Cómo visitar a una familia en el postparto

Cómo visitar a una familia en el postparto.

Poco después de tener a mi segundo hijo escribí una serie de ideas que resultaba interesante quela gente conociera a la hora de visitar a una familia en el postparto. Es posible que se note por el tono del post que aún estaba en la fase de la osa madre protectora… Había vivido algunas visitas no muy óptimas y me salió el deseo de proteger a otras madres.

Os entrego 14 cosas de qué hacer o no hacer para ser el visitante ideal a una familia con un bebé recién nacido. Para empezar, es necesario recordar que las familias con bebés recién nacidos necesitan paz y tranquilidad, las visitas pueden ser muy perjudiciales para la recuperación de la madre y para una lactancia feliz. Me encantaría que comentarais al final del blog qué os parece, qué opináis o si vosotros también habéis vivido alguna situación así. Empezamos:

1. No visitar una nueva familia en las primeras semanas o incluso el primer mes postparto. Si eres parte de la familia o el mejor amigo entonces es mejor hablar de las visitas antes del nacimiento y planificar una visita rápida (10-15 minutos máximo) cuando los padres digan que quieren recibir visitas. No vayas nunca sin invitación, especialmente al hospital/clínica/casa de partos.

2. Envía un mensaje o WhatsApp para ver si es un buen día para una visita. No llames porque podrías despertar al bebé o a la madre o al padre. Pregúntales si necesitan algo. Di: “Me voy a la tienda. ¿Hay algo que pueda llevaros? “, Incluso si no estás planeando en ir a la tienda.

3. Si tienes niños pequeños no les lleves contigo a la visita. Los bebés obviamente van con la madre a las visitas pero si son mayores quizás es mejor que no los lleves o bien, en cuanto veas que empieza a ser niño, a perder la vergüenza, plantéate marchar de la casa para que puedan descansar.CÓMO VISITAR A UNA FAMILIA EN EL POSTPARTO.

4. Preséntate con alimentos. Comidas saludables son unos regalos perfectos. Si preparas varios tuppers quizás está bien que pongas la fecha en la que se ha cocinado. Incluso puedes llevar algo para picar durante la vista pero asegúrate de que lo que sea que lleves no requiera una gran cantidad de platos (si tu visita crea platos, luego lávalos antes de salir.) Los productos que se pueden comer con una mano y sólo necesitan una servilleta son perfectos para madres que dan pecho.

Haz click aquí para un libro de cocina electrónico que está lleno de recetas fáciles que son perfectos para una familia postparto: http://dietasaludablefitnessintegral.com/es/recetas/

5. Si la familia tiene niños mayores, tráeles un pequeño detalle y dales la atención en primer lugar. Los mejores regalos son algo para mantenerlos ocupados. No lleves juguetes que hacen ruido o que sea necesario la supervisión por un adulto. Recuerda que cuando tú, visitante te vayas, los papas deberan vigilarlo y quizás… Sugiere que sea el hermano (s) que te presente al bebé y sigue dándole mucha atención al hermano mayor durante toda la visita para aliviar el tema jesusea.

6. Lávate las manos cuando entres. Y por favor, no toques la cara o las manos del bebé. Y obviamente no se puede visitar un bebe si se está enfermo.

7. No pidas coger al bebe en tus brazos. Mamá te lo ofrecerá si ella quiere. Es muy probable que la madre quiera tener su bebe con ella (contacto piel con piel posiblemente). NUNCA culpabilices a la madre por no querer dejarte a su bebé. No digas cosas como “¿Cuándo voy a poder tener el bebe en mis brazos? ” “Oh que lástima que este durmiendo.” “¡Oh, cómo me encanta coger a los bebés” etc. al escuchar estas frases, la mamá podría entregar el bebé a modo cortesía cuando realmente a ella no le apetece. Así no te sientas decepcionado si no has cogido al bebé en brazos, considerarlo un bonus extra si llegas a tener al bebe contigo. Y por supuesto, nunca debes cogerlo sin permiso.

8. Si el bebé está durmiendo en ningún hay que despertarlo. Creo que no merece ni la más mínima explicación.Cómo visitar a una familia en el postparto

9.Si mamá quiere amamantar, no hace falta hacer nada. No te tienes que levantar, no es necesario apartar la mirada. No se tiene que hacer nada fuera de lo normal alimentar a un bebe con leche materna es lo normal. Sin embargo, si el bebé está inquieto o mamá-bebé necesita privacidad, entonces este es un buen momento para ir a preparar un té, ir al baño, etc. No hagas que la madre tenga que levantarse e ir a otra habitación. Esto será así asumiendo que estás visitando después de las primeras semanas/primer mes y la lactancia ya fluye. Si en cambio, vas a visitar cuando la mamá y el bebé todavía están aprendiendo a amamantar, entonces este es un buen momento para poner fin a la visita. ¿Sabes cuales deben ser los conocimientos mínimos que debemos tener sobre la lactancia? Consulta lo aquí 

10. Cuando la madre esta dando el pecho traerle un vaso de agua grande. En realidad mejor si la has traído una botella de agua que se puede cerrar y abrir con una sola mano. Ni siquiera preguntar, sólo hazlo. Cuando termina el vaso / botella, rellénalo. Por favor, no dejes el recipiente con el agua fuera de su alcance o cerrado, ella no podrá abrirlo con una mano.

11.Hazle un masaje en la espalda, hombros o pies por ejemplo a la madre (y al padre si tienes tiempo).

12. Si eres un amigo cercano o familiar entonces ayuda con la limpieza lavando platos, lavando o doblando ropa, cocinando, etc.

13. El tiempo de la visita es importante. Mantén la visita unos 30 minutos (o menos).

14. Llévate la basura cuando salgas. Insiste!!! ya que si les preguntas te dirán no.

Siguiendo estas sugerencias realmente harás que el tiempo de la nueva familia contigo sea muy agradable y menos estresante. Te convertirás en el mejor visitante de la historia.

Creo que no me olvido nada. Igualmente, de no ser así, por favor, aporta ideas en los comentarios, todos lo agradeceremos.

¡Muchas gracias!

consulta las formaciones que hemos preparado para ti. Consulta las formaciones aquí.

Más información en :

www.fisiofitwoman.com

info@fisiofitwoman.com

Autora:
Kaisa Tuominen
Licenciada en Ciencias del ejercicio físico
Coach Perinatal
Máster en Educación y Prevención de Salud
Directora de Mamás en Forma – Mare radiant

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

 

Lactancia materna. ¿Qué conocimientos mínimos debemos de tener los profesionales que trabajamos con mujeres embarazadas y post-parto?

Lactancia materna. ¿Qué conocimientos mínimos debemos de tener los profesionales que trabajamos con mujeres embarazadas y post-parto?

El inicio de la maternidad es uno de los periodos mas vulnerables de la vida de una mujer, en el que se enfrentan a dudas e inseguridades, especialmente acerca de la alimentación del bebé. La lactancia es sin duda el aspecto que más dudas genera. Por ello muchas madres sufren la incertidumbre de no saber si su bebé se alimenta correctamente. Además con mucha frecuencia reciben de profesionales sanitarios y conocido consejos erróneos, derivando en un destete precoz no deseado por la diada madre-hijo.

Todos los profesionales que estamos en contacto con madres o niños durante su periodo de lactancia tenemos una gran influencia, ya que nuestros consejos como sanitarios son un referente para ellas. Es por esto que debemos tener una base de conocimientos para poder ayudarlas. La lactancia materna es una recomendación de salud pública mundial, que aporta numerosos beneficios tanto a la madre como al niño, o mas bien, la no lactancia conlleva riesgos. La iniciativa de Unicef IHAN (Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la lactancia) dice que:

“Los profesionales sanitarios recomendarán a todas las madres ofrecer lactancia materna exclusiva en los primeros seis meses y seguir dando el pecho durante al menos los dos primeros años de vida del bebé. Toda información respecto al destete deberá ser coherente con este ideal.”

Según la antropóloga Kathy Dettwyler y sus estudios sobre la lactancia y mamíferos “La lactancia materna abarcaba desde 2,5 años de lactancia como mínimo en los humanos, hasta 7 años como máximo.”

Como fisioterapeutas podemos tener dos focos principales de atención, el primero son las madres que acuden a su fisioterapeuta por cualquier motivo y/o dolencia que puede ser influyente o no de su lactancia, como problemas uroginecológicos frecuentes en el postparto, o por ejemplo una cervicalgia derivada de la tensión muscular en las tomas a causa de una postura forzada.

El segundo foco sería cualquier bebé que acude al fisioterapeuta por una patología susceptible de la misma (cólicos, fisioterapia respiratoria, torticolis congénita..). Es especialmente interesante en el caso de bebés que presentan hipotonía, hipertonía o cualquier problema del desarrollo, ya que estos podrían beneficiarse aún mas de la lactancia por su influencia en la musculatura, especialmente orofacial, y sus beneficios neurológicos.

Sin adentrarnos en los múltiples beneficios de la lactancia ni en todas las patologías a tratar, hay una base mínima que deberíamos conocer:

  • La lactancia materna es a demanda, por lo que nunca podremos decirle a una madre que su bebe hace tomas demasiado frecuentes o largas.
  • Hay una multitud de posturas para dar el pecho, si una madre sufre dolor de espalda en referente a su postura, podemos asesorarla para que pruebe con otras distintas.Lactancia materna. ¿Qué conocimientos mínimos debemos de tener los profesionales que trabajamos con mujeres embarazadas y post-parto?
  • Si la técnica es correcta la lactancia NO duele. Si la madre presenta dolor en el pecho o grietas en el pezón es probable su bebé esté enganchándose en una postura incorrecta, tenga algún problema de succión o pueda presentar frenillo sublingual corto. Nunca digamos a una madre que el dolor es ‘normal’, salvo escasas excepciones. En algunas ocasiones, hay mujeres que tienen una sensibilidad en el pezón que pueda causar molestias que van disminuyendo con el tiempo sin ninguna corrección, ésta es una de ellas.

  • Existen muy pocos medicamentos que realmente contraindiquen la lactancia materna, antes de indicar un destete a causa de un medicamento derivar siempre a la web http://www.e-lactancia.org que valora la compatibilidad de los medicamentos basado en evidencia científica.
  • No recomendar nunca bajo ningún concepto cualquier tipo de infusión o técnica para aumentar la producción de leche, a no ser que tengamos conocimientos avanzados. Si la mamá está desanimada mientras busca ayuda puede aumentar el tiempo de piel con piel con el bebé e intentar relajarse.
  • Si tenemos sospecha de que una madre pueda presentar mastitis (aguda, subaguda o subclínica) derivar siempre a laboratorio para que realicen un cultivo de leche de forma urgente. Algunos de los síntomas de la mastitis son fiebre, malestar general e inflamación en caso de la aguda, pinchazos durante las tomas en la subaguda y sensación de reflejo de eyección escaso en subaguda y subclínica. Mientras esperamos el cultivo puede comenzar a tomarse probióticos para disminuir o eliminar los síntomas.
  • No recomendar el uso de chupete por debajo de las 6 semanas del bebé.
  • Si no tenemos la información necesaria o no estamos seguros de lo que puede ocurrir siempre DERIVAR a la madre a una consultora de lactancia, un grupo de apoyo de lactancia (se pueden consultar todos en la web https://www.ihan.es/grupos-apoyo/ ¡Hay 498 en España!) o a su matrona de referencia.

Como conclusión hemos de apoyar y animar a las mujeres a dar el pecho. Debemos intentar ayudarles a resolver los problemas que puedan surgir, y si no tenemos claro como hacerlo, enviarlas al profesional adecuado y no dar consejos erróneos. Los fisioterapeutas podemos participar si así lo deseamos en cursos de formación en lactancia, y es muy recomendable si trabajamos de forma frecuente en alguno de los campos de referencia.

Autora:

Isabel Haya Carballo

Fisioterapeuta pediátrica

Máster en Manejo Avanzado de la Lactancia Materna, Universidad Rey Juan Carlos, Madrid

Referencias:

Hernández Aguilar MT, Aguayo Maldonado J. La lactancia materna. Cómo promover y apoyar la lactancia materna en la práctica pediátrica. Recomendaciones del comité de lactancia de la AEP. An Pediatr (Barc) 2005;63(4):340-56

Jennifer T, Kathleen A, Margaret H. ABM Clinical Protocol 16: Breastfeeding the Hypotonic infant. Breastfeeding Medicine 2007;2(2)

Algunos links de interés

http://www.laligadelaleche.es

http:// www.ihan.es

http://www.e-lactancia.org/

Más información en :

www.fisiofitwoman.com

info@fisiofitwoman.com

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

¿Hipogalactia? Mitos sobre lactancia materna (I)

¿HIPOGALACTIA? MITOS SOBRE LACTANCIA MATERNA (I)

¿Qué es la Hipogalactia?

Siguiendo la definición que proporciona la Asociación alba Lactancia Materna, se entiende por Hipogalactia a la escasa producción de leche materna, que no permite obtener un suministro de leche adecuado para satisfacer en exclusiva las necesidades nutricionales del bebé.

A nadie le sorprende si decimos que la lactancia materna tiene enormes beneficios tanto para el bebé como la mamá, siendo su alimento por excelencia. Si los niños recibiesen al menos 4 meses de leche materna se reducirían el 56% de las hospitalizaciones de los niños menores de un año y 5.400 visitas a atención primaria anuales en España; Y es por ello que el sistema sanitario cada vez se esfuerza mas por elevar las tasas de lactancia teniendo que lidiar con algunos mitos como este, la Hipogalactia.

Hipogalactia, ¿mito o realidad?

Hoy quiero analizar algunos de los mitos sobre lactancia materna que circulan y que me encuentro diariamente en consulta.

No tengo suficiente leche’

El mito por excelencia. Tenemos integrado que ‘no todas las mujeres tienen leche suficiente’. Esta es una de las mayores preocupaciones de los padres, y para prueba de ello, el mayor porcentaje (14%) de las preguntas recibidas en el foro de la AEPED se refieren a la cantidad y calidad de la leche y a la ganancia de peso del bebé.

La inseguridad, especialmente cuando es la primera lactancia de la madre, aumenta con la demanda intensa de un bebé recién nacido y su llanto persistente, pudiendo dar una falsa percepción de hipogalactia. Es importante entender que el pecho funciona bajo la ley de la oferta y la demanda, es decir, cuanto más mama el niño más leche hay. Algunas pautas que empezaron a difundirse hace más de 70 años y por desgracia hoy en día algunos profesionales siguen utilizando, son totalmente erróneas, como por ejemplo: la lactancia es cada 3 horas, 10 minutos en cada pecho.

‘Lactancia cada 3 horas’

¿Qué es lo más erróneo de la afirmación? La lactancia materna debe ser a demanda(*). Si nosotros no esperamos para almorzar a una hora determinada porque ‘no han pasado 3 horas’, un bebé que acaba de salir del útero de su madre, donde recibía alimento de forma constante, menos ¿verdad?.

(*) En casos especiales en los que la ganancia de peso es escasa y el bebé es dormilón, hipotónico o prematuro la lactancia pasará de demanda a oferta, es decir ,serán las madres las que ofrezcan el pecho sin esperar la demanda.

‘Cambiar al bebé de pecho tras 10 minutos’

Los profesionales de lactancia decimos que hay ‘dos leches’ la del principio y la del final. No es algo estricto, no estás dando de mamar y de repente tu leche cambia, pero sí es al final de la toma cuando el niño recibe el mayor contenido graso. Si lo cambiamos después de 10 minutos, esta recibiendo la leche menos grasa de ambos. La recomendación siempre es que el bebé suelte el pecho él solo, después podemos probar a ofrecerle el otro, del que puede que tome o puede que no. Puede que un día tenga más hambre, y otro menos. Y todo esto es normal, ¡Olvidémonos del reloj!

¿Hipogalactia? Mitos sobre lactancia materna (I)

¿Existe entonces la Hipogalactia?

Distinguimos dos tipos de hipogalactia: primaria y secundaria.

La Hipogalactia primaria es un fenómeno extraño que afecta a una minoría de madres, y puede deberse a distintas causas: hipoplasia mamaria (primaria o secundaria); problemas hormonales por retención placentaria, algunos medicamentos o enfermedades hormonales, entre otras.

La Hipogalactia secundaria se debe principalmente a la mala información y aplicaciones de pautas erróneas a la hora de alimentar al bebé, aunque podemos dividirlas en la disminución o ausencia de la estimulación y la mala estimulación o estimulación dolorosa a causa de un mal enganche.

Y lo más importante, ¡En TODAS las hipogalactias, se puede conseguir mejorar la producción láctea!

Si realmente crees que tu bebé no gana peso, su agarre no es adecuado y quieres mantener tu lactancia, por favor ¡Busca ayuda y disfruta de tu lactancia!

Autora:

Isabel Haya Carballo

Fisioterapeuta pediátrica

Máster en Manejo Avanzado de la Lactancia Materna, Universidad Rey Juan Carlos, Madrid

Referencias:

Alison V. Holmes. Establishing Successful Breastfeeding in the Newborn Period. Pediatr Clin N Am 60 (2013) 147–168.

Philip O. Anderson
. The Galactogogue Bandwagon. J Hum Lact (2013) 29: 7

Renate L. Bergmann, Karl E. Bergmann, Katharina von Weizsäcker, Monika Berns, Wolfgang Henrich and Joachim W. Dudenhausen. Breastfeeding is natural but not always easy: intervention for common medical problems of breastfeeding mothers – a review of the scientific evidence. J. Perinat. Med. (2014) 42(1): 9–18

Algunos links de interés

http://albalactanciamaterna.org/

http://www.lactapp.es/

http://www.e-lactancia.org/

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!