¿Es seguro realizar actividad física en el embarazo?

¿Es seguro realizar actividad física en el embarazo?

En muchas ocasiones oyes a mujeres embarazadas decir que no saben qué actividad física hacer durante el embarazo o incluso muchos profesionales no saben que indicarles. La demanda creciente, las mujeres embarazadas: “Quiero hacer actividad física estando embarazada, ¿y ahora qué? ¿Es seguro realizar actividad física en el embarazo?. Cuantos mitos existen alrededor de la gestación, ¿sabrías citar algunos?

Antiguamente se pensaba que realizar actividad física durante el embarazo ponía en riesgo la salud del bebé, o que la mamá no aumentaría el suficiente peso como para ser considerado un embarazo saludable o incluso, que realizar actividad física en el embarazo podía ser perjudicial para el momento del parto. ¿ Qué hay de cierto en estos mitos? La respuesta, estos mitos son totalmente falsos. De hecho, el Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG) reconoció que el estilo de vida sedentario es un riesgo importante para la salud de las mujeres gestantes y publicó sus primeras pautas para el ejercicio durante el embarazo en 1985, y la última actualización fue publicada en 2015 (1). En un pasado blog te explicamos qué actualizaciones se habían publicado. (Consulta las actualizaciones aquí)

¿Es seguro realizar actividad física en el embarazo?

Quiero presentaros un metaanálisis publicado en el año 2016 en el que se incluyeron a 2059 mujeres embarazadas (2). El grupo de mujeres estudiadas realizó actividad física durante el embarazo entre 3 y/o 4 días a la semana. La intensidad del ejercicio fue moderada (60% 80% de la frecuencia cardiaca máxima ), también se incluyeron ejercicios de fuerza ( ¿Para qué es tan importante entrenar la fuerza durante la gestación?, aquí). Los resultados publicados fueron que no se le asoció a la actividad física un mayor riesgo de parto prematuro (es decir, <37 semanas) o a un bebé de bajo peso al nacer.

                                                               vlcsnap-2017-03-15-19h19m26s916

Me gustaría remarcar que, no sólo es seguro practicar ejercicio durante el embarazo sino que además, es una estrategia principal de tratamientos para mujeres que presentan sobrepeso/obesidad, diabetes gestacional e incluso hipertensión arterial crónica. Según publican Muktabhant B et al., en el 2015, la práctica deportiva aeróbica moderada (caminando, danza, aeróbicos) con o sin dieta se asoció con una reducción relativa significativa en el riesgo de un aumento excesivo del peso gestacional (3). Este punto es clave, ya que, parece que la evidencia demuestra que la ganancia de peso excesiva durante el embarazo ayuda a prevenir: macrosomía fetal en los recién nacidos, diabetes gestacional, preeclampsia, dolor lumbopélvico e incluso, incontinencia urinaria (4).

¿Qué ejercicios? ¿Cuándo? ¿Cómo?

De acuerdo con las últimas pautas de ACOG, 2015 (2), a todas las mujeres embarazadas sin contraindicaciones obstétricas y médicas se las debe animar a que sigan las mismas pautas de ejercicio que las mujeres no embarazadas. ¿Cuándo? La mayoría de los estudios de alto impacto utilizan ejercicios aeróbicos y/o ejercicios de fuerza con intervenciones que comienzan después de la primera visita prenatal (semanas 9-12) y duran hasta cerca del término (semanas 38-39) (5). ¿Cómo? Según ACOG, la mejor manera para medir el esfuerzo es con la escala del habla: “Que se pueda mantener una conversación pero no fluida”. Y es más, se le cuestiona al reposo ser una buena práctica terapéutica. Eso sí, la mujer embarazada debe ser entrenada por profesional cualificado. Recuerda que en nuestra página puedes encontrar un trainer especializado para acompañar a la mujer embarazada y en su postparto. Busca al entrenador más cercano a ti aquí.

Y ante la pregunta, ¿es seguro realizar actividad física en el embarazo?. Simplemente comentaros algunas precauciones y contraindicaciones. Debemos asegurar que la mujer se sienta cómoda, este hidratada, se eviten las horas de máxima calor o incluso condiciones de máxima calor y humedad. Además os recordamos que hay algunos signos o síntomas por las que sí se debería interrumpir la actividad física en el embarazo: Pérdida de líquido amniótico, sangrado vaginal, contracciones dolorosas y regulares que no ceden con reposo, mareos, dolor de cabeza… Cualquier síntoma que os suene a no óptimo y no saludable, os debe hacer ser prudentes, igualmente aquí podéis consultar más sobre aquellas señales por las que deberéis detener la actividad física en el embarazo aquí. Se desaconsejan ejercicio que superen el 90% de la FCmáx e incluso grandes cargas o aquellos ejercicios que deban realizarse en Valsalva ( en este caso además de por repercutir negativamente en el bebé, también por la posible lesión que puede darse en el suelo pélvico).

Y cuál podría ser la conclusión de este blog… os dejo a vosotros la interpretación. Mi intención, presentaros un pequeño resumen de lo que dice la ciencia en revistas indexadas y publicadas en el 2015, 2016, 2017… actualidad en estado puro.

Ahora te toca a ti divulgar, comparte este blog, haz saber que la actividad física en el embarazo es una herramienta segura y muy beneficios para la mujer. ¡¡¡Adelante!!!.

Referencias:

  1. ACOG committee opinion no. 650: physical activity and exercise during pregnancy and the postpartum period. Obstet Gynecol. 2015;126(6): e135-e142.
  2. Di Mascio D, Magro-Malosso ER, Saccone G, et al. Exercise during pregnancy in normal-weight women and risk of preterm birth. Am J Obstet Gynecol. 2016;215(5):561-571.
  3. Muktabhant B, Lawrie TA, Lumbiganon P, Laopaiboon M. Diet or exercise, or both, for preventing excessive weight gain in pregnancy. Cochrane Database Syst Rev. 2015;(6):CD007145.
  4. Artal R. Exercise during pregnancy and the postpartum period. http://www.uptodate.com /contents/exercise-during-pregnancy-and-the -postpartum-period. Accessed February 2, 2017.
  5. Perales M., Artral R., Alejandro L. Exercise During Pregnancy. JAMA 2017; 317(11): 1113- 1114

Autora
Irene Fernández Centellas
Fisioterapeuta y Psiconeuroinmunóloga
Co-directora y co-fundadora de FisioFit Woman
Especializada en Uroginecologia, Obstetricia y Fisiosexologia
Máster Oficial en Nutrición Humana y Salud
Profesora colaboradora en diferentes formaciones de postgrado

Más información en :

www.fisiofitwoman.com

info@fisiofitwoman.com

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

¿Cuanto ejercicio debe hacer una mujer embarazada?

¿Cuanto ejercicio debe hacer una mujer embarazada?

Muchas mujeres durante la gestación se preguntan, ¿Cuánto ejercicio debo hacer estando embarazada? ¿Será mucho?, ¿Será poco?, ¿ De verdad que esto lo puedo hacer?. Por suerte, partimos de la base de que sí, que debemos hacer ejercicio durante el embarazo. Aquí es donde aparecen las recomendaciones oficiales.

Las recomendaciones oficiales internacionales para la mujer gestante lo dicen muy claro: la mujer no está enferma, está gestando. La actividad física es, por tanto, una actividad que debe acompañar a la mujer para asegurar un embarazo saludable. El ejercicio físico acompañado de una vida activa es imprescindible para un embarazo óptimo. Lo que es realmente peligroso es la inactividad o sedentarismo. Y por fin, las recomendaciones oficiales lo reflejan. Además añaden ejercicio de fuerzo. Consulta las recomendaciones oficiales aquí

-¿Qué actividad física tendría que hacer una mujer embarazada? ¿Cuánto rato, cada cuánto y a que intensidad?

Es importante pedir consejo de un experto en actividad física perinatal (Profesionales aquí) . La prescripción de ejercicios dependerá de:

  • El tiempo disponible (recordar que en 10 minutos se puede hacer un buen entrenamiento)

  • La condición física actual y la experiencia previa (esto determinará como empezar y el planning a seguir en sus progresiones)

  • Los gustos. Encontrar actividades que den placer es la clave para la motivación.

  • La historia médica y obstétrica (esto determinará los ejercicios contraindicados, el contenido de la fase correctiva y posibles derivaciones necesarias)

  • Niveles de estrés (si hay mucho estrés se priorizará la gestión del mismo antes de añadir ejercicios más intenso puede ser un estresor (positivo) para el cuerpo)

  • Otros factores emocionales y de estilo de vida (la calidad del sueño, por ejemplo, determinará en gran medida la capacidad de regeneración)

  • Presupuesto

Nuestros cuerpos están diseñados para moverse. No estamos hechos para estar sentados mirando una pantalla tantas horas al día.

Si queremos un embarazo saludable, tenemos que encontrar tiempo, cada día, para movernos.

Aquí tienes un ejemplo semanal de programación para un usuario de Mamás en Forma (www.mhunters.com/mamasenforma) en su segundo trimestre:

  • 2 días a la semana circuito de fitness (16 minutos) para trabajar la activación metabólica, resistencia y fuerza muscular

  • 4 días a la semana ejercicios correctivos y de “core” (faja abdominal y suelo pélvico) (6-10 min)

  • 3 días a la semana ejercicios de preparación al parto (10+ min)

  • 4 días a la semana de caminar a aire libre (20+ min)

                           tabla

Puede parecer mucho pero no es verdad. A mujer que empieza de cero, se le puede pedir 5 minutos diarios y progresar poco a poco. Es más importante ayudarlas a encontrar un hábito de movimiento y auto-cuidado diario, aunque sea durante poco rato que 2 sesiones semanales de una hora. ¡Todo llegará!

La intensidad es clave en la programación. Una mujer sana, con un nivel de estrés normal, y con una vida laboral sedentaria va a necesitar progresar a una intensidad alta en sus entrenamientos. Después de la fase de adaptación, deberemos conseguir que los circuitos que realice suban sus pulsaciones. Una vez marcadas las repeticiones, no debería ser capaz de completar 3 o 4 repeticiones más. De esta manera los resultados metabólicos y musculares serán buenos.

¿Todo movimiento vale para la salud? Sí, pero para que sea efectivo a nivel metabólico y muscular, el cuerpo necesita un nivel de intensidad alto. Si no hay intensidad el cuerpo no tiene ningún motivo para mejorar sus capacidades.

A partir de la semana 32-34 (si no hay motivo antes) se empieza a bajar la intensidad y priorizar los sesiones de preparación al parto.

ste es un ejemplo para una mujer principiante. Mujeres más activas hablaremos en otro post.

Si eres mamá, asegúrate de contactar con un experto en salud y actividad física perinatal formado por FisioFit Woman para poner tu salud en buenos manos. Puedes utilizar nuestro buscador aquí .

Si eres un profesional apasionado en acompañar a mujeres en su etapa perinatal y te gustaría profundizar en salud y actividad física perinatal, aquí tienes los próximos cursos. ¡Consúltalos! 

Más información en :

www.fisiofitwoman.com

info@fisiofitwoman.com

Autora:
Kaisa Tuominen
Licenciada en Ciencias del ejercicio físico
Coach Perinatal
Máster en Educación y Prevención de Salud
Directora de Mamás en Forma – Mare radiant

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

Dolor lumbar en el embarazo

Dolor lumbar en el embarazo

El dolor lumbar en el embarazo es un problema común en un porcentaje muy alto de mujeres gestantes. Algunos autores señalan que hasta el 80% de las mujeres sufrirán dolor lumbar a lo largo de la gestación ( Sabino et at. 2008).La clínica o los síntomas que pueden sufrir las mujeres son muy heterogéneos tanto en severidad de los síntomas como en el tipo de síntomas y en el impacto que estos pueden ejercer en el día a día de la mujer embarazada.

El dolor lumbopélvico en embarazadas se caracteriza por una alteración músculo esquelética que dará como resultado un malestar más o menos invalidante para la gestante. En la mayoría de los casos aparece entre la semana 24 y 36 de gestación siendo más fácil su aparición temprana si la mujer ha sufrido dolor en la zona lumbopélvica previo a estar embarazada ( Depledge et al. 2005).

Se puede clasificar en dos grandes tipos:

Dolor lumbar o,

Dolor lumbopélvico.

La clasificación vendrá dada por la o las regiones donde aparezca malestar: lumbar, sínfisis del pubis, sacroilíaca y/o coxofemoral.

En cuanto a su fisiología de aparición Pannick en el año 2013 refiere que los grandes factores por lo que se puede dar dolor lumbar en el embarazo son:

1. Los cambios en la postura de la mujer

2. Modificaciones en el contenido total de agua corporal

3. Cambios endocrinos que permiten que la gestación siga adelante

4. La congestión que se da en los vasos a epidurales.

Vamos a ir analizando uno a uno y, a su vez dando posibles soluciones para hacer más llevadero estos síntomas en la mujer embarazada.

1. Los cambios en la postura de la mujer

El embarazo en sí produce cambios en la mujer incluyendo el peso, el centro de masa y la postura. Encontramos que en ocasiones, para compensar el aumento de peso en la parte anterior del cuerpo, la mujer embarazada se aleja de una postura que permita mantener un abdomen tónico y un glúteo firme y activo, grupos musculares importantes para aguantar la postura.Como profesionales debemos asegurar que la mujer mantiene la barriga alta, y se sitúa en posiciones de crecimiento axial o de autoelongación. La actividad física durante el embarazo(recuerda sus beneficios aquí) y la conciencia corporal son grandes herramientas para conseguir este objetivo, mantener una postura equilibrada durante la gestación.

2. Modificaciones en el contenido total de agua corporal

El aumento en la volemia durante el embarazo dará también como resultado una hidratación de las moléculas de tejido conjuntivo, retención de fluido en el tejido de la columna lumbar y la pelvis e incluso, un aumento de la laxitud en las articulaciones propia a la gestación. No estamos hablando de hiperlaxitud, ya que recuerda que este tipo de mujeres deben ser tratadas con algunos matices importantes. Consulta aquí como afecta la hiperlaxitud sistémica a la gestación(consulta). La mujer puede describirnos este síntoma como dolor, ya que la tensión de superficie de este tipo de moléculas habrá aumentado. Una gran estrategia es el movimiento. La contracción muscular y la respiración son de los grandes sistemas para favorecer el retorno venos y mejorara la circulación.

3. Cambios endocrinos que permiten que la gestación siga adelanteRELAXINA

La gran protagonista será una hormona llamada relaxina. Gracias a esta hormona aseguramos que las articulaciones puedan ir adaptándose a la gestación y dar espacio suficiente al bebé, modificar el canal del parto haciéndolo más amplio y elástico. Sin embargo, en contrapartida a sus beneficios, algunas mujeres refieren estos cambios como inestabilidad gestacional. Los profesionales que acompañamos a la mujer embarazada deberemos estudiar cada caso y prescribir los ejercicios más adecuados para cada mujer. En un pasado blog te presentamos un análisis para saber si un ejercicio era seguro para la faja abdominal y el suelo pélvico, recuérdalo aquí

4. La congestión de los vasos epidurales

Un dato a tener presente es que las mujeres, hasta un 67% de las gestantes van a percibir dolor durante la noche. La hipervolemia junto a la posición de descanso nocturno, pueden facilitar que se obstruya la vena cava Inferior y como resultado se dé una congestión de los vasos epidurales (red localizada en la zona de la columna). Aconsejar a la mujer que descanse apoyada sobre el lado izquierdo de su cuerpo o, el uso de cojines para poder adaptar mejor su cuerpo a la cama son estrategias que pueden hacer que esta molestia disminuya.

Recuerda que en el dominio de los matices reside la clave del éxito. Consulta nuestras próximas ediciones de formación aquí en Tratamiento Saludable y Actividad Física en el embarazo y acompaña a la mujer en una etapa tan maravillosa y llena de cambios como es la gestación.

Muchas gracias.

Referencias:
Depledge J, McNair PJ, Keal-Smith C, Williams M. Management of symphysis pubis dysfunction duringpregnancy using exercise and pelvic sup- port belts. Phys Ther. 2005;85:1290-1300.

Mørkved S, Salvesen KA, Schei B, Lyder- sen S, Bø K. Does group training during pregnancy prevent
lumbopelvic pain? A randomized clinical trial. Acta Obstet Gyne- col Scand. 2007;86:276-282.

Pennick V, Liddle SD. Interventions for preventing and treating pelvic and back pain in pregnancy. Cochrane Database Syst Rev. 2013;8:CD001139.

Vermani E, Mittal R, Weeks A. Pelvic girdle pain and low back pain in pregnancy: a re- view. Pain Pract. 2010;10:60-71.

Autora
Irene Fernández Centellas
Fisioterapeuta y Psiconeuroinmunóloga
Co-directora y co-fundadora de FisioFit Woman
Especializada en Uroginecologia, Obstetricia y Fisiosexologia
Máster Oficial en Nutrición Humana y Salud
Profesora colaboradora en diferentes formaciones de postgrado

Más información en :

www.fisiofitwoman.com

info@fisiofitwoman.com

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

“La Moda” de “Belly Pumping”

“La Moda” de “Belly Pumping”

En las últimas semanas se han publicado varios artículos sobre “la moda” de un “método” de EEUU que se llama Belly Pumping.  Aquí podéis ver el artículo de Huffington Post: http://www.huffingtonpost.co.uk/entry/pregnant-belly-pumping-videos_uk_591ab742e4b07d5f6ba5ad6c

Hemos recibido varias consultas sobre este tema y nos hemos decidido a escribir este blog para resolver las dudas.

-¿Es peligroso para el bebé?  ¿Se puede aplastar el bebé?

No, este mismo gesto (activación muscular del core) es el que se da cuando reímos, estornudamos, tosemos, etc . Se da de manera fisiológica cuando la faja abdominal trabaja correctamente. Y cómo trabaja la faja abdominal ( recuérdalo aquí)

-¿Es una técnica buena para utilizar durante el embarazo?

Para escribir el blog he mirado 3 vídeos, los artículos del Huffington Post y dos vídeos más que encontrarás a continuación. Mi opinión está basada en esta información y es posible que haya más sobre esta técnica. Lo desconozco.

Aquí hay un vídeo con la embarazada sentada haciendo “belly pumping” (una contracción voluntaria del suelo pélvico y la faja abdominal) través de una respiración bastante fuerte:

https://www.instagram.com/p/BUK_MGjDXYD/ (Belly pumping sentada)

Hacer este ejercicio sentada no es muy efectivo. Se pierde el tono postural de estar de pie y de mantener una autoelongación global del cuerpo. Además, una relajación del abdomen más allá de la que nos permite mantener un tono postural de base no es muy útil. De algún modo, se está enseñando al core a relajarse cuando debería mantener con un buen tono de base para la continencia abdominal.

Aquí hay otro vídeo de la embarazada de pie con una respiración no tan fuerte como en el primer vídeo:

https://www.instagram.com/p/BUdYLOoj1lY/ (Belly pumping de pie)

Este vídeo me gusta más. Yo utilizo algo similar pero sin las instrucciones de hacer una contracción voluntaria del suelo pélvico (lo reservo para las mamás con suelo pélvico disfuncional) y sin expandir tanto el abdomen. La relajación del abdomen a la exhalación la limitamos al tono del core con autoelongación y al tono postural de base de cada mujer.

Trabajar el Transverso abdominal de manera voluntaria nos aporta beneficios pero si es lo único que se hace nos quedamos cortos. No haremos un trabajo global del core. En los cursos de FisioFit Woman (consulta aquí los cursos) enseñamos como mantener la sinergia del suelo pélvico y faja abdominal través técnicas como:

maneras Core

Los objetivos del entrenamiento del CORE durante el embarazo son:

  • Mantener la sinergia muscular del CORE
  • Evitar una diástasis recti exagerada. Recuerda que el mejor tratamiento es la prevención: aquí
  • Evitar dolor lumbar y lesiones
  • Mejorar el funcionamiento y la alineación correcta.
  • Mejorar la recuperación postparto. Y en qué consiste una buena recuperación, te lo explicamos:  aquí
  • Gestionar correctamente las presiones intra-abdominales pre y post parto

Las pautas del tabajo de CORE de Mamás en Forma  www.mhunters.com/mamasenforma que enseñamos a los cursos de FisioFit Woman son:

  • Priorizar movimientos que estimulen contracciones involuntarias de la faja abdominal

¡Esto es clave para mantener la sinergia!  Es imprescindible que trabajemos de manera INDIRECTA, través de movimientos, palancas y drivers para lograr que el suelo pélvico y  la faja abdominal realicen su función involuntaria, más aquí

  • Exhalar durante la contracción (fase concéntrica)
  • Exhalar al esfuerzo
  • Insistir en autoelongación

Otra clave para estimular el core, la autoelongación. Por eso no soy muy fan del belly pumping sentada. Lo veo más útil de pie, de esta manera hay un aumento del tono postural y una mayor transferencia de las fuerzas través de los abdominales. Tener tono postural previo pone a la faja abdominal en un estado de “pre-tensión”, y esto significa que es más fácil lograr una buena contracción y el tejido conjuntivo (como la línea alba) está más preparados para transferir la carga.

  • Activación voluntaria antes de movimientos intensos y/o cargas altas o en mujeres con disfunción del core
  • Activación voluntaria ante movimientos en posturas más vulnerables para el suelo pélvico
  • Evitar ejercicios que aumenten demasiado la presión intra-abdominal
  • Evitar posturas demasiado fuertes para la faja abdominal (flexiones, planchas, dominadas, etc.)
  • Personalizar la programación para cada madre

Tenemos que valorar las sinergías musculares y saber si las puede mantener en el ejercicio prescrito. Con la valoración se tiene que regresar o progresar adecuadamente cada ejercicio de manera específica para cada mujer.

  • Evaluación constante
  • Una manera sencilla de poder valorar si la línea alba es competente durante ejercicio x, es tocar y notar deformación. Cómo saber si un ejercicio es seguro para la faja abdominal y el suelo pélvico de la mujer embarazada. Parte 1 y Parte 2
  • Programación coherente y progresiva
  • Evitar maniobras de Valsalva
  • Utilizar todos los planos de movimiento y los drivers

ejemplos core

Me hace gracia pero una versión del belly pumping se puede hacer también de esta forma. Fue el primer video que colgué en Youtube, ¡hace ya 8 años! Ahora es cierto que lo hago de otra forma, utilizando la respiración en vez de la contracción voluntaria del ombligo hacia dentro. Perdonad el look de los años 80…

https://www.youtube.com/watch?v=PyNuIrXlfPQ (feb 2009)

Antes de acabar me gustaría que analicéis estos dos videos de sinergías abdominales pobres vs. buenas.

Podéis ver un ejemplo: embarazada con sinergia de la faja abdominal pobre:

https://www.youtube.com/watch?v=dUMHADbyRvM

Aquí podéis ver un ejemplo: embarazada con sinergia de la faja abdominal buena: 

https://www.youtube.com/watch?v=ObeQrcWLm74

Si podemos conservar la sinergia que existe entre el suelo pélvico y los abdominales durante el embarazo, será mucho más fácil recuperarse en el postparto ( link )aquí.  Las contracciones voluntarias son una de las muchas técnicas para estimular el core. Diría que las técnicas que más resultados dan son las que activan el core de manera indirecta utilizando drivers, palancas y movimiento y las relaciones de las cadenas musculares y el sistema fascial.

diapo mod3

Más información en :

www.fisiofitwoman.com

info@fisiofitwoman.com

Autora:
Kaisa Tuominen
Licenciada en Ciencias del ejercicio físico
Coach Perinatal
Máster en Educación y Prevención de Salud
Directora de Mamás en Forma – Mare radiant

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

 

Apretar la pared – Un ejercicio de core excelente para mamás embarazada y postparto

Apretar la pared – Un ejercicio de core excelente para mamás embarazada y postparto

Muchas veces los profesionales de actividad física nos consultan sobre ejercicios seguros para el core durante el embarazo. Nuestra labor como profesionales es, a partir de una evaluación y, conociendo los objetivos de cada paciente/cliente, saber prescribir y personalizar su rutina de ejercicios. Debemos valorar los riesgos y los beneficios. Aquí podéis leer un post sobre como saber si un ejercicio es seguro para la faja abdominal y suelo pélvico parte 1 y parte 2

Hoy os presento un ejercicio de core que utilizo mucho, tanto con embarazadas como con mamás postparto (a partir de la fase 2). Se llama “Apretar la pared” (necesito ser más creativa con los nombres… lo se…).

Como podéis ver en el vídeo la técnica es la siguiente: Os recomiendo que veáis el video antes de continuar leyendo.vlcsnap-2017-05-04-11h45m32s466

ver vídeo aquí

  • De pie con las rodillas desbloqueadas y los pies paralelos
  • Los puños contra la pared creando un ángulo de 90 grados con los codos
  • Autoelongación o crecimiento axial
  • Mientras dura la exhalación, a través de labios casi cerrados, creando fricción, apretar los puños hacia la pared (30- 50% de la fuerza máxima)
  • Mantener el cuerpo sin movimiento ( es un ejercicio isométrico)
  • Al inhalar descansar

¿Qué deberíamos notar?

Al apretar la pared tendríamos que notar que la faja abdominal se activa (una sensación de “bracing”). El ombligo, solo, va hacia adentro y arriba. Además, al final de la exhalación el suelo pélvico debería subir. Vigila que la alumna no empuje la faja hacia fuera o el suelo pélvico hacia abajo. Recuerda que la faja abdominal y el suelo pélvico trabajan de manera sinérgica. Durante el embarazo y en el postparto hay mujeres que pierden la función biomecánica óptima. Si quieres saber más sobre el entrenamiento de la faja abdominal y el suelo pélvico haz click aquí

Es un ejercicio interesante a utilizar porque trabaja de manera indirecta y mejora/mantiene la sinergia entre el suelo pélvico y la faja abdominal. ¡Si podemos mantener una sinergia normal durante la gestación, la recuperación postparto es mucho más rápido y fácil!

Este ejercicio y muuuuuchos más enseñamos en nuestros cursos, tanto online como presenciales. ¡Esperamos verte pronto!

Más información en :

www.fisiofitwoman.com

info@fisiofitwoman.com

Autora:
Kaisa Tuominen
Licenciada en Ciencias del ejercicio físico
Coach Perinatal
Máster en Educación y Prevención de Salud
Directora de Mamás en Forma – Mare radiant

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

¿Sabes como reducir lesiones en el periné durante el parto?

¿Sabes como reducir lesiones en el periné durante el parto?

Hoy queremos presentarte un estudio muy interesante. Su autora, Carolina Walker, nos explica como reducir lesiones en el periné durante el parto. Para mi, este es uno de los estudios más impactantes en el ámbito prenatal.

Esta publicado en 2012 y lo puedes encontrar aquí: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22297706

Este estudio nos demuestra que parir en la posición clásica, la posición de litotomía, aumenta el riesgo de lesiones en el periné y aporta un protocolo fácil de introducir, en el ámbito hospitalario, para aquellas mujeres que eligen como método antiálgico la anestesia epidural. Recuerda que un pasado blog hablamos sobre el dolor y el parto ( recuérdalo aquí)

Durante las clases de actividad física perinatal, unos de los temas que a las mujeres les interesa mucho es el dolor, la analgesia, etc… Yo les recomiendo lean este artículo y que lo lleven a la consulta ginecológica. Una pregunta tan simple como: ” si decido epidural, ¿podría dar a luz tumbada de lado?” , puede hacer que se reduzcan de manera significativa las lesiones en el periné durante el parto.

En España, hoy en día, la mujer que elige epidural casi siempre está obligada a parir en posición de litotomía. No se espera a que ella tenga deseo a empujar, se le pide que empuje cuando el cérvix está a 10cm de dilatación (dilatación completa).images

C. Walker en 2012, nos da una alternativa con resultados muy positivos.

En su estudio randomizado, con una muestra de 199 mujeres, todas bajo el efecto de la anestesia epidural. Se divide en dos grups:

  1. 96 mujeres en el grupo del tratamiento estándar = expulsivo en litotomía y empezar los pujos a 10cm.
  2. 103 mujeres en el grupo de la intervención = cambios posturales durante la dilatación y expulsivo de lado.

El grupo de la intervención eligieron voluntariamente que postura querían entre:

  • Sentada
  • De rodillas
  • De lado
  • A cuatro patas

Se las cambió de postura cada 20-30 minutos durante la dilatación después de suministrarles la epidural.

La fase de los pujos del expulsivo empezó cuando ellas tenias ganas de empujar o si no tenían esperaban 120 minutos (2 horas) antes de hacer pujos dirigidos sin ganas de empujar.

Los resultados de su estudio son espectaculares:

El protocolo de dejar las mujeres cambiar de postura y esperar a que tuvieran ganas de empujar (signo que el bebé está bajo) redujó significativamente el uso de instrumentos, el tiempo del expulsivo y las lesiones perineales. A parte de estos resultados, también vieron que, utilizar el protocolo de movimiento y esperar al deseo de empujar no causo ninguna consecuencia negativa.

En el estudio, la autora comenta que no hay motivo para negar a las mujeres, en fase de dilatación y bajo anestesia peridural el movimiento. Sabiendo además que facilita el descenso fetal.

Protocolo Estándar Protocolo cambios posturales y esperar al deseo de empujar p
Instrumentos 42,1% 19,8% P<0.001
Periné intacto 12.2% 40,3% P<0.001
Episiotomia 51,4% 21% P<0.001

¿Qué os parece? La verdad es que a mi, el día que lo leí, me pareció sorprendente y muy esperanzador.

Los profesionales que trabajamos con mujeres en su etapa perinatal tenemos que poder armarlas con información actualizada. Aunque las cosas van cambiando, aún existen muchos protocolos que dificultan el nacimiento en sí, sobretodo en cuanto a lesiones perineales se refiere. Nuestra tarea es acompañar a la mujer, optimizar sus posibilidades de un parto respetado, con el mínimo riesgo y daño tanto físico como emocional. Educarlas sobre la importancia del movimiento durante la dilatación, la libertad de elegir posiciones del expulsivo y el peligro de pujos dirigidos tempranos guiará a las mujeres a elegir bien donde y con quien dar a luz para aumentar las posibilidades de tener el parto que desean.

Conviértete en un experto en salud y actividad física perinatal. Consulta nuestra formación en formato presencial y en formato on-line. Recuerda que el curso superior universitario en Actividad física y Salud perital on-line empieza en Abril. Infórmate y apúntate al curso aquí.

Consulta las formaciones que hemos preparado para ti. Consulta las formaciones aquí.

Más información en :

www.fisiofitwoman.com

info@fisiofitwoman.com

Autora:
Kaisa Tuominen
Licenciada en Ciencias del ejercicio físico
Coach Perinatal
Máster en Educación y Prevención de Salud
Directora de Mamás en Forma – Mare radiant

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

¿Cómo saber si un ejercicio es seguro para la faja abdominal y el suelo pélvico de la mujer embarazada? Parte II

¿Cómo saber si un ejercicio es seguro para la faja abdominal y el suelo pélvico de la mujer embarazada? Parte II

Antes de profundizar en el análisis de los ejercicios, recordad que en la primera parte de este blog post: ¿Cómo saber si un ejercicio es seguro para la faja abdominal y el suelo pélvico de la mujer embarazada? Parte I, os planteamos una rutina de ejercicios. Recuerda la rutina aquí. Os dimos una tarea: crear parejas de ejercicios para ir combinando y así conseguir mejores resultados en vuestras clases de gimnasia prenatal.

Como entrenador es necesario, al programar la actividad física en la mujer embarazada, que conozcamos como analizar los ejercicio y saber si son seguros para la faja abdominal y el suelo pélvico. ¡Una de las mejores maneras de empezar la recuperación postparto es en el embarazo!. La actividad física durante el embarazo tiene efectos positivos en la propia etapa gestacional y también en el postparto. Hace unos meses os hablamos de la importancia de poder prevenir lesiones durante el embarazo para conseguir una buena reprogramación abdominal en el postparto. Tonificar una faja abdominal que está lesionada es muy diferente que tonificar una que simplemente se ha transformado de manera fisiológica durante el embarazo (leer el blog).

Cuando enseñamos ejercicios, en una primera fase se debe trabajar la conexión con el cuerpo-mente. La mujer embarazada debe poder responder a la pregunta “¿qué sientes en el abdomen y en el periné al realizar este ejercicio?”. Como mujer sana, no es normal no tener sensaciones de la activación del suelo pélvico o no poder describirlas. Si una alumna no es capaz de describir qué siente, es signo de necesidad de derivar a un fisioterapeuta perinatal.

Así, para evaluar el funcionamiento de la faja abdominal os propongo un par de cosas (todo esto es después de la primera fase donde se trabaja la sinergia con el suelo pélvico y se ha derivado a la fisioterapeuta perinatal si había necesidad):

  1. Analizar visualmente la calidad de la contracción de los músculos abdominales:

    ¿Cómo saber si un ejercicio es seguro para la faja abdominal y el suelo pélvico de la mujer embarazada? Parte II

En esta foto se ve una contracción no ideal, con un aumento demasiado elevado de la presión en el abdomen. Este ejercicio es más avanzado (kettlebell swing) y los ejercicios que os hemos propuesto en la parte I (recuerda la rutina aquí) normalmente no causan este tipo de deformación de la faja abdominal. Es útil ver a las mamás entrenar sin camiseta para ir desarrollando la capacidad para detectar lo normal y lo anormal.

  1. Tocar para avaluar 3 cosas:

    • Palpar, justo delante del cresta iliaca supero-anterior, para notar la contracción del transverso. Debemos notar como aumenta el tono con la exhalación y el movimiento.

    • Por la línea alba para asegurar que no hay deformidad y que el tono es adecuado.

    • Justo a los lados de las vértebras lumbares para notar la co-contracción de la musculatura lumbar profunda.

  1. Recordarle a la alumna e insistir en la autoelongación, buena alineación y una respiración correcta.

  2. Preguntar si nota la sinergia con el suelo pélvico y estar atento a sensaciones de presión hacia abajo.

Como profesionales en actividad física perinatal es muy importante que analicemos bien los ejercicios prescritos a las embarazadas. Tenemos la oportunidad de ayudarla a tener una faja abdominal y un suelo pélvico competentes. ¡Con una sinergia fantástica!. Si aseguramos una buena activación, su recuperación del parto será más rápida y mejor. No olvidemos que, durante el embarazo, las modificaciones fisiológicas que se dan, hacen que sea mucho más fácil lesionar tejido, incluso tejido conjuntivo, con ejercicios inadecuados. Las mamás merecen profesionales altamente cualificados, en concreto, expertos en salud y actividad física perinatal. Busca a tu entrenador más cercano para la etapa perinatal, desde FisioFit Woman ponemos a vuestro servicio un buscador de profesionales especializados.

Desde FisioFit Woman ponemos al servicio del profesional diferentes cursos en actividad física y salud tanto de embarazo como de postparto. En modalidad on-line o presencial e incluso una formación en medio acuático. Apuesta por la calidad. Apuesta por la formación. Conoce nuestros cursos aquí

Consulta Parte 1

Autora:

Kaisa Tuominen

Licenciada  en Ciencias del ejercicio físico

Coach Perinatal

Máster en Educación y Prevención de Salud

Directora de Mamás en Forma – Mare radiant

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

¿Cómo saber si un ejercicio es seguro para la faja abdominal y el suelo pélvico de la mujer Embarazada?

¿Cómo saber si un ejercicio es seguro para la faja abdominal y el suelo pélvico de la mujer Embarazada?

Desde FisioFit Woman creemos que uno de los componentes más importantes de nuestra profesión como expertos en salud y actividad física perinatal, es prescribir ejercicios para la mujer embarazada que sean seguros tanto para la faja abdominal y como para el suelo pélvico. La actividad física no solo debe proporcionar grandes beneficios sino que también debe minimizar todos los riesgos posibles tanto para ellas como para sus bebés. FisioFit Woman nace con la voluntad de poner al servicios de los profesionales herramientas seguras y actuales para tratar a las mujeres en la etapa perinatal. En el siguiente link te explicamos un poco más sobre FisioFit Woman, conócenos aquí.

Está más que demostrado que el ejercicio físico moderado e incluso intenso, no es perjudicial para la salud de los bebés durante la gestación. Recuerda el pasado blog en el que te explicamos las últimas publicaciones sobre salud y deporte de riesgo durante la gestación ( consultar el link aquí ). Comentamos que lo que no quedaba tan claro es el efecto que este tipo de ejercicios ocasiona en el cuerpo de la madre, por ejemplo problemas del suelo pélvico suelo o diástasis recti. En general, a nivel cardiovascular, metabólico, etc., el ejercicio es muy beneficioso. Cuando se hace más necesaria la ayuda de un experto, es en el momento de prescribir ejercicios de fuerza y de tonificación durante la gestación. Los ejercicios de fuerza están contemplados en casi en todas las guías de actividad física perintal. Incluso la ACOG actualizó hace pocos meses su guía ( consulta la actualización aquí). La ayuda de un profesional siempre es necesaria y más si lo que queremos es evitar que las mujeres embarazadas hagan ejercicios incorrectos y/ o con mala técnica.

Pero no nos olvidemos, ¡lo más peligroso es la inactividad durante la gestación!¿Cómo saber si un ejercicio es seguro para la faja abdominal y el suelo pélvico de la

Muchas mujeres hoy en día tienen vidas sedentarias. El resultado de la inactividad es un tejido muscular de poca calidad, cambios negativos en el perfil hormonal y metabólico e incluso una falta importante de bienestar. No es bastante con ir a caminar un par de veces por semana para compensar la falta de movimiento de un trabajo, mayoritariamente sedentario, durante 6 o 8 horas del día. Serán necesarios entrenamientos más intensos y con carga para estimular al sistema lo suficiente como para frenar y revertir el deterioro del cuerpo. Además sería ideal introducir unas pautas de movimiento durante la jornada laboral. Hablaremos de esto en otro blog.

Por suerte, ¡ya somos unos cuantos Expertos perinatales!: Busca a tu entrenador más cercano para la etapa perinatal

Entonces, ¿cómo podemos valorar si un ejercicio concreto va bien para la mujer gestante?

Con un ejemplo será más fácil:

Una mujer sana, primípara, de 28 semanas de embarazo, tiene algo de experiencia en ejercicios de fitness y desde el embarazo solo ha ido a caminar. En la entrevista inicial realizamos el test de Breighton para testar la hiperlaxitud. ¿Sabes cómo afecta la hiperlaxitud en el embarazo? Aquí tienes la respuesta. Aparentemente su tejido conjuntivo es normal. No tiene incontinencia, ni otros síntomas de disfunción del suelo pélvico pero como factor de riesgo antes del embarazo corría largas distancias e hizo Pilates del Youtube incluyendo ejercicios muy hiperpresivos. Su alimentación es sana y no consume muchos productos industriales que la inflamen y va bien de vientre.

Proponemos empezar la actividad física prenatal por una fase de ejercicios correctivos que optimicen la postura y la función del core, especialmente la sinergia entre suelo pélvico y la faja abdominal. En esta fase inicial también es interesante trabajar movimientos básicos para asegurar que la técnica sea correcta. Es importante que no nos saltemos este paso para así prevenir problemas por una mala gestión de la presión intra-abdominal. Un diafragma con demasiada tensión aumentará la presión abdominal, una respiración paradójica también. Una alineación incorrecta de la pelvis cambia los vectores de las fuerzas y aumenta el riesgo de prolapsos, etc.

Después de la primera fase de preparación, empezamos con un programa de fitness prenatal, por ejemplo este:

1a. Squat lateral dinámico con rotación de fémur.

1b. Remo con TRX.

2a. Zancada (rango medio) y remo (con cable/goma) unilateral (contralateral).

2b. Prensa de pectorales de rodillas bilateral, con rotación externa de los fémures.

3a. Step up (altura media) con bíceps unilateral (agarrado con la otra mano para mayor estabilidad).

3b. Step transverso con prensa de hombros.

¿Por qué he elegido estos ejercicios? ¿Por qué en este orden? ¿Por qué estos detalles?

Estas son algunas preguntas que debemos formularnos para saber si el programa de ejercicios de fitness prenatal que estamos planificando es correcto. Muchas veces, elegimos primero los ejercicios y después nos planteamos el objetivo a trabajar. Hay una serie de errores comunes que debemos evitar (consulta aquí) al trabajar con embarazadas.

Retomando las preguntas anteriores. Los ejercicios:

• Están combinados por parejas de ejercicios: uno más complejo con otro más simple.

• Están combinados por parejas de ejercicios donde uno trabaja la parte inferior del cuerpo con otro que trabaja la parte superior del cuerpo.

• En cuanto a la rotación del fémur en la sentadilla y el movimiento lateral, trabajan el suelo pélvico de una manera indirecta aumentando su tono durante la realización del ejercicio. Se le supone un efecto protector para el suelo pélvico. Aquí, también será interesante preguntarle a la madre hacia donde nota que se desplaza su suelo pélvico.

• La prensa de pectorales la propondremos de rodillas para aumentar la activación de los glúteos. Además, si la comparas a la prensa de pie, por ejemplo con cables, notarás que hay un mayor aumento de la presión intra-abdominal en la versión de estar de pie en comparación con la prensa de rodillas. Con las mujeres no gestantes y con necesidad de disminuir el riesgo sobre el suelo pélvico, sería interesante valorar la prensa banca (incluso declinada) porque la postura es aún menos hiperpresiva.

• Durante el step up insistimos en la alineación de la pelvis y del fémur (con el agarre conseguiremos estabilidad) para una buena activación de los glúteos y mejores vectores para gestión de la presión intra-abdominal.

• Step transverse es otro ejercicio que estimula una contracción indirecta del core.

Como ya os hemos ido introduciendo, durante los ejercicios y en especial hasta que la mujer embarazada tenga más conciencia del funcionamiento de su cuerpo, el entrenador tiene que preguntar por la sensación en el suelo pélvico y tocar la faja abdominal para asegurar que existe una buena gestión de la presión intra-abdominal.

Ahora os proponemos que penséis en parejas de ejercicios que podéis ir combinando para conseguir mejores resultados en vuestras clases de gimnasia prenatal. Justamente este es uno de los ejercicios que hacemos con los alumnos de los cursos que nosotros, FisioFit Woman proponemos a los profesionales de la salud y del ejercicio físico. Porque no sólo basta con saberse los pasos sino que también hay que sentirlos. Permitiros probar, experimentar y sobretodo plantearos de base qué objetivo queréis trabajar.

En el siguiente blog aprenderemos a evaluar la ejecución de los ejercicios y así convertirnos en brillantes entrenadores perinatales.

Si el blog te ha gustado compártelo y consulta la formación que FisioFit Woman ha preparado para ti. Consulta nuestros cursos aquí, recuerda que tienes opción presencial y on-line.

Consulta parte 2

Autora:

Kaisa Tuominen

Licenciada  en Ciencias del ejercicio físico

Coach Perinatal

Máster en Educación y Prevención de Salud

Directora de Mamás en Forma – Mare radiant

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

Recuperación de los tejidos en el postparto. El colágeno

Recuperación de los tejidos en el postparto. El colágeno

En todas las etapas de la vida es importante cuidarse. La alimentación, el ejercicios físico, el manejo del estrés, son diferentes pilares que influyen en nuestro estado de salud y sobretodo en cómo recuperamos o regeneramos nuestros tejidos.Y os podríais preguntar,¿qué tiene esto de interesante en la etapa postparto?.

El postparto es una etapa marcada por inflamación, por un desajuste desequilibradamente equilibrado a nivel hormonal, por lesiones tisulares e incluso emocionales, etc. Estos aspectos formen parte del momento postparto y va a ser clave como manejemos los pilares que hemos mencionado al inicio de este escrito para conseguir una recuperación y regeneración óptima de los tejidos. 

Citando a Carlos Pérez nos dice que, “la inflamación es un maravilloso proceso que nos ha acompañado a lo largo de la evolución y que nos sirve para proteger a nuestro cuerpo”. Si escuchamos a nuestro cuerpo nos daremos cuenta como un tejido inflamado también tiene la capacidad de desinflamarse o mejor dicho de resolver su inflamación dando como producto final de esta ecuación un tejido regenerado y/o más sano. Retomo la pregunta, ¿Cómo influye en el postparto la inflamación?

El embarazo y sobretodo el parto habrá dado como consecuencia una serie de cambios a nivel del tejido conjuntivo. Estos cambios habrán permitido que, por ejemplo, las estructuras de colágeno presentes en las articulaciones de la pelvis sean más laxas para permitir que el cuerpo de la mujer gestante vaya evolucionando a la par que el crecimiento de su hijo. O, en el momento del parto, incluso la lesión del periné o del abdomen, si es que se producen, habrá permitido el nacimiento del bebé. Y ¿qué queda en el postparto de estas lesiones tisulares?

El actor principal a nivel molecular va a ser el colágeno. Los músculos, los tendones, las fascias, están compuestos principalmente por colágeno. Y…¿Qué constituye al colágeno?. El principal constituyente del colágeno son los aminoácidos presentes en las proteínas. Y, ¿de donde conseguimos las proteínas? Básicamente de los alimentos que ingerimos.

Entonces, ¿ una buena recuperación postparto pasa por una buena alimentación? Por supuesto, aunque haya muchos factores a tener en cuenta, la respuesta es sí. La alimentación va a hacer que la inflamación fisiológica propia al postparto se resuelva mejor en función de lo que comamos. Dicho de otro modo, la alimentación va a ayudar a que el cuerpo de la mujer regenere mejor si prestamos atención a los productos que utilizamos para nuestra alimentación. Imagináis a un deportista después de un gran esfuerzo alimentándose de cualquier manera? Verdad que no.

Un objetivo que debemos marcarnos en el postparto es crear el ámbiente óptimo para la recuperación consiguiendo no soló cicatrizar las heridas sino hacerlo en un tiempo óptimo evitando complicaciones o retrasos en la cicatrización.

Los factores clave para la recuperación del colágeno son:

1. Hidratación: el tejido conjuntivo está formado en un 70% de agua. Así es lógico pensar que una ingesta correcta de agua deba acompañar a la regeneración y más aún si la mujer está dando pecho.

2. Proteínas: el fibroblasto, es una célula del tejido conjuntivo cuya misión principal es segregar colágeno para la regeneración de las heridas. Esta compuesto por proteínas/péptidos. La alimentación será clave para aportar la materia prima para la síntesis de este tipo de moléculas. Cuando hablo de la materia prima hablo de los aminoácidos; si utilizáramos una metáfora: un a proteína es a un edificio lo que el aminoácido es al ladrillo.Recuperación de los tejidos en el postparto. El colágeno
En cuanto a los aminoácidos cabe decir que hay unos que se consideran esenciales y otros que se consideran no esenciales. Los aminoácidos esenciales deben ser introducidos a través de a la alimentación ya que el cuerpo no tiene la capacidad de sintetizarlos. Estos son: Histidina, Isoleucina, Leucina, Lisina, Metionina, Fenilalanina, Treonina, Triptófano, Valina y Alanina. Pero no se queda ahí la cosa. Hay una serie de aminoácidos no esenciales, es decir, aquellos que el cuerpo sí puede sintezar por si mismo que en procesos de enfermedad, de inflamación o cuando estamos sometido a un estrés significativo, ven dificultada su síntesis endógena. Éstos son la glutamina que estimula la síntesis de colágeno y la Arginina invulucrada en procesos metabólicos, e inmunológicos acelerando la cicatrización de heridas; Otros aminoácidos como la glicina, la prolina y la hidroxiprolina constituyen el 23% de una molécula de colágeno.

Aumentar la biodisponibilidad de los precursores de colágeno es vital para su síntesis. Así que, si queremos reconstruir tejido es necesaria la ingesta de este tipo de sustancias. Gracias al consumo de huevos, de pescado y de carne de calidad aseguraremos su aporte.

3. Grasas: los ácidos grasos poliinsaturados derivados de las grasas omega 3 (EPA, DHA) y de las grasas omega 6(AA), en general conocidos como PUFA, participan de las rutas metabólicas que ayudan a resolver la inflamación. Alimentos como el pescado azul, el marisco, la carne, los huevos de calidad, la grasa presente en el coco, el aguacate, los frutos secos, etc… van a permitir disminuir al máximo la inflamación del tejido. Dicho de otro modo, permitirán que se de una
inflamación óptima en tiempo y también en intensidad facilitando así la reparación del tejido.

4. Vitaminas: las vitaminas A, E y C juegan un papel importante en la síntesis de colágeno. Alimentos como las frutas, las verduras, la yema del huevo, el aceite de oliva, entre otros, pueden ser un gran aliado para el aporte de estas vitaminas.

5. Minerales: numerosas reacciones de síntesis de colágeno están mediadas por minerales como el cobre y el zinc. El cobre actúa como cofactor para la síntesis de colágeno y el zinc juega un papel importante en la proliferación celular y la síntesis de proteínas. La deficiencia de estos minerales, reduce la resistencia de la herida, reduce la síntesis de colágeno, disminuye la tasa de epitelización y disminuye la inmunidad.

6. Bioflavonoides y antioxidantes: los arándanos, las moras, las grosellas negras, la cereza, la cebolla roja, las uvas, la canela… son algunas de las fuentes a partir de las que el cuerpo puede cargarse de bioflavonoides y antioxidantes. Estas sustancias protegeran al cuerpo contra el daño oxidativo y los radicales libres. Algunos bioflavonoides son capaces incluso de fijarse a fibras de colágeno y reforzar así la elasticidad del tejido conjuntivo.

Como podéis ver la alimentación debe ser un gran aliado para la recuperación postparto pero no solo a base de comer bien regeneraremos el cuerpo. El momento en el que se introduzca la actividad física, la carga y/o la tensión que se le aplique al tejido, el descanso, la exposición solar, el amor, la tribu, la exposición a tóxicos, etc… son algunos factores que pueden influir en la recuperación postparto. Recuerda que un pasado blog te explicamos cuales eran los 5 errores que debíamos evitar en el postparto, recuérdalo aquí.

Aprende cómo y cuando programar y progresar la actividad física en la mujer en su etapa post parto, como optimizar su recuperación con la formación que hemos preparado. Descubre más sobre el curso Actividad Física y Salud en el Postparto aquí.

Y recuerda que si lo prefieres puedes formarte a tu ritmo y desde casa gracias a la formación on-line que te ofrecemos ya es posible: Curso superior universitario en Actividad física y salud perinatal On-line, infórmate aquí

Autora
Irene Fernández Centellas
Fisioterapeuta y Psiconeuroinmunóloga
Co-directora y co-fundadora de FisioFit Woman
Especializada en Uroginecologia, Obstetricia y Fisiosexologia
Máster Oficial en Nutrición Humana y Salud
Profesora colaboradora en diferentes formaciones de postgrado

Más información en :

www.fisiofitwoman.com

info@fisiofitwoman.com

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

Cómo visitar a una familia en el postparto

Cómo visitar a una familia en el postparto.

Poco después de tener a mi segundo hijo escribí una serie de ideas que resultaba interesante quela gente conociera a la hora de visitar a una familia en el postparto. Es posible que se note por el tono del post que aún estaba en la fase de la osa madre protectora… Había vivido algunas visitas no muy óptimas y me salió el deseo de proteger a otras madres.

Os entrego 14 cosas de qué hacer o no hacer para ser el visitante ideal a una familia con un bebé recién nacido. Para empezar, es necesario recordar que las familias con bebés recién nacidos necesitan paz y tranquilidad, las visitas pueden ser muy perjudiciales para la recuperación de la madre y para una lactancia feliz. Me encantaría que comentarais al final del blog qué os parece, qué opináis o si vosotros también habéis vivido alguna situación así. Empezamos:

1. No visitar una nueva familia en las primeras semanas o incluso el primer mes postparto. Si eres parte de la familia o el mejor amigo entonces es mejor hablar de las visitas antes del nacimiento y planificar una visita rápida (10-15 minutos máximo) cuando los padres digan que quieren recibir visitas. No vayas nunca sin invitación, especialmente al hospital/clínica/casa de partos.

2. Envía un mensaje o WhatsApp para ver si es un buen día para una visita. No llames porque podrías despertar al bebé o a la madre o al padre. Pregúntales si necesitan algo. Di: “Me voy a la tienda. ¿Hay algo que pueda llevaros? “, Incluso si no estás planeando en ir a la tienda.

3. Si tienes niños pequeños no les lleves contigo a la visita. Los bebés obviamente van con la madre a las visitas pero si son mayores quizás es mejor que no los lleves o bien, en cuanto veas que empieza a ser niño, a perder la vergüenza, plantéate marchar de la casa para que puedan descansar.CÓMO VISITAR A UNA FAMILIA EN EL POSTPARTO.

4. Preséntate con alimentos. Comidas saludables son unos regalos perfectos. Si preparas varios tuppers quizás está bien que pongas la fecha en la que se ha cocinado. Incluso puedes llevar algo para picar durante la vista pero asegúrate de que lo que sea que lleves no requiera una gran cantidad de platos (si tu visita crea platos, luego lávalos antes de salir.) Los productos que se pueden comer con una mano y sólo necesitan una servilleta son perfectos para madres que dan pecho.

Haz click aquí para un libro de cocina electrónico que está lleno de recetas fáciles que son perfectos para una familia postparto: http://dietasaludablefitnessintegral.com/es/recetas/

5. Si la familia tiene niños mayores, tráeles un pequeño detalle y dales la atención en primer lugar. Los mejores regalos son algo para mantenerlos ocupados. No lleves juguetes que hacen ruido o que sea necesario la supervisión por un adulto. Recuerda que cuando tú, visitante te vayas, los papas deberan vigilarlo y quizás… Sugiere que sea el hermano (s) que te presente al bebé y sigue dándole mucha atención al hermano mayor durante toda la visita para aliviar el tema jesusea.

6. Lávate las manos cuando entres. Y por favor, no toques la cara o las manos del bebé. Y obviamente no se puede visitar un bebe si se está enfermo.

7. No pidas coger al bebe en tus brazos. Mamá te lo ofrecerá si ella quiere. Es muy probable que la madre quiera tener su bebe con ella (contacto piel con piel posiblemente). NUNCA culpabilices a la madre por no querer dejarte a su bebé. No digas cosas como “¿Cuándo voy a poder tener el bebe en mis brazos? ” “Oh que lástima que este durmiendo.” “¡Oh, cómo me encanta coger a los bebés” etc. al escuchar estas frases, la mamá podría entregar el bebé a modo cortesía cuando realmente a ella no le apetece. Así no te sientas decepcionado si no has cogido al bebé en brazos, considerarlo un bonus extra si llegas a tener al bebe contigo. Y por supuesto, nunca debes cogerlo sin permiso.

8. Si el bebé está durmiendo en ningún hay que despertarlo. Creo que no merece ni la más mínima explicación.Cómo visitar a una familia en el postparto

9.Si mamá quiere amamantar, no hace falta hacer nada. No te tienes que levantar, no es necesario apartar la mirada. No se tiene que hacer nada fuera de lo normal alimentar a un bebe con leche materna es lo normal. Sin embargo, si el bebé está inquieto o mamá-bebé necesita privacidad, entonces este es un buen momento para ir a preparar un té, ir al baño, etc. No hagas que la madre tenga que levantarse e ir a otra habitación. Esto será así asumiendo que estás visitando después de las primeras semanas/primer mes y la lactancia ya fluye. Si en cambio, vas a visitar cuando la mamá y el bebé todavía están aprendiendo a amamantar, entonces este es un buen momento para poner fin a la visita. ¿Sabes cuales deben ser los conocimientos mínimos que debemos tener sobre la lactancia? Consulta lo aquí 

10. Cuando la madre esta dando el pecho traerle un vaso de agua grande. En realidad mejor si la has traído una botella de agua que se puede cerrar y abrir con una sola mano. Ni siquiera preguntar, sólo hazlo. Cuando termina el vaso / botella, rellénalo. Por favor, no dejes el recipiente con el agua fuera de su alcance o cerrado, ella no podrá abrirlo con una mano.

11.Hazle un masaje en la espalda, hombros o pies por ejemplo a la madre (y al padre si tienes tiempo).

12. Si eres un amigo cercano o familiar entonces ayuda con la limpieza lavando platos, lavando o doblando ropa, cocinando, etc.

13. El tiempo de la visita es importante. Mantén la visita unos 30 minutos (o menos).

14. Llévate la basura cuando salgas. Insiste!!! ya que si les preguntas te dirán no.

Siguiendo estas sugerencias realmente harás que el tiempo de la nueva familia contigo sea muy agradable y menos estresante. Te convertirás en el mejor visitante de la historia.

Creo que no me olvido nada. Igualmente, de no ser así, por favor, aporta ideas en los comentarios, todos lo agradeceremos.

¡Muchas gracias!

consulta las formaciones que hemos preparado para ti. Consulta las formaciones aquí.

Más información en :

www.fisiofitwoman.com

info@fisiofitwoman.com

Autora:
Kaisa Tuominen
Licenciada en Ciencias del ejercicio físico
Coach Perinatal
Máster en Educación y Prevención de Salud
Directora de Mamás en Forma – Mare radiant

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!