el suelo pélvico y la sinergia de esta con el resto de la faja abdominal
  • Estiramientos y liberación miofascial para los grupos musculares que lo necesitan (no estiramientos genéricos)
  • Muchos ejercicios de activación de Glúteos medius y maximus . Recuerda el pasado blog post sobre Glúteos en el postparto
  • Ejercicios indirectos utilizando movimientos, palancas y la respiración para lograr activación de la faja abdominal
  • Una progresión a ejercicios globales y de fitness

Las mamás postparto merecen poder confiar en los profesionales que las tratan. La fase de postparto es una etapa vulnerable y se deben tener en cuenta muchos factores. Confía tu cuerpo en manos de profesionales altamente cualificados, y que trabajen en equipos multidisciplinares para ofrecer el mejor servicio a las mamás.

Si eres entrenador y deseas mejorara tus sesiones, reciclarte o simplemente estar a la última en fitness perinatal consulta las formaciones que hemos preparado para ti. Consulta las formaciones aquí.

Más información en :

www.fisiofitwoman.com

info@fisiofitwoman.com

Autora:
Kaisa Tuominen
Licenciada en Ciencias del ejercicio físico
Coach Perinatal
Máster en Educación y Prevención de Salud
Directora de Mamás en Forma – Mare radiant

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

ALGO MÁS QUE UNA DIÁSTASIS RECTI; PARTE II. El concepto de Elastografía

ALGO MÁS QUE UNA DIÁSTASIS RECTI; PARTE II. El concepto de Elastografía.

En el anterior post “Algo más que una diástasis recti; parte I”, hicimos un pequeño recuerdo de qué es la diástasis, de la importancia o no de la distancia entre los rectos anteriores del abdomen y empezamos el análisis del cómo entrenar la faja abdominal. Recuerda Algo más que una diástasis recti; parte I (aquí).

Comentamos como las últimas tendencias refieren que parece ser que la distancia entre rectos no es tan importante como creíamos y que la capacidad de las estructuras miofasciales de transmitir fuerzas es lo realmente importante en el tratamiento de la diástasis recti.

A partir de la máxima que tanto Kari Bo, como de D. Lee publicaron: “Ambos equipos consideran que el trabajo a partir de los Rectos anteriores del Abdomen aproxima la distancia entre Rectos y que el trabajo a partir de los músculos laterales, en concreto, a partir del músculo Transverso del Abdomen aumenta la distancia entre Rectos” decidimos hacer un estudio de casos bajo control ecográfico y esto fue lo que encontramos. Antes de explicaros quiero agradecer a Carles Munné Rodríguez fisioterapeuta en Osteosport Manresa por su ayuda en este seguimiento.

Por partes:

1º. De entrada comentarios que sí, que bajo control ecográfico, queda clarísimo que, la contracción de los Rectos anteriores del abdomen cierra la diástasis y que la contracción del Transverso (lo más aislado posible) la abren. ¡Sopresa, no quería creeerlo…!

2º. Otra sinérgia que queda bastante clara es que, si el timming de activación muscular es correcto, al activar el suelo pélvico voluntariamente, el área de sección trasnversal del total de los músculo abdominales es mayor. Dicho de otro modo, la contracción aislada del suelo pélvico acaba activando la parte más profunda del paquete muscular abdominal, sobretodo Transverso y Oblicuo interno.

De hecho me gustaría ir un poco más allá. Hemos estado haciendo varias pruebas y, Carles me enseñó un concepto desconocido para mi: la elastografía. 
Y, ¿qué es la elastografía?. Elastografía es la capacidad que tiene un tejido para soportar una deformación. A menos elastografia presente más “rígido” es. Recordad esto ya que lo retomaremos más adelante.
Y… ¿Qué le sucede a la linea alba ante una contacción de los rectos anteriores del abdomen?. Pues bien, la hipótesis de D.Lee es que los rectos anteriores del abdomen de manera aislada, efectivamente cierran la diástasis pero no son capaces de proteger a la linea alba de la presión que se ejerce en el abdomen ante un ejercicio tipo curl up (demostrado ecográficamente). La diástasis se cierra pero a la vez se deforma el tejido.Este concepto de deformación el equipo de Kari Bo no le da importancia. Si esa presión es suficiente como para lesionar el tejido conjuntivo o no, eso no lo sé. Lo que sí sé es que si no hay buena gestión de la presión abdominal quizás y repito quizás( por tanto es una hipótesis) si que puede ser un factor que pueda lesionar el tejido. Repito bajo un mal control de la presión abdominal.
Y… ¿El suelo pélvico?. Lo que sí comprobamos es que la presión va hacia el suelo pélvico. Por tanto, cuidado con el “curl up/crunch” si no se gestiona bien la presióna nivel abdominal o bien,…. os cuento más adelante. Segunda cosa que dejamos para más adelante, la elastografia y la presión en el suelo pélvico…ALGO MÁS QUE UNA DIÁSTASIS RECTI; PARTE II. El concepto de Elastografía.

Y… ¿Qué le sucede a la linea alba ante una contacción del Transverso del Abdomen del abdomen?. Como ya os he dicho antes, y según ambas hipótesis, la diástasis de abre. Y… ¿El suelo pélvico?. Pues bien, si hacemos co-contracción de Suelo Pélvico y de “Transverso”, la diástasis se separa pero, no se produce deformación en la línea alba. Retomando el concepto de elastógrafia, el tejido conjuntivo se vuelve más rígido.Dicho de otro modo, las capas más inferiores aumentan de densidad, la línea alba quizás queda protegida de una posible deformación.

Mi siguiente pregunta fué y …. ¿Qué pasa con los hipopresivos?. En los casos analizados, el hipopresivo convencional, áquel que se realiza espirando libremente y permitiéndole al abdomen que se relaje antes de realizar la apnea y apertura costal…. el grado de elastografía aumenta, es decir, el tejido soporta muy poco esa tensión y la separación de la diástasis aumenta bastante. En cambio, si se realiza el hipopresivo forzando la espiración y manteniendo activo el abdomen, la separación también se da pero la elastografía disminuye, es decir, la linea alba queda protegida por las capas musculares más inferiores.

A partir de aquí… ¿Y ahora qué? El análisis del comportamiento de la faja abdominal demuestra que, tal y como nos habían explicada que debíamos entrenar el abdomen no es correcto para todos los casos. ¿Os ha pasado alguna vez que los hipopresivos hayan aumentado o “desprogramado” la faja abdominal?. Durante años he sido docente en técnica hipopresiva. En ocasiones había alguna cosa que me decía que algo fallaba, y aquí estudiando con un ecógrafo puede ver la realidad del momento. He sido y seré fiel defensora de los hipopresivos. Un volumen muy grande de pacientes que trato en la consulta son mujeres en etapa postparto o incluso pacientes que presentan grandes diástasis, prolapsos de los órganos pélvicos, etc.

Mi opinión a cerca de todo lo “descubierto”.
¿Voy a seguir usando hipopresivos?. Sí, pero a partir de una espiración forzada.
¿Y si no controla la gestión de la presión que ejerce la espiración forzada y la paciente cliente presenta un prolapso? Elegimos posturas hipopresivas declinadas y de esta manera podemos mantener la co-activación, evitando así laseparación excesiva de los rectos anteriores del abdomen.
¿Y en un postparto más inmediato?. Quizás es más interesante empezar con ejercicios de estabilización y ejercicios o técnicas que despierten a la musculatura profunda para permitir que se de el timming de activación muscular correcto.
¿ Y el trabajo aislado de rectos? Si no hay buen control de la gestión de la presión no es demasiado interesante para el suelo pélvico pero si para la faja abdominal.
¿ Y el trabajo aislado del transverso?. Por mi parte está prácticamente descartado.
Y de todo,¿ qué hago con la diástasis? Actualmente, bajo control ecográfico lo mejor es el trabajo excéntrico de rectos anteriores del abdomen. Y, ¿ lo puede hacer todo el mundo?. Pues no, aquí es donde la imaginación del profesional tiene que aparecer en escena para el tratamiento de su paciente/ cliente.

Y sino, aún mejor. No hay mejor tratamiento que la prevención. Más información sobre como evitar una diástasis excesiva durante el embarazo aquí.

Si os ha gustado el post, compartidlo. Y lo más importante aún, no os creáis nada y poneros manos a la obra para comprobarlo vosotros mismos.

Recordad que en el curso de Actividad Física y Salud en el Postparto, explicaremos las 5 fases de para planificar la recuperación postparto. Os enseñaremos test específicos y herramientas para conocer cuando debemos progresar o re-gresar nuestra planificación en cuanto a la actividad física. El objetivo es que la mujer recupere las estrategias óptimas de activación de la faja Abdominal y del Suelo Pélvico asegurando así una buena recuperación postparto.

Autora:

Irene Fernández Centellas

Fisioterapeuta y Psiconeuroinmunóloga

Especializada en Uroginecología, Obstetricia y Fisiosexología

Máster Oficial en Nutrición Humana y Salud

Profesora colaboradora Universitat Central de Catalunya, UManresa

Co-directora y co-fundadora de FisioFit Woman

Referencias:

D. Lee, P. Hodges. Behaviour of the linea alba during a curl-up task in diastasis rectus abdominis: a new interpretation with clinical implications. Physiotherapy 2015; 101: 8(1),e580–e581

Benjamin DR, van de Water AT, Peiris CL. Effects of exercise on diastasis of the rectus abdominis muscle in the antenatal and postnatal periods: a systematic review. Physiotherapy 2014;100:1–8.

Sancho M.F., Pascoal A.G., Mota P., Bø K. Abdominal exercises affect inter-rectus distance in postpartum women: a two-dimensional ultrasound study. Physiotherapy 101 (2015) 286–291

Más información en :

www.fisiofitwoman.com

info@fisiofitwoman.com

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

Algo más que una Diástasis Recti; Parte I

Algo más que una Diástasis Recti; Parte I

Cada vez son más los artículos que nos hablan a cerca de la Diástasis Recti. Aún y así, no hay un criterio claro ni en la definición ni, mucho menos, en las implicaciones que ésta puede tener a lo largo de la vida.

Recordemos que la Diástasis Recti es la separación entre los músculos rectos anteriores del abdomen y que ya en un pasado blog hablamos de cómo el embarazo podía ser una de las causas de esta separación entre los músculos Rectos del Abdomen ( leer aquí).

Cabe decir que hasta la fecha no hay un criterio claro en cuanto a los factores de riesgo de aparición de Diástaris Recti. Según Spitznagle 2007, la edad, la multiparidad, la cesárea, el aumento de peso, el alto peso al nacer, los embarazos múltiplo, la etnia y el cuidado de los niños son los factores de riesgo más descritos.

La estética también juega un papel importante en la Diástasis Recti. Cada vez son más los planes “vientre plano” que encontramos ofertados. Sin ir más lejos incluso nosotros en la consulta de fisioterapia ofrecemos un plan de 12 semanas para el tratamiento de la Diástasis Recti.

Algo más que una Diástasis Recti

Hasta ahora nos hemos preocupado por los centímetros de separación entre los músculos Rectos anteriores del Abdomen. Ya en 2004 Bustelo et al., describieron cómo hacer una correcta medición de dicha separación. Hoy por hoy parece que la distancia entre Rectos no es tan importante como sí lo es el tono que presenta esta línea alba a la palpación e incluso bajo control ecográfico.

Si hablamos de tono de la línea alba, rápidamente tenemos que hablar de los distintos sistemas de entrenamiento abdominal. Actualmente encontramos dos grandes líneas de trabajo: el equipo formado por Kari Bø y el equipo formado por Diane Lee.

“Ambos equipos consideran que el trabajo a partir de los Rectos anteriores del Abdomen aproxima la distancia entre Rectos y que el trabajo a partir de los músculos laterales, en concreto, a partir del músculo Transverso del Abdomen aumenta la distancia entre Rectos”. Sí, con la misma cara nos quedamos nosotros al leerlo…aae83fa743a819f54941c39fc4e7a84a

Según Sancho et Bø 2015, ejercicios que aproximen los Rectos anteriores del Abdomen deberían ser los utilizados en el entrenamiento/tratamiento de la Diástasis Recti. Sin embargo, el equipo de trabajo formado por Diane Lee y P Hodges, aun y confirmar mediante ultrasonido la hipótesis de Sancho et Bø, va un paso más allá. Nos hablan del coeficiente de distorsión de la línea alba. Lee juntamente con los trabajos de Hodges considera que la deformación que se produce en la línea alba ante un ejercicio tipo “Curl-up” puede ser suficiente como para no permitir la correcta reestructuración de las fibras de colágeno de la línea alba. Y qué pasa con el Transverso del Abdomen.

En FisioFit Woman no nos podíamos quedar de brazos cruzados antes estas afirmaciones. Nos pusimos manos a la obra. A partir de un estudio de casos mediante ecografía quisimos comprobar lo que nos explicaban los dos equipos de trabajo (Sancho et Bø 2015 y, Lee et Hodges 2015). Un parte importante del curso de Actividad Física y Salud en el Post parto, infórmate sobre el curso aquí, es dar a nuestros alumnos una visión integral de cuan necesaria es la recuperación de la faja abdominal. Y por supuesto no a cualquier precio. A partir de unos test específicos y una planificación de la Actividad Física Post parto programada y progresado en 5 fases, conseguimos que la mujer recupera las estrátégias óptimas de activación de la faja Abdominal asegurando así una buena recuperación postparto.

En la siguiente entrega Algo más que una Diástasis Recti; Parte II te presentamos lo que descubrimos.

En el Postparto, ¿A partir de qué semana se puede reanudar la práctica de actividad física?. ¿Influye si el parto ha sido vaginal o por cesárea?. ¿Modificará el programa de ejercicios? Desde FisioFit Woman hemos creado el curso Actividad Física y Salud en el Postparto. Conoce el temario así como fechas y lugar de realización en el siguiente enlace aquí

Autora

Irene Fernández Centellas

Fisioterapeuta y Psiconeuroinmunóloga

Especializada en Uroginecología, Obstetricia y Fisiosexología

Máster Oficial en Nutrición Humana y Salud

Profesora colaboradora Universitat Central de Catalunya, UManresa

Co-directora y co-fundadora de FisioFit Woman

Referencias:

Spitznagle TM, Leong FC, Van Dillen LR. Prevalence of diastasis recti abdominis in a Urogynecological patient population. Int urogynecol J Pelvic Floor Dysfunct 2007;18:321–8.

Benjamin DR, van de Water AT, Peiris CL. Effects of exercise on diastasis of the rectus abdominis muscle in the antenatal and postnatal periods: a systematic review. Physiotherapy 2014;100:1–8.

Bustelo, S., Ferri, A., Patiño, S., Viñas, S., Martínez, A. Entrevista clínica y valoración funcional del suelo pélvico. Fisioterapia. 2004; 26(5), 266-80.

Sancho M.F., Pascoal A.G., Mota P., Bø K. Abdominal exercises affect inter-rectus distance in postpartum women: a two-dimensional ultrasound study. Physiotherapy 101 (2015) 286–291

D. Lee, P. Hodges. Behaviour of the linea alba during a curl-up task in diastasis rectus abdominis: a new interpretation with clinical implications. Physiotherapy 2015; 101: 8(1), e580–e581

Más información en :

www.fisiofitwoman.com

info@fisiofitwoman.com

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

Y, ¿ CóMO USO LAS BOLAS CHINAS ?

Y, ¿ cómo uso las bolas chinas?

Parece que cada vez hay más gente que decide hacer uso de las bolas chinas.Incluso hay gimnasios que animan a sus usuarias ha llevar las bolas chinas durante la práctica de algunas sesiones colectivas. En una pasada entrada en el blog estuvimos hablando de las bolas chinas y el suelo pélvico.Hablamos de cómo funcionan, cuáles son las indicaciones y las contraindicaciones e incluso la mejor manera para su conservación y cuidado. Recuérdalo aquí.

Quedó pendiente hablar de un tema que para mi es clave. La posología. ¿Cómo uso las bolas chinas?. Una vez introducidas en la vagina, ¿cuánto tiempo llevo las bolas chinas puestas?

Si leemos distintos artículos publicados sobre cuanto tiempo se deben llevar las bolas chinas puestas, podemos decir que la media de uso es de unos 15 minutos. De hecho, ese es el tiempo que recomiendan incluso las marcas comerciales. Personalmente, me parece una generalización.

En consulta me encuentro con muchas mujeres que a partir de esa recomendación inicial sienten frustración e incluso abandonan el tratamiento con las bolas chinas. No son capaces ni de aguantarlas en el interior de la vagina. ¿ Os ha pasado alguna vez? Entonces pasan de ser pacientes que, además de saber que tienen el tono del suelo pélvico disminuido e incluso falta de fuerza u otras posibles disfunciones, a pacientes con un problema añadido : ” madre mía no soy capaz de aguantar las bolas chinas. La frustración.

¿Hay algún problema por no poder mantener las bolas chinas en el interior de la vagina?

Sí, efectivamente. El problema reside en la prescripción de ¿cómo uso la bolas chinas?. Las bolas chinas, son un buen complemento en el tratamiento de algunas disfunciones del suelo pélvico. Debemos saber en que momento introducirlas para evitar el sentimiento de frustración que hemos comentado anteriormente y evitar que las bolas queden aparcadas en el fondo del armario.

Hoy quiero hablaros de algo que no está en los libros de texto, en los artículos científicos y mucho menos en los folletos que vienen en las cajas de las bolas chinas. Este es el protocolo que yo utilizo después de casi 8 años tratando con mujeres que presentan disfunciones en el suelo pélvico.

Para empezar a usar las bolas chinas, el suelo pélvico debe presentar un testing muscular del suelo pélvico de mínimo un valor de 3 en la escala de Oxford. A partir de ahí, les pido a las pacientes que calculen el tiempo de referencia (T.ref.) a partir del cuál empezar a trabajar con las bolas chinas. El T.ref. es el tiempo que son capaces de mantener, sin contracción voluntaria del suelo pélvico, las bolas chinas en el interior de la vagina sin que éstas se caigan.

¿Qué protocolo os propongo?

La primera semana de uso de las bolas chinas: usar las bolas 3 veces por semana durante el T.ref. que han calculado.

La segunda semana de uso de las bolas chinas: usar las bolas 3 veces por semana durante el T.ref. que han calculado y añadir 3 minutos.

La tercera semana de uso de las bolas chinas: usar las bolas 3 veces por semana durante el T.ref. que han calculado más los tres minutos correspondientes a la segunda semana y añadir 3 minutos  que corresponden a esta tercera semana.

La cuarta semana de uso de las bolas chinas: usar las bolas 3 veces por semana durante el T.ref. que han calculado más los tres minutos correspondientes a la segunda semana, más los tres minutos correspondientes a la tercera semana y añadir 3 minutos más, correspondientes a la cuarta semana.

Y, ¿ COMO USO LAS BOLAS CHINAS ?

Un ejemplo: una mujer que haya calculado un T.ref. de 3 minutos. La primera semana utilizará las bolas chicas tres veces por semana durante tres minutos cada vez. La segunda semana utilizará las bolas chinas tres veces por semana durante 6 minutos cada vez. La tercera semana utilizará las bolas chinas tres veces por semana durante 9 minutos cada vez. La cuarta semana utilizará las bolas chinas tres veces por semana durante 12 minutos cada vez.”

Antes de iniciar el protocolo uso de las bolas chinas, es importante comprobar que estén bien puestas. Si se caen enseguida, quizás hay que volver a colocarlas y calcular el tiempo a partir de esa recolocación. Este punto es importante así evitaremos que las mujeres pierdan la motivación.

¿Cómo procedemos el segundo mes?

A partir del tiempo que hemos llegado en la cuarta semana, el uso de las bolas chinas pasa a ser de tres veces por semana a dos veces por semana. Además yo recomiendo aumentar 5 minutos cada quince días.

Si volvemos al ejemplo anterior: “ la misma mujer que la cuarta semana llevaba las bolas 12 minutos, en la quinta y sexta semana le debe añadir cinco minutos, es decir, llevará las bolas puestas un total de 17 minutos. La séptima y la octava semana aumentará 5 minutos más, llevando las bolas un total de dos veces por semana 22 minutos cada vez.”

Una vez finalizadas las ocho semanas de tratamiento, es decir, dos meses, el tercer mes la mujer descansará.

Importante: si al ir añadiendo minutos de uso la mujer nota que las bolas no se aguantan en el interior de la vagina, añadir la mitad de tiempo. Y si aún y eso, las bolas siguen cayendo, recomiendo no añadir los minutos que corresponderían a esa semana. Quedaros en el mismo tiempo que estabais una semana más.

El entrenamiento de los músculos del suelo pélvico es clave en muchas las disfunciones que pueden presentarse en la zona. ¿Cómo trabaja el suelo pélvico? ¿Cuáles son los errores más comunes durante el entrenamiento de los músculos del suelo pélvico? 

Estos post relacionados que hemos preparado para ti también te interesan

El entrenamiento de los músculos del suelo pélvico

Errores más comunes en el entrenamiento del suelo pélvico

Y recuerda es necesaria la vista a un fisioterapeuta especializado antes de iniciar tratamiento del suelo pélvico. Es sólo a partir de una buena valoración y diagnóstico donde se consiguen los mejores resultados en el tratamiento.

¡No te conformes y déjate asesorar!

Además, recuerda que en FisioFit Woman tenemos formación específica sobre Actividad Física y Salud  en el Postparto. Aprende cómo y cuando programar y progresar la actividad física en la mujer en su etapa post parto. Descubre más sobre el curso aquí

Y recuerda que si lo prefieres puedes formarte a tu ritmo y desde casa gracias a la formación on-line que te ofrecemos. Destaca en tu profesión y  formándote desde casa aquí

Más información en :

www.fisiofitwoman.com

info@fisiofitwoman.com

Autora

Irene Fernández Centellas

Fisioterapeuta y Psiconeuroinmunóloga

Especializada en Uroginecologia, Obstetricia y Fisiosexologia

Máster Oficial en Nutrición Humana y Salud

Profesora colaboradora Fundación Universitaria del Bages, FUB Manresa

Co-directora y co-fundadora de FisioFit Woman

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

La incontinencia urinaria. Una alteración en la fase de llenado vesical

La incontinencia urinaria.Una alteración en la fase de llenado vesical

Ahora que ya conocemos la fisiología de la micción, haz clic aquí para recordar todo lo que vimos, nos centraremos en la alteración de la fase de llenado vesical.

La incontinencia urinaria es la pérdida involuntaria de orina en un momento y lugar no adecuado. Puede suponer para la persona que lo padece un problema higiénico, social y psíquico e incluso una limitación de su actividad laboral. Es un problema que encontramos presente en todas las edades y en ambos sexos, tiene una incidencia parecida en niños y niñas, en la madurez es mayor en mujeres que en hombres. A partir de los sesenta y cinco años la incidencia es similar en hombres y en mujeres.

La incontinencia no es una enfermedad, sino una alteración en la fase de llenado vesical. Esta pérdida se puede verificar y objetivar.

Causas de la incontinencia urinaria

Fallo del Detrusor ( detrusor hiperactivo)

  • Hiperactividad ideopática si no hay causa neurológica que se pueda demostrar.
  • Hiperactividad neurológica

Uretra incompetente:

  • Alteración del esfínter externo y de los músculos del suelo pélvico
  • Daño neurológico
  • Fallo del esfínter interno por relajación inapropiada o lesión orgánica-

Por combinación de los dos mecanismos anteriores.

Tipos de incontinencia urinaria:La incontinencia urinaria. Una alteración en la fase de llenado vesicales...

1. Incontinencia urinaria de esfuerzo

Pérdida de orina causada por aumento de la presión intraabdominal como ocurre durante la tos, maniobras de Valsalva o un esfuerzo físico como correr, saltar…

En este caso, el cierre de la uretra es ineficiente. Es, sin duda, la que más prevalencia existe en las mujeres.

Sus causas pueden ser la obesidad, el pasado obstétrico, fármacos, enfermedades neurológicas, déficit de estrógenos en la menopausia…

2. Incontinencia urinaria de urgencia

Se da tras unas fuertes e intensas ganas de orinar. Incluso la pérdida de orina se da de camino al lavabo.

Normalmente se debe a una contracción involuntaria del Detrusor.

Como causas encontramos enfermedades del sistema nervios, cirugías…

3. Incontinencia urinaria mixta

Pérdida de orina involuntaria que se acompaña de síntomas tanto de IU de esfuerzo como IU de urgencia.

Es muy típica en mujeres mayores y ancianos con disfunciones en la próstata.

4. Incontinencia urinaria por rebosamiento

Las pérdida de orina se deben a una vejiga distendida, con una presión intravesical que supera a la presión uretral.

Se produce por dos mecanismos: una obstrucción infravesical( como la presente en la hipertrofia benigna de la próstata) o una hipoactividad del Detrusor ( alteraciones neurológicas, fármacos o Diabetes mellitus).

A partir del conocimiento teórico de qué es la incontinencia urinaria, los tipos y sus causas podemos empezar a hacer un proceso diagnóstico. Os recomiendo preguntas abiertas. Tenemos que ser conscientes de que los pacientes/clientes muy menudo no consultan ante un síntoma de incontinencia.  “ ¿Tiene usted algún problema con la orina?”.
Si deseas más información consulta nuestra formación aquí. Aprenderás a comprender los mecanismos fisiológicos de continencia, sus trastornos y como abordarlo desde un punto de vista práctico.

Más información en :

www.fisiofitwoman.com

info@fisiofitwoman.com

Autora

Irene Fernández Centellas
Fisioterapeuta y Psiconeuroinmunóloga
Especializada en Uroginecologia, Obstetricia y Fisiosexologia
Máster Oficial en Nutrición Humana y Salud
Profesora colaboradora Fundación Universitaria del Bages, FUB Manresa
Co-directora y co-fundadora de FisioFit Woman

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

LAS BOLAS CHINAS Y EL SUELO PÉLVICO

Las bolas chinas y el suelo pélvico

¿Qué te viene a la cabeza cuando te dicen bola china?

Es probable que la respuesta a esta pregunta haya variado en los últimos años. Inicialmente se creía que la utilización de las bolas chinas era una cuestión relacionada con el placer sexual. En la última década la función de las bolas chinas ha evolucionado y se sabe que son de gran ayuda en el tratamiento de la incontinencia urinaria, en el entrenamiento de la musculatura del suelo pélvico…

El entrenamiento de la musculatura del suelo pélvico es clave en el tratamiento de diferentes disfunciones urogenitales como la incontinencia urinaria, la hiposensibilidad sexual… Si quieres recordar la importancia del entrenamiento del suelo pélvico haz click aquí

El objetivo de hoy es conocer cómo funcionan las bola chinas, indicaciones y contraindicaciones, la manera más eficiente de usarlas…

Vamos por el principio,¿Qué es una bola china?

Es un dispositivo formado por dos bolas unidas o no. Cada bola está compuesta por una esfera más grande y hueca que en su interior contiene otra más pequeña. Están pensadas para introducirse en la vagina. Cuando la mujer camina o está en movimiento, estas dos bolas chocan y producen una vibración que se transmite a las paredes de la vagina. Está vibración provoca una contracción continua e involuntaria de músculos que están a su alrededor aumentando la circulación sanguínea, la lubricación y el tono muscular.

Las bolas chinas están indicadas en…
Las indicaciones las podemos dividir en dos categorías:

Las bolas chinas y el suelo pélvico

Las bolas chinas están contraindicadas en…

No todas la mujeres pueden o deben usar las bolas chinas.

Esta contraindicado en mujeres que presenten un exceso de tono de la musculatura. Una señal que puede indicar ese exceso de tono puede ser cuando la  mujer refiera dolor durante la penetración que no cede o que incluso aumenta durante la misma.

Además no es demasiado recomendable su uso en:

  • durante la gestación y mucho menos sin indicación médica, por aquello de ” voy a prevenir…”
  • en la cuarentena
  • ante infecciones genito-urinarias
  • conjuntamente con un tampón o copa menstrual
  • si aparece dolor durante su utilización

Y las bolas chinas,¿Cómo las uso?

La(s) bola(s) se introducen en la vagina. Si se utiliza lubricante de base acuosa la inserción es más cómoda y fácil.

El mecanismo de las bolas chinas permite diferentes opciones de utilización. Es importante que el cordoncillo sobresalga de la vagina para poder extraerlas.

Para que la o las bolas sean eficaces, la mujer debe estar en movimiento. El movimiento hará que las bolas chinas vibren y así los músculos de la vagina se activaran aumentando el tono.

Aunque no es necesario realizar contracciones con las bolas puestas, se pueden añadir algunas series de trabajo de contracción voluntaria. Recuerda, hay ciertos errores que no se deben cometer al contraer el suelo pélvico, te los recordamos aquí

Nuestra recomendación en cuanto a si utilizo dos o una dependerá mucho de la valoración que previamente haya hecho el fisioterapeuta especializado en suelo pélvico. Normalmente se empieza por una bola grande de poco peso, una más pequeña con un peso mayor y así hasta poder soportar las dos bolas con un peso óptimo.

Casi todas las recomendaciones nos dicen que se deben llevar puestas 15 minutos aunque yo debo deciros que difiero bastante de esta opinión. Algunas mujeres no las soportan más de 3 minutos. En un próximo blog os explicaré cuál es mi manera de trabajar cuando prescribo la utilización de la(s) bola(s) chinas. Hay casos en los que la utilización de las bolas es una estrategia de tratamiento de segundo nivel. Eso sí, en menos de un mes cuando la indicación es correcta ya se pueden apreciar resultados.

Las bolas chinas y el suelo pélvico

Y por último, ¿Cómo limpio las bolas chinas?

Agua y jabón de pH neutro, así de sencillo. Secarlas bien y guardarlas en una bolsita de tela( nunca de plástico) para evitar que se ensucien de polvo.

En el siguiente enlace descubrirá el protocolo que utilizo en consulta sobre el uso de las bolas chinas. Consúltalo aquí

Además, recuerda que en FisioFit Woman tenemos formación específica sobre Actividad Física y Salud  en el Postparto. Aprende cómo y cuando programar y progresar la actividad física en la mujer en su etapa post parto. Descubre más sobre el curso aquí

Y recuerda que si lo prefieres puedes formarte a tu ritmo y desde casa gracias a la formación on-line que te ofrecemos. Destaca en tu profesión y  formándote desde casa aquí

Más información en :

www.fisiofitwoman.com

info@fisiofitwoman.com

Autora

Irene Fernández Centellas

Fisioterapeuta y Psiconeuroinmunóloga
Especializada en Uroginecologia, Obstetricia y Fisiosexologia
Máster Oficial en Nutrición Humana y Salud
Profesora colaboradora Fundación Universitaria del Bages, FUB Manresa
Co-directora y co-fundadora de FisioFit Woman

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

SEXO Y EMBARAZO

Sexo y embarazo, Y ahora en el embarazo ¿podré tener sexo?

Muchas parejas  se preguntan cuestiones relacionadas con sexo durante el embarazo,“¿Cómo influenciará el embarazo a nuestra sexualidad?”, “¿será seguro?”, ¿lo notará el bebé?.

Durante embarazo, el deseo sexual de la pareja puede aumentar, disminuir e incluso no modificarse. Generalizando podemos decir que las embarazadas reaccionan de dos maneras. Algunas se sienten más femeninas, más atractivas y viven el embarazo desde la sensualidad y, otras, sin embargo, el cansancio, la ganancia progresiva de peso, la incertidumbre y las hormonas hacen que el deseo disminuya.

La influencia de las hormonas a lo largo de la gestación hace que se modifique el deseo sexual. La vagina se flexibiliza, está más lubricada, los senos están más sensibles… factores que pueden aumentar el libido durante el embarazo positiva o negativamente.

La respuesta sexual puede variar a lo largo de los trimestres de gestación. En el primer trimestre, algunas mujeres por los vómitos, las náuseas, el cansancio y/o el miedo a la relación sexual, refieren disminución del deseo sexual. Si esto es así, tiende a normalizarse en el segundo trimestre. En el segundo trimestre, la mujer embarazada recupera la energía y las ganas de sexo. Algunas mujeres hablan de desinhibición. ¿Y en el tercer trimestre? En el tercer trimestre del embarazo la imaginación debe volar. Los cambios morfológicos son muy marcados y algunas posturas antes utilizadas quizás ahora resulten incómodas. ¡Creatividad!.

¿ Y qué le pasará al bebé? El líquido amniótico y la bolsa protegen al bebé. Lo único que el bebé notará serán las buena sensaciones que la mamá tendrá.

La actividad y las relaciones sexuales durante la gestación siempre y cuando no haya dolor, malestar, hemorragias, etc… y existan ganas de sexo en la pareja, deben tratarse con normalidad.

¡A disfrutar!    sexo y embarazo

En FisioFit Woman apostamos por la formación de profesionales de la salud y del ejercicio físico para el tratamiento y seguimiento de la mujer embarazada y en su postparto.

Conoce más sobre nosotros aquí y descubre la formación que hemos diseñado en el siguiente enlace

Referencias

Rodríguez M, Ramón E. Características y evolución del patrón sexual de la mujer embarazada. Enfermería Global [revista en Internet] 2013

Piñero Navero S, Alarcos Merinio G, Arenas Orta MT, Jiménez Iglesas V, Ortega Ballesteros EM, Ramiro Figueroa MJ. Características y modificaciones de la sexualidad durante el embarazo. NURE Investigación [revista en Internet] 2011

Autora

Irene Fernández Centellas
Fisioterapeuta y Psiconeuroinmunóloga
Especializada en Uroginecologia, Obstetricia y Fisiosexologia
Máster Oficial en Nutrición Humana y Salud
Profesora colaboradora Fundación Universitaria del Bages, FUB Manresa
Co-directora y co-fundadora de FisioFit Woman

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un Guión de Buenas Prácticas para el Último mes de Embarazo!