¿Es importante estar en forma para el parto?

¿Es importante estar en forma para el parto?

Las mujeres sabemos parir.  La especie humana tiene la misma capacidad para parir a sus criaturas que otras mamíferas.  El problema es que los humanos somos expertos en perturbar el proceso fisiológico del nacimiento.  Una mujer “normal” y sana no necesita una condición física “especial” para parir. 

El problema es que muchas mujeres no se cuidan para estar en las condiciones “normales” propias a nuestra especie.

El objetivo del coaching prenatal individual o clases prenatales, como los de Mamás en Forma (www.mhunters.com/mamasenforma), es optimizar la salud de la mujer y del bebé y de esta manera optimizar las posibilidades de tener un parto fisiológico y respetado y bebés sanos. 

Este tema puede causar debates entre los profesionales perinatales porque el mensaje entendemos que no debería ser “no se puede parir sin estar en forma”.  Pero si que creo que es importante que las mujeres entiendan que “estar en forma” es lo normal de la especie humana.  El sedentarismo y la baja forma deja la mujer en una condición no ideal para parir.

                                                 embarazad ejercicio

Hay estudios que demuestran que estar en forma ayuda a tener un parto más corto, con menos intervenciones y menos riesgos de una cesárea.  Aunque también se sabe que es muy difícil estudiar partos. Hay muchos factores que influyen en los resultados.

No olvidemos que el proceso del parto es involuntario. Lo más importante y determinante puede llegar a ser las personas que asistan el parto y el lugar donde la mujer de a luz.

Ser asistida por una matrona (o matrón) aumenta considerablemente la tasa de partos fisiológicos, baja las posibilidades de un parto instrumentado o una cesárea.

Es muy importante dejar a la mujer el tiempo necesario, su ritmo y crear  un ambiente que favorezca los procesos hormonales del parto.                     

El día del nacimiento, de alguna manera, las mujeres se transforman en heroínas.  Sacan energías que no sabían que existían, tienen una resistencia y una fuerza que en la vida diaria no sabían que tenían.  En el estado de “heroína mamífera “  el parto puede fluir mejor  y con un acompañamiento respetuoso aún más. Aquí, una vez más las matronas son claves.

Dos puntos  importantes:

  1. No es necesario “estar en forma” para parir “bien”.
  2. “Estar en forma” es lo normal de la nuestra especie.

Las mujeres deben intentar  tener una salud óptima para sus bebés y más importante, estar en forma hace que se nos sintamos bien. Honramos y respetamos a nuestro cuerpo. El ser humano necesita movimiento para estar en buenas condiciones.

Si eres mamá, asegúrate de contactar con un experto en salud y actividad física perinatal formado por FisioFit Woman para poner tu salud en buenos manos.  Puedes utilizar nuestro buscador aquí

Si eres un profesional apasionado en acompañar a mujeres en su etapa perinatal y te gustaría profundizar en salud y actividad física perinatal, aquí tienes los próximos cursos. ¡Consúltalos!

Más información en :

www.fisiofitwoman.com

info@fisiofitwoman.com

Autora:
Kaisa Tuominen
Licenciada en Ciencias del ejercicio físico
Coach Perinatal
Máster en Educación y Prevención de Salud
Directora de Mamás en Forma – Mare radiant

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

 

¿Es seguro realizar actividad física en el embarazo?

¿Es seguro realizar actividad física en el embarazo?

En muchas ocasiones oyes a mujeres embarazadas decir que no saben qué actividad física hacer durante el embarazo o incluso muchos profesionales no saben que indicarles. La demanda creciente, las mujeres embarazadas: “Quiero hacer actividad física estando embarazada, ¿y ahora qué? ¿Es seguro realizar actividad física en el embarazo?. Cuantos mitos existen alrededor de la gestación, ¿sabrías citar algunos?

Antiguamente se pensaba que realizar actividad física durante el embarazo ponía en riesgo la salud del bebé, o que la mamá no aumentaría el suficiente peso como para ser considerado un embarazo saludable o incluso, que realizar actividad física en el embarazo podía ser perjudicial para el momento del parto. ¿ Qué hay de cierto en estos mitos? La respuesta, estos mitos son totalmente falsos. De hecho, el Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG) reconoció que el estilo de vida sedentario es un riesgo importante para la salud de las mujeres gestantes y publicó sus primeras pautas para el ejercicio durante el embarazo en 1985, y la última actualización fue publicada en 2015 (1). En un pasado blog te explicamos qué actualizaciones se habían publicado. (Consulta las actualizaciones aquí)

¿Es seguro realizar actividad física en el embarazo?

Quiero presentaros un metaanálisis publicado en el año 2016 en el que se incluyeron a 2059 mujeres embarazadas (2). El grupo de mujeres estudiadas realizó actividad física durante el embarazo entre 3 y/o 4 días a la semana. La intensidad del ejercicio fue moderada (60% 80% de la frecuencia cardiaca máxima ), también se incluyeron ejercicios de fuerza ( ¿Para qué es tan importante entrenar la fuerza durante la gestación?, aquí). Los resultados publicados fueron que no se le asoció a la actividad física un mayor riesgo de parto prematuro (es decir, <37 semanas) o a un bebé de bajo peso al nacer.

                                                               vlcsnap-2017-03-15-19h19m26s916

Me gustaría remarcar que, no sólo es seguro practicar ejercicio durante el embarazo sino que además, es una estrategia principal de tratamientos para mujeres que presentan sobrepeso/obesidad, diabetes gestacional e incluso hipertensión arterial crónica. Según publican Muktabhant B et al., en el 2015, la práctica deportiva aeróbica moderada (caminando, danza, aeróbicos) con o sin dieta se asoció con una reducción relativa significativa en el riesgo de un aumento excesivo del peso gestacional (3). Este punto es clave, ya que, parece que la evidencia demuestra que la ganancia de peso excesiva durante el embarazo ayuda a prevenir: macrosomía fetal en los recién nacidos, diabetes gestacional, preeclampsia, dolor lumbopélvico e incluso, incontinencia urinaria (4).

¿Qué ejercicios? ¿Cuándo? ¿Cómo?

De acuerdo con las últimas pautas de ACOG, 2015 (2), a todas las mujeres embarazadas sin contraindicaciones obstétricas y médicas se las debe animar a que sigan las mismas pautas de ejercicio que las mujeres no embarazadas. ¿Cuándo? La mayoría de los estudios de alto impacto utilizan ejercicios aeróbicos y/o ejercicios de fuerza con intervenciones que comienzan después de la primera visita prenatal (semanas 9-12) y duran hasta cerca del término (semanas 38-39) (5). ¿Cómo? Según ACOG, la mejor manera para medir el esfuerzo es con la escala del habla: “Que se pueda mantener una conversación pero no fluida”. Y es más, se le cuestiona al reposo ser una buena práctica terapéutica. Eso sí, la mujer embarazada debe ser entrenada por profesional cualificado. Recuerda que en nuestra página puedes encontrar un trainer especializado para acompañar a la mujer embarazada y en su postparto. Busca al entrenador más cercano a ti aquí.

Y ante la pregunta, ¿es seguro realizar actividad física en el embarazo?. Simplemente comentaros algunas precauciones y contraindicaciones. Debemos asegurar que la mujer se sienta cómoda, este hidratada, se eviten las horas de máxima calor o incluso condiciones de máxima calor y humedad. Además os recordamos que hay algunos signos o síntomas por las que sí se debería interrumpir la actividad física en el embarazo: Pérdida de líquido amniótico, sangrado vaginal, contracciones dolorosas y regulares que no ceden con reposo, mareos, dolor de cabeza… Cualquier síntoma que os suene a no óptimo y no saludable, os debe hacer ser prudentes, igualmente aquí podéis consultar más sobre aquellas señales por las que deberéis detener la actividad física en el embarazo aquí. Se desaconsejan ejercicio que superen el 90% de la FCmáx e incluso grandes cargas o aquellos ejercicios que deban realizarse en Valsalva ( en este caso además de por repercutir negativamente en el bebé, también por la posible lesión que puede darse en el suelo pélvico).

Y cuál podría ser la conclusión de este blog… os dejo a vosotros la interpretación. Mi intención, presentaros un pequeño resumen de lo que dice la ciencia en revistas indexadas y publicadas en el 2015, 2016, 2017… actualidad en estado puro.

Ahora te toca a ti divulgar, comparte este blog, haz saber que la actividad física en el embarazo es una herramienta segura y muy beneficios para la mujer. ¡¡¡Adelante!!!.

Referencias:

  1. ACOG committee opinion no. 650: physical activity and exercise during pregnancy and the postpartum period. Obstet Gynecol. 2015;126(6): e135-e142.
  2. Di Mascio D, Magro-Malosso ER, Saccone G, et al. Exercise during pregnancy in normal-weight women and risk of preterm birth. Am J Obstet Gynecol. 2016;215(5):561-571.
  3. Muktabhant B, Lawrie TA, Lumbiganon P, Laopaiboon M. Diet or exercise, or both, for preventing excessive weight gain in pregnancy. Cochrane Database Syst Rev. 2015;(6):CD007145.
  4. Artal R. Exercise during pregnancy and the postpartum period. http://www.uptodate.com /contents/exercise-during-pregnancy-and-the -postpartum-period. Accessed February 2, 2017.
  5. Perales M., Artral R., Alejandro L. Exercise During Pregnancy. JAMA 2017; 317(11): 1113- 1114

Autora
Irene Fernández Centellas
Fisioterapeuta y Psiconeuroinmunóloga
Co-directora y co-fundadora de FisioFit Woman
Especializada en Uroginecologia, Obstetricia y Fisiosexologia
Máster Oficial en Nutrición Humana y Salud
Profesora colaboradora en diferentes formaciones de postgrado

Más información en :

www.fisiofitwoman.com

info@fisiofitwoman.com

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

¿Sabes como reducir lesiones en el periné durante el parto?

¿Sabes como reducir lesiones en el periné durante el parto?

Hoy queremos presentarte un estudio muy interesante. Su autora, Carolina Walker, nos explica como reducir lesiones en el periné durante el parto. Para mi, este es uno de los estudios más impactantes en el ámbito prenatal.

Esta publicado en 2012 y lo puedes encontrar aquí: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22297706

Este estudio nos demuestra que parir en la posición clásica, la posición de litotomía, aumenta el riesgo de lesiones en el periné y aporta un protocolo fácil de introducir, en el ámbito hospitalario, para aquellas mujeres que eligen como método antiálgico la anestesia epidural. Recuerda que un pasado blog hablamos sobre el dolor y el parto ( recuérdalo aquí)

Durante las clases de actividad física perinatal, unos de los temas que a las mujeres les interesa mucho es el dolor, la analgesia, etc… Yo les recomiendo lean este artículo y que lo lleven a la consulta ginecológica. Una pregunta tan simple como: ” si decido epidural, ¿podría dar a luz tumbada de lado?” , puede hacer que se reduzcan de manera significativa las lesiones en el periné durante el parto.

En España, hoy en día, la mujer que elige epidural casi siempre está obligada a parir en posición de litotomía. No se espera a que ella tenga deseo a empujar, se le pide que empuje cuando el cérvix está a 10cm de dilatación (dilatación completa).images

C. Walker en 2012, nos da una alternativa con resultados muy positivos.

En su estudio randomizado, con una muestra de 199 mujeres, todas bajo el efecto de la anestesia epidural. Se divide en dos grups:

  1. 96 mujeres en el grupo del tratamiento estándar = expulsivo en litotomía y empezar los pujos a 10cm.
  2. 103 mujeres en el grupo de la intervención = cambios posturales durante la dilatación y expulsivo de lado.

El grupo de la intervención eligieron voluntariamente que postura querían entre:

  • Sentada
  • De rodillas
  • De lado
  • A cuatro patas

Se las cambió de postura cada 20-30 minutos durante la dilatación después de suministrarles la epidural.

La fase de los pujos del expulsivo empezó cuando ellas tenias ganas de empujar o si no tenían esperaban 120 minutos (2 horas) antes de hacer pujos dirigidos sin ganas de empujar.

Los resultados de su estudio son espectaculares:

El protocolo de dejar las mujeres cambiar de postura y esperar a que tuvieran ganas de empujar (signo que el bebé está bajo) redujó significativamente el uso de instrumentos, el tiempo del expulsivo y las lesiones perineales. A parte de estos resultados, también vieron que, utilizar el protocolo de movimiento y esperar al deseo de empujar no causo ninguna consecuencia negativa.

En el estudio, la autora comenta que no hay motivo para negar a las mujeres, en fase de dilatación y bajo anestesia peridural el movimiento. Sabiendo además que facilita el descenso fetal.

Protocolo Estándar Protocolo cambios posturales y esperar al deseo de empujar p
Instrumentos 42,1% 19,8% P<0.001
Periné intacto 12.2% 40,3% P<0.001
Episiotomia 51,4% 21% P<0.001

¿Qué os parece? La verdad es que a mi, el día que lo leí, me pareció sorprendente y muy esperanzador.

Los profesionales que trabajamos con mujeres en su etapa perinatal tenemos que poder armarlas con información actualizada. Aunque las cosas van cambiando, aún existen muchos protocolos que dificultan el nacimiento en sí, sobretodo en cuanto a lesiones perineales se refiere. Nuestra tarea es acompañar a la mujer, optimizar sus posibilidades de un parto respetado, con el mínimo riesgo y daño tanto físico como emocional. Educarlas sobre la importancia del movimiento durante la dilatación, la libertad de elegir posiciones del expulsivo y el peligro de pujos dirigidos tempranos guiará a las mujeres a elegir bien donde y con quien dar a luz para aumentar las posibilidades de tener el parto que desean.

Conviértete en un experto en salud y actividad física perinatal. Consulta nuestra formación en formato presencial y en formato on-line. Recuerda que el curso superior universitario en Actividad física y Salud perital on-line empieza en Abril. Infórmate y apúntate al curso aquí.

Consulta las formaciones que hemos preparado para ti. Consulta las formaciones aquí.

Más información en :

www.fisiofitwoman.com

info@fisiofitwoman.com

Autora:
Kaisa Tuominen
Licenciada en Ciencias del ejercicio físico
Coach Perinatal
Máster en Educación y Prevención de Salud
Directora de Mamás en Forma – Mare radiant

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

Recuperación de los tejidos en el postparto. El colágeno

Recuperación de los tejidos en el postparto. El colágeno

En todas las etapas de la vida es importante cuidarse. La alimentación, el ejercicios físico, el manejo del estrés, son diferentes pilares que influyen en nuestro estado de salud y sobretodo en cómo recuperamos o regeneramos nuestros tejidos.Y os podríais preguntar,¿qué tiene esto de interesante en la etapa postparto?.

El postparto es una etapa marcada por inflamación, por un desajuste desequilibradamente equilibrado a nivel hormonal, por lesiones tisulares e incluso emocionales, etc. Estos aspectos formen parte del momento postparto y va a ser clave como manejemos los pilares que hemos mencionado al inicio de este escrito para conseguir una recuperación y regeneración óptima de los tejidos. 

Citando a Carlos Pérez nos dice que, “la inflamación es un maravilloso proceso que nos ha acompañado a lo largo de la evolución y que nos sirve para proteger a nuestro cuerpo”. Si escuchamos a nuestro cuerpo nos daremos cuenta como un tejido inflamado también tiene la capacidad de desinflamarse o mejor dicho de resolver su inflamación dando como producto final de esta ecuación un tejido regenerado y/o más sano. Retomo la pregunta, ¿Cómo influye en el postparto la inflamación?

El embarazo y sobretodo el parto habrá dado como consecuencia una serie de cambios a nivel del tejido conjuntivo. Estos cambios habrán permitido que, por ejemplo, las estructuras de colágeno presentes en las articulaciones de la pelvis sean más laxas para permitir que el cuerpo de la mujer gestante vaya evolucionando a la par que el crecimiento de su hijo. O, en el momento del parto, incluso la lesión del periné o del abdomen, si es que se producen, habrá permitido el nacimiento del bebé. Y ¿qué queda en el postparto de estas lesiones tisulares?

El actor principal a nivel molecular va a ser el colágeno. Los músculos, los tendones, las fascias, están compuestos principalmente por colágeno. Y…¿Qué constituye al colágeno?. El principal constituyente del colágeno son los aminoácidos presentes en las proteínas. Y, ¿de donde conseguimos las proteínas? Básicamente de los alimentos que ingerimos.

Entonces, ¿ una buena recuperación postparto pasa por una buena alimentación? Por supuesto, aunque haya muchos factores a tener en cuenta, la respuesta es sí. La alimentación va a hacer que la inflamación fisiológica propia al postparto se resuelva mejor en función de lo que comamos. Dicho de otro modo, la alimentación va a ayudar a que el cuerpo de la mujer regenere mejor si prestamos atención a los productos que utilizamos para nuestra alimentación. Imagináis a un deportista después de un gran esfuerzo alimentándose de cualquier manera? Verdad que no.

Un objetivo que debemos marcarnos en el postparto es crear el ámbiente óptimo para la recuperación consiguiendo no soló cicatrizar las heridas sino hacerlo en un tiempo óptimo evitando complicaciones o retrasos en la cicatrización.

Los factores clave para la recuperación del colágeno son:

1. Hidratación: el tejido conjuntivo está formado en un 70% de agua. Así es lógico pensar que una ingesta correcta de agua deba acompañar a la regeneración y más aún si la mujer está dando pecho.

2. Proteínas: el fibroblasto, es una célula del tejido conjuntivo cuya misión principal es segregar colágeno para la regeneración de las heridas. Esta compuesto por proteínas/péptidos. La alimentación será clave para aportar la materia prima para la síntesis de este tipo de moléculas. Cuando hablo de la materia prima hablo de los aminoácidos; si utilizáramos una metáfora: un a proteína es a un edificio lo que el aminoácido es al ladrillo.Recuperación de los tejidos en el postparto. El colágeno
En cuanto a los aminoácidos cabe decir que hay unos que se consideran esenciales y otros que se consideran no esenciales. Los aminoácidos esenciales deben ser introducidos a través de a la alimentación ya que el cuerpo no tiene la capacidad de sintetizarlos. Estos son: Histidina, Isoleucina, Leucina, Lisina, Metionina, Fenilalanina, Treonina, Triptófano, Valina y Alanina. Pero no se queda ahí la cosa. Hay una serie de aminoácidos no esenciales, es decir, aquellos que el cuerpo sí puede sintezar por si mismo que en procesos de enfermedad, de inflamación o cuando estamos sometido a un estrés significativo, ven dificultada su síntesis endógena. Éstos son la glutamina que estimula la síntesis de colágeno y la Arginina invulucrada en procesos metabólicos, e inmunológicos acelerando la cicatrización de heridas; Otros aminoácidos como la glicina, la prolina y la hidroxiprolina constituyen el 23% de una molécula de colágeno.

Aumentar la biodisponibilidad de los precursores de colágeno es vital para su síntesis. Así que, si queremos reconstruir tejido es necesaria la ingesta de este tipo de sustancias. Gracias al consumo de huevos, de pescado y de carne de calidad aseguraremos su aporte.

3. Grasas: los ácidos grasos poliinsaturados derivados de las grasas omega 3 (EPA, DHA) y de las grasas omega 6(AA), en general conocidos como PUFA, participan de las rutas metabólicas que ayudan a resolver la inflamación. Alimentos como el pescado azul, el marisco, la carne, los huevos de calidad, la grasa presente en el coco, el aguacate, los frutos secos, etc… van a permitir disminuir al máximo la inflamación del tejido. Dicho de otro modo, permitirán que se de una
inflamación óptima en tiempo y también en intensidad facilitando así la reparación del tejido.

4. Vitaminas: las vitaminas A, E y C juegan un papel importante en la síntesis de colágeno. Alimentos como las frutas, las verduras, la yema del huevo, el aceite de oliva, entre otros, pueden ser un gran aliado para el aporte de estas vitaminas.

5. Minerales: numerosas reacciones de síntesis de colágeno están mediadas por minerales como el cobre y el zinc. El cobre actúa como cofactor para la síntesis de colágeno y el zinc juega un papel importante en la proliferación celular y la síntesis de proteínas. La deficiencia de estos minerales, reduce la resistencia de la herida, reduce la síntesis de colágeno, disminuye la tasa de epitelización y disminuye la inmunidad.

6. Bioflavonoides y antioxidantes: los arándanos, las moras, las grosellas negras, la cereza, la cebolla roja, las uvas, la canela… son algunas de las fuentes a partir de las que el cuerpo puede cargarse de bioflavonoides y antioxidantes. Estas sustancias protegeran al cuerpo contra el daño oxidativo y los radicales libres. Algunos bioflavonoides son capaces incluso de fijarse a fibras de colágeno y reforzar así la elasticidad del tejido conjuntivo.

Como podéis ver la alimentación debe ser un gran aliado para la recuperación postparto pero no solo a base de comer bien regeneraremos el cuerpo. El momento en el que se introduzca la actividad física, la carga y/o la tensión que se le aplique al tejido, el descanso, la exposición solar, el amor, la tribu, la exposición a tóxicos, etc… son algunos factores que pueden influir en la recuperación postparto. Recuerda que un pasado blog te explicamos cuales eran los 5 errores que debíamos evitar en el postparto, recuérdalo aquí.

Aprende cómo y cuando programar y progresar la actividad física en la mujer en su etapa post parto, como optimizar su recuperación con la formación que hemos preparado. Descubre más sobre el curso Actividad Física y Salud en el Postparto aquí.

Y recuerda que si lo prefieres puedes formarte a tu ritmo y desde casa gracias a la formación on-line que te ofrecemos ya es posible: Curso superior universitario en Actividad física y salud perinatal On-line, infórmate aquí

Autora
Irene Fernández Centellas
Fisioterapeuta y Psiconeuroinmunóloga
Co-directora y co-fundadora de FisioFit Woman
Especializada en Uroginecologia, Obstetricia y Fisiosexologia
Máster Oficial en Nutrición Humana y Salud
Profesora colaboradora en diferentes formaciones de postgrado

Más información en :

www.fisiofitwoman.com

info@fisiofitwoman.com

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

¿Enseñas actividad física a embarazadas? 3 ejercicios imprescindibles para preparar el parto.

¿Enseñas actividad física a embarazadas? 3 ejercicios imprescindibles para preparar el parto.

Si la respuesta es afirmativa, sí enseñas actividad física a embarazadas, desde FisioFit Woman y Mamás en Forma siempre insistimos en que no es suficiente que la actividad física o los ejercicios programados para las embarazadas sean seguros; tenemos que cerciorarnos que la planificación incluya movimientos y herramientas para ayudarlas a dar a luz.  Obviamente estar en forma ayuda a superar el reto físico que es el momento del parto, pero nos quedamos cortos si no incluimos ejercicios específicos para preparar su cuerpo para el parto.

Aquí tienes 3 ejercicios imprescindibles para programar en las sesiones o programas prenatales.

  1. Ejercicios de liberación pélvica.3 ejercicios imprescindibles para preparar el parto.

La vida sedentaria de la gran mayoría de las mujeres embarazadas las deja en desventaja a la hora de parir. Muchas mujeres pasan entre 8 y 14 horas sentadas diariamente.Nuestro cuerpo no está diseñado para estos abusos.El resultado es la parición de problemas de movilidad y de circulación.Por eso es de gran ayuda incluir ejercicios de liberación pélvica en las sesiones prenatales.

Puedes ver ejemplos en la aplicación móvil Mamás en  Forma.

https://itunes.apple.com/es/app/in-shape-moms/id463411926?mt=8

Dedicamos mucho tiempo a enseñar estos ejercicios en los cursos de FisioFit Woman, son imprescindibles.Cinco minutos al día pueden ayudar a la mujer a evitar dolor muscular, prevenir varices/hemorroides, preparar su cuerpo para el parto y ayudarla a sentirse conectada a su cuerpo y a su bebé.Esto facilita tener confianza en parir.

Incluye ejercicios que movilicen todas las articulaciones del conjunto pélvico- trocanterio y que liberen toda la musculatura que se inserta en esta zona.Estos grupos musculares tienen influencia en la apertura de la pelvis;la apertura es clave en el momento de encajar al bebé y en la fase expulsiva del parto.

Asegúrate de hacer pruebas de hiperlaxitud para saber si los ejercicios de movilidad son necesarios y con qué frecuencia realizarlos.Las mujeres hiperlaxas necesitan ejercicios de estabilidad.Recuerda como la hiperlaxitud puede influenciar en el embarazo y el parto aquí  Parte I , Parte II , Parte III

  1. Ejercicios para optimizar el posicionamiento del feto y consejos sobre que evitar para que los bebes se coloquen mal.

La vida sedentaria que tienen la gran mayoría de las mujeres embarazadas (trabajadoras) también invita a que los bebés se coloquen de manera no óptima y esto puede dificultar el parto.Nuestra tarea en programación prenatal e incluir ejercicios que ayuden a que los bebés se coloquen bien y  además, debemos instruir a las mamás para que no pasen demasiado tiempo en posiciones que causen una mala presentación en los bebés.

Estar muchas horas sentada en retroversión pélvica facilita que los bebés se coloquen de manera posterior.Parir un bebé en presentación posterior puede ser más doloroso, más lento y que haya más riesgo de instrumentación y cesáreas.

En el curso de Tratamiento Saludable y Actividad Física en el embarazo enseñamos técnicas que pueden ayudar a que los bebés se coloquen en occipito anterior.Además,cuando las mamás ya está en el último mes,les enseñamos ejercicios que favorecen el encajamiento

  1. Ejercicios para aprender a gestionar dolor

Por lo general lo que quiere aprender una embarazada es algo que le ayude a soportar el dolor del parto.Nuestro papel aquí es mucho más que “simples” ejercicios.Tenemos que ayudarla a entender qué función tienen las contracciones, que parir puede ser una experiencia increíblemente empoderante, y sobretodo explicarles los factores que aumentan el dolor y los que alivian el dolor.Recuerda el pasado blog sobre el dolor de parto aquí

Ejercicios fáciles de incluir en grupos o en sesiones individuales con embarazadas son ejercicios de relajación,práctica de respiración lenta,movimientos de dilatación combinados con visualizaciones, ejercicios de movilidad combinados con afirmaciones, etc.

La mejor herramienta que puedes dar a la mujer es la habilidad innata que tenemos para relajar y la importancia del movimiento en el trabajo de parto.Y si a esto le sumas una mujer informada y confiada en su cuerpo, quién ha elegido un sitio/profesionales que respetarán sus necesidades  y no perturbarán sus hormonas endógenas,es una combinación ideal para que pueda vivir bien las contracciones y evitar o necesitar menos fármacos.

Es importante que el servicio que ofrecemos a las mujeres embarazadas incluya actividad física para estar en forma y ejercicios de preparación al parto.Si a ti te faltan estos conocimientos puedes apuntarte a nuestros cursos y te enseñaremos exactamente cómo hacerlos.En la formación enseñamos tres secuencias de movilidad y de posicionamiento fetal y practicamos con diferentes herramientas para gestionar el dolor del parto.Consulta aquí la formación que más se adapte a tus necesidades. CURSOS 

Las mujeres y sus bebés merecen profesionales altamente cualificados y un servicio integral y multidisciplinar.

Más información en :

www.fisiofitwoman.com

info@fisiofitwoman.com

Autora:
Kaisa Tuominen
Licenciada en Ciencias del ejercicio físico
Coach Perinatal
Máster en Educación y Prevención de Salud
Directora de Mamás en Forma – Mare radiant

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

Parto orgásmico: ¿realidad, ficción o tabú?

Parto orgásmico: ¿realidad, ficción o tabú?

 Os presentamos a María Viñas Burgos Psicóloga y antropóloga, una de nuestras docentes del Curso Superior Universitario en Actividad Física y Salud Perinatal online

Parto orgásmico: ¿realidad, ficción o tabu? Un tema fastinate a la vez que oculto o incluso controverso.

El pasado julio tuve el placer de participar en la semana de la erótica de Barcelona. Una amiga ponente pensó que introducir el tema del parto orgásmico serviría para normalizar un poco la idea de que el parto en nuestra especie forma parte de la sexualidad de la mujer y contribuir así a proponer líneas de pensamiento sobre el placer relacionadas con la maternidad. La intención era generar un nuevo debate que no se había planteado hasta la fecha en las ediciones anteriores: hablar sobre el placer sexual relacionado con el embarazo, el parto y la lactancia.

Nos centramos en el parto, por ser el momento que más relacionamos con el dolor de todo el proceso y consensuamos llamar al taller “Parto orgásmico: ¿realidad, ficción o tabú? En ese momento ya hacía tiempo que tenía suficiente información y casos como para asegurar que de lo que hablaba no era nada descabellado, y es que ya en los diarios de Bartolomé de Las Casas, éste contaba como las mujeres en el Caribe hace 500 años parían sin dolor. Había leído con admiración a Casilda Rodrigañez para aprender más sobre el tema y había entendido la estrecha relación entre el placer y el dolor en el parto, y sobretodo había aprendido mucho sobre la fisiología del útero, su funcionamiento y sus receptores de oxitocina.Parto orgásmico: ¿realidad, ficción o tabú?

Pero sabéis, nos dimos cuenta, ante la poca afluencia de gente (comparada con las actividades posteriores) de que efectivamente nadie quería saber cómo una mujer puede sentir placer sexual durante el alumbramiento de un bebé. Y ahí está, el tabú. La experiencia reafirmó sin duda que es un tabú. O sea, seguíamos relacionando el placer propio de la sexualidad de la mujer sólo con el sexo, con las relaciones sexuales, y nos estábamos olvidando de nuevo de que es mucho más, y de que no siempre pasa por una estimulación sexual. Así comprendimos que entender el nacimiento de un bebé como un estímulo sexual conlleva la negación de la posibilidad del placer, y por ende, lo que se tiene que dar es el dolor.

Aquí podéis ver el parto de Amber, una de las historias del documental “Orgasmic Birth: the best kept secret” dirigido por Debra Pascali-Bonaro en 2008:

Debo decir que disfrutamos mucho con los asistentes, y todos ellos se sorprendieron, no sólo del hecho que hay mujeres que experimentan sensaciones de placer durante el parto (con o sin orgasmo se considera “parto orgásmico” aquel parto en el que la mujer da a luz con sensaciones placenteras en alguna de las fases del parto) sino también de cómo era posible que no hubieran escuchado nada antes sobre el tema, pensando que ni siquiera era algo que podría suceder. Siendo un fenómeno escaso, y con la violencia obstétrica que sufren algunas mujeres en las salas de parto, parir con placer se convierte en algo que no se puede contar a otras mujeres, que se oculta y que incluso se puede vivir con vergüenza bajo la religión judeo-cristiana y así, entendemos que no tengamos socialmente constancia de ello ni referentes culturales.

Por otro lado, se dieron cuenta que quedó en evidencia lo poco que sabemos en general sobre el suelo pélvico y el orgasmo femenino más allá de la dicotomía vagina-clítoris. Ay el útero… ¡ese gran desconocido fuente de placer! Y es que el orgasmo se inicia en el útero, con sus contracciones, las mismas que se necesitan para dilatar durante el trabajo de parto. En palabras de Rodrigañez (2009) “así pues, el parto orgásmico no lo produce el roce de la cabeza del feto en la vagina, y todavía menos es ‘un eufemismo del dolor’. El parto orgásmico se produce porque el propio movimiento del útero es en sí mismo productor de placer, siempre que los músculos funcionen acompasadamente, según el proceso sexual normal; que es lo que sucede cuando el parto se produce de forma natural y se activa según la forma establecida filogenéticamente, por el sistema sexual de la mujer.”

Así pues, como podemos las mujeres parir con placer si ni siquiera podemos imaginar nuestro cuello del útero abriéndose placenteramente, si nos resulta abrumador o incluso nos genera rechazo pensar que durante el nacimiento del bebé se pueda experimentar un orgasmo. ¡Pero si los bebés vienen de las relaciones sexuales! Sabemos que el sexo con placer, y el orgasmo en concreto beneficia la concepción de un bebé, ¿por qué no iba a facilitar también su salida al mundo?.

Las corrientes antropológicas más estructuralistas nos dirían que es imposible experimentar algo que no podemos creer que pueda suceder ya que no está en nuestro inconsciente esa opción, no está en nuestro imaginario colectivo y si no tenemos esa ventana…nunca podrá ser abierta para contemplar la luz de la luna en el exterior.

Me gustaría aclarar que, aunque sea un tema apasionante, que necesita de mucha conciencia y normalización para que pueda dejar de ser un tabú, esto no significa, ni mucho menos que ahora las mujeres debamos parir con placer. ¡Sólo faltaría, no sólo ser estupendas y buenas madres sino que encima no vale sentir dolor pariendo! No. El tema no es añadir una carga más a lo que significa la maternidad, ni al imaginario de ser mujer, ni se trata de decir a las mujeres como deben parir ni de generar expectativas y frustraciones. Se trata de entender que en unas condiciones determinadas, en un ambiente cuidado, en un entorno seguro y bajo el entendimiento de lo que es un parto fisiológico, se puedan vivir sensaciones diferentes al dolor como algo normal y de que esas sensaciones se puedan disfrutar libremente si así le apetece a la mujer que está de parto. Intentamos crear conciencia con ciencia, romper tabús y entender la necesidad de dar espacios al conocimiento del cuerpo, del parto y de la experiencia subjetiva de la mujer.

En el próximo post me gustaría presentaros a Clara Domingo, psicóloga y doula, quién me habló por primera vez sobre el parto orgásmico, de ella comentaremos una parte de la entrevista que presentaré en el módulo de Psicología y Antropología del parto en el marco del Curso Superior Universitario en Actividad Física y Salud Perinatal. A partir de ahí tendremos la oportunidad de conocer más sobre las condiciones ambientales, emocionales y culturales para que se pueda dar un parto placentero, y veremos como el parto es algo más que fisiología, es un acto cultural.

De mientras os recomiendo fervientemente leer a Casilda, encontráis mucha información aquí: https://sites.google.com/site/casildarodriganez/ o echarle un vistazo al blog de Carla Trepat, autora del cuento “El tesoro de Lilith”, un cuento sobre la sexualidad, el placer y el ciclo menstrual y que encontráis aquí:
https://eltesorodelilith.com

 Referencias:

Rodrigañez Bustos, C. Pariremos con placer. Ediciones Crimentales; 2009

Autora

María Viñas Burgos

Licenciatura en Psicología por la Universitat Ramon Llull Blanquerna.
Estudios en Psicología en la Pontificia Universidad Católica de Santiago de Chile (2007-2008).
Grado en Antropología Social y Cultural por la Universidad de Barcelona (2009-Actualidad).
Estudios en Antropología Social y Cultural en la University of Copenhaguen (2011-2012).
Curso de Experto Universitario en Psiconeuroinmunología Clínica i Evidencia Científica por Regenera (2014-2016).
Formación en Salud Mental Perinatal por Terra Mater (2015-2016).
MBCT (Mindfulness-Based Cognitive Therapy). Programa de la Universidad de Toronto por Estudios Contemplativos Barcelona (2015-2016).
Terapeuta EMDR Nivel I por la Asociación EMDR España.

Anímate a subir a nivel experto en tus conocimientos. Las mamás y bebés lo merecen. Clica aquí para informarte de nuestros cursos. Ya están abiertas las inscripciones para la versión ON-LINE que empieza Octubre 2016.

Más información en :

www.fisiofitwoman.com

info@fisiofitwoman.com

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

LOS 3 MEJORES CONSEJOS PARA PODER TENER UN PARTO FANTÁSTICO

LOS 3 MEJORES CONSEJOS PARA PODER TENER UN PARTO FANTÁSTICO

  1. Escoge cuidadosamente dónde y con qué profesional quieres que tu hijo llegue al mundo.

Lo primero que tienes que hacer es decidir cómo quieres que sea tu parto (haz un plan de parto con la app Mamas en Forma https://itunes.apple.com/es/app/in-shape-moms/id463411926?mt = 8) y buscar un lugar y unos profesionales que te puedan ofrecer lo que estás buscando. Por ejemplo, si deseas un parto natural y respetado será más difícil de tenerlo si el profesional que te asistirá ejecuta un alto porcentaje de cesáreas o episiotomías. En cambio, si escoges un profesional / lugar que crea en la habilidad innata de las mujeres para dar a luz y en dejar que el parto transcurra de forma fisiológica y sin intervenir innecesariamente, la probabilidad de experimentar el parto que tú deseas es inmensamente más alta.

Asegúrate de preguntar mucho y no dejar nada en el tintero y si no te gusta o te convence lo que te cuenta, no temas en cambiar de profesional o de lugar. Incluso aunque estés al final de tu embarazo!

Recuerda que el parto es muy importante tanto para la madre como para el bebé. Recuerdalo Aquí.

  1. Haz todo lo posible para disfrutar de un estado óptimo de salud y de fitness.

Durante el embarazo es de vital importancia seguir una dieta muy rica y densa en nutrientes, beber mucha agua, hacer ejercicio físico adecuado, gestionar el estrés, descansar mucho y evitar productos químicos y tóxicos (cosméticos, productos de limpieza, pintura, tabaco , alcohol …).  http://fisiofitwoman.com/toxicidad-uterina y http://Ejercicio físico en el embarazo,¡No lo olvides! 

 Vale la pena hacer todo lo posible por encontrarse en un estado óptimo para dar a luz. Tu cuerpo y todos sus tejidos se encontrarán en las condiciones ideales para poder favorecer el desarrollo de tu bebé y ayudarle a salir de manera fisiológica.

Asegúrate de buscar un profesional altamente cualificado en salud y ejercicio físico perinatal:

Buscador aquí Directorio de profesionales

  1. Aprende técnicas para relajarte y posturas que faciliten la dilatación y el parto513661_182200_origin_w320h200c1

La relajación, las visualizaciones, las vocalizaciones, los movimientos y la respiración son técnicas extraordinarias para gestionar la percepción del dolor durante el parto. Si practicas estas técnicas durante el embarazo funcionarán mejor ya que en el momento del parto te saldrán de manera instintiva.

Es muy útil aprender qué posturas pueden favorecer y facilitar el parto como también aprender qué posturas hay que evitar.

Recuerdalos aquí:  Dolor y parto y Fisiofit-woman-y-naces-junts-por-la-maternidad

Más información en :

www.fisiofitwoman.com

info@fisiofitwoman.com

Autora:
Kaisa Tuominen
Licenciada en Ciencias del ejercicio físico
Coach Perinatal
Máster en Educación y Prevención de Salud
Directora de Mamás en Forma – Mare radiant

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

El trabajo de parto y los movimientos cardinales. Un gran protagonista: el bebé

El trabajo de parto y los movimientos cardinales.Un gran protagonista: el bebé

Muchas mujeres se preguntan en qué momento empieza el trabajo de parto, qué es el parto, cómo notaré que estoy de parto.

El trabajo de parto y el parto o nacimiento, como me gusta a mi llamarlo, no son mecanismos pasivos en el que las contracciones uterinas empujen al bebé hacia la salida del cuerpo de la madre. El bebé es uno de los grandes protagonista. Debe jugar con tres variables para alcanzar el camino a la vida: las contracciones uterinas, la pelvis de la mamá y el bebé en sí mismo.

El envejecimiento de la placenta, la distensión uterina, la oxitocina, el descenso en el nivel de prostaglandinas circulantes, la maduración de las glándulas suprarrenales del bebé, etc, son algunas de las teorías que pretenden explicar cómo se inicia el trabajo de parto.

Hoy queremos centrarnos en uno de los grandes protagonistas de esta maravillosa historia, el camino hacia la vida, el bebé.

En el momento en que el bebé ha alcanzado la pelvis de la mamá, se dan una serie de movimientos que permiten al bebé recorrer la pelvis ósea y blanda. Estos movimientos son los movimientos cardinales. Los movimientos cardinales se refieren a los cambios de posición en la cabeza del bebé durante su paso por el canal del parto.

Los movimientos cardinales son de carácter rotacional. De este modo el bebé podrá ir superando las asimetrías propias de la morfología ósea de la pelvis de la mamá en relación a su cuerpo. Se describen siete movimientos cardinales:El trabajo de parto y los movimientos cardinales. Un gran protagonista: el bebé

  1. Encajamiento,
  2. Descenso
  3. Flexión
  4. Rotación interna,
  5. Extensión
  6. Rotación externa 
  7. Expulsión

¿Cómo se da la secuencia de movimientos cardinales?

Encajamiento. El encajamiento se refiere al paso más ancho de entrada a la pelvis. En relación al bebé, el diámetro más ancho es la distancia biparietal, si se presenta en posición cefálica y, el diámetro bitrocantereo si se presenta en posición podal. Clínicamente, el encajamiento se puede confirmar mediante palpación tanto por vía abdominal como vaginal. En el 70% de las mujeres, el bebé entra en el diámetro superior en posición transversal del occipucio. En mujeres nulíparas, el acoplamiento de la cabeza del feto se produce normalmente en alrededor de la semana 36 de gestación. En multíparas, sin embargo, el compromiso puede ocurrir más tarde en la gestación o incluso durante el curso del trabajo de parto.

Descenso. El descenso se refiera al paso hacía abajo a través del canal del nacimiento. El descenso del bebé,aunque no se pare, no es continuo, hay momentos de aceleración y desacelación.

Flexión. El bebé suele encontrase en flexión cervical aunque quizás no es una flexión completa. La resistencia que ofrecen los tejidos blandos y la parte ósea de la pelvis hacen que la flexión cervical se dé de manera pasiva y completa a lo largo del trabajo de parto. El objetivo de que el bebé adopte la posición de flexión cervical es para que se presente a la madre por el diámetro más pequeño de la cabeza ( diámetro suboccipitobregmático) para que el paso por la pelvis sea óptimo.

Rotación Interna. El bebé pasa de una presentación, generalmente occipito transversal a una posición anteroposterior. Este cambio de posición necesita de una rotación interna. Esta rotación interna al igual que el movimiento de flexión, se dará de forma pasiva por la forma de la pelvis y por la musculatura del suelo pélvico. Si nos imaginamos la disposición de la musculatura del suelo pélvico en forma de “ escalera de caracol” podemos entender como, a medida que el occipital desciende a través del canal del parto, la musculatura hace girar la cabeza hacia la sínfisis del pubis ( o de manera menos habitual hacia la concavidad del sacro). Esta rotación permite que la parte más ancha de la cabeza del bebé corresponda con la parte más ancha de la pelvis de la madre.

Extensión. Dado que la dirección de salida de la vagina es hacia arriba y hacia delante, la extensión de la cabeza debe ocurrir antes de que la cabeza pase a través de la vagina. A medida que la cabeza va descendiendo por el canal de la vida, se produce un abultamiento en el periné hasta la Coronación. La Coronación es el momento en que el diámetro mayor de la cabeza del bebé está rodeado por el anillo vulvar. Y aquí es donde nos podemos preguntar, ¿ Episiotomía sí, episiotomía no?… Creo que es un tema suficientemente importante y delicado como para dejarlo para otro blog. Por ahora sólo deciros que la práctica de la Episiotomía puede hacer que haya más pérdida de sangre materna y un aumento del riesgo de desgarro del esfínter anal ( desgarro de tercer grado) y de la mucosa rectal ( desgarro de cuarto grado). Os invitamos a leer aquí la entrada sobre masaje perineal y qué puede hacer éste en la salud del periné.

Rotación externa. Es el movimiento que le permite al bebé colocarse en la misma posición en la que ha entrado en el encajamiento. Ahora los hombros deberán seguir el mismo camino que ha seguido la cabeza. La parte anterior del hombro hace una rotación interna de unos 45º y la cabeza acaba de adoptar la posición de extensión cervical. En este momento si se tracciona del bebé aumenta el riesgo de provocar una parálisis del plexo braquial. Le seguirá el cuerpo, las piernas y los pies.

Expulsión. La expulsión es la entrega del bebé. La bienvenida al bebé es inminente y en pocos instante la mami ya podrá tener a su preciado bebé en sus brazos.

Tras el parto o nacimiento es interesante dejar que la sangre que contiene la placenta infunda al bebé, aunque eso lo dejamos para más adelante…

Y con esta sabiduría innata que tienen los bebés, sólo nos queda decirle a las madres que su bebé sabe perfectamente lo que tiene que hacer para emprender su camino hacía la vida exterior. Sólo tenemos que acompañarlo y vivir plenamente el momento. La recompensa seguro es maravillosa. ¡Disfrutad del camino!

De este y muchos temas más relacionados con el momento del nacimiento, la gestación, la programación emocional y la programación metabólica, entre otros, hablamos en los cursos de FisioFit Woman. Consulta el curso Tratamiento Saludable y Actividad Física en el Embarazo aquí y conviértete en un experto en salud perinatal.

¡Si te ha gustado este post, no dudes en compartir!

Autora

Irene Fernández Centellas

Fisioterapeuta y Psiconeuroinmunóloga

Especializada en Uroginecologia, Obstetricia y Fisiosexologia

Máster Oficial en Nutrición Humana y Salud

Profesora colaboradora Fundación Universitaria del Bages, UManresa

Co-Directora y Co-Fundadora de FisioFit Woman

Referencias:

F. Cunningham. Williamns Obstetrics. 24th Edition. Ed.: Mc Grau Hill; 2014.

Larges Parente. Biomechanics of the Pelvic Floor during Vaginal delivery. Facultat de ingenieria Biomédica de Porto,Thesis Doctoral; 2008

Más información en :

www.fisiofitwoman.com

info@fisiofitwoman.com

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

4 consejos para tener un parto fantástico

4 consejos para tener un parto fantástico

En ocasiones nos planteamos un parto fantástico, un parto soñado, un parto idílico. El encuentro con el bebé debería ser un momento fantástico. ¿Qué podemos hacer para que así sea?

1. Elige con mucho cuidado dónde y con quién quieres que tu hijo/a llega a este mundo.

Primero tienes que informarte para poder decidir cómo quieres que sea tu parto y después buscar el sitio y los profesionales que ofrecen el servicio que buscas. Por ejemplo, si deseas un parto sin lesiones en el periné, es mejor no elegir dar a luz en un sitio o con un profesional con tasas de episiotomias altas y donde la posición de litotomía esté protocolizada (parir tumbada boca arriba).

Si te gustaría poder parir con poca intervención médica y sintiéndote respetada, será imprescindible elegir un sitio/profesionales donde crean en la habilidad innata de las mujeres para dar a luz y en dejar que el parto fluya a su ritmo, de manera fisiológica, siempre y cuando sea posible.

Muchas veces las mujeres primero eligen donde parir antes de informarse de la importancia del parto y sin saber exactamente donde pueden aumentar las posibilidades de tener el parto que desean.

Recuerda que es tu parto y no tienes ninguna obligación de parir con una persona que no quieres que asista tu parto! A veces encontramos mujeres que sienten que sería de “mala educación” “despedir” a su ginecólogo de toda la vida. El nacimiento de tu hijo es tan importante que tienes que pensar en ti y en tu bebé y tienes todo el derecho de cambiar de proveedor en cualquier momento. Hemos tenido muchos casos de mamás que han cambiado su plan en las últimas semanas y algunas incluso durante el parto. Si no sientes que te van a respetar, cambia!

Dos paginás web para informarte son:

www.elpartoesnuestro.es

http://www.donallum.org (catalán)

Un libro imprescindible para todas las embarazadas es La Revolución del Nacimiento de Isabel Fernández del Castillo.

2. Evita una inducción del parto innecesaria.

A veces es necesario provocar el parto pero actualmente la gran mayoría de las inducciones son por motivos no recomendados por la OMS. Aquí tenéis una lista de principales motivos de inducción que no son válidos per OMS:

• Peso del bebé (demasiado grande o pequeño)

• Edad maternal

• Estar “demasiado embarazada” (pasar de 41 semanas)

Una inducción es una intervención médica seria y siempre sería importante pedir una segunda opinión médica para asegurar que realmente es necesario hacerlo. La Inducción causa una cascada de intervenciones y aumenta mucho el riesgo de problemas en el parto. Para tener un parto más seguro para el bebé y la mamá, sería importante un parto espontáneo, esperando que tú te pongas de parto y con tus propias hormonas.

Lucha por un parto espontáneo porque las inducciones están muy lejos de ser inocuas. Infórmate y protege tu bebe de una inducción innecesaria.4 consejos para tener un parto fantástico

3. Haz todo posible para lograr niveles óptimos de salud y fitness para facilitar los procesos de parto y de maternidad.

Durante el embarazo es vital seguir una alimentación densa en nutrientes, beber agua suficiente, hacer ejercicio físico adecuado, gestionar bien el estrés, descansar mucho y evitar productos químicos y toxinas (cosmética, productos de limpieza, pintura, tabaco, perfumes, ambientadores, alcohol, pesticidas, colorantes, números E, etc.).

Vale la pena esforzarse y hacer todo posible para estar en la salud óptima para gestar un bebé lo más sano posible, disfrutar de un parto más fácil y tener energía para la maternidad y lactancia. Si cuidas bien tu cuerpo, incluso los tejidos y las hormonas, estarás en condiciones ideales para favorecer el desarrollo correcto de tu bebé y ayudarlo a nacer de manera fisiológica. Esto es es lo que hago con las alumnas de Mamás en forma de Banyoles.

La recuperación postparto también es mucho más fácil para las mujeres que se cuidan (antes y) durante el embarazo.

Asegúrate de encontrar un profesional bien formado en salud y ejercicio físico perinatal. Pide ver su CV. Tú y tu bebe merecéis estar en manos de expertos perinatales con experiencia para asegurar una programación correcta y personalizada.

4. Aprende técnicas de relajación y posturas que faciliten posicionamiento del bebé, la dilatación y el parto.

La relajación es clave para vivir bien las contracciones. Si nos tensamos ante el dolor, éste se intensifica. A más herramientas tengamos para poder “gestionar” las contracciones, mejor irá el parto. Realmente lo que se tiene que hacer es rendir y fluir y no luchar contra las contracciones. Herramientas como vocalizaciones, movimientos, respiración tranquila, visualizaciones, afirmaciones, agua y tacto son muy poderosas para hacer las contracciones más llevaderas.

Un método muy espectacular es el Método Naces (http://www.esthernavarro.es). Es una herramienta muy poderosa basada en varias técnicas como psicología, sexología, hipnosis, PNL y PNI que ayuda a las mujeres a empoderarse a nivel inconsciente para poder vivir el proceso de dar a luz desde la seguridad, la confianza y el amor.

Irene y yo nos hemos formado con Ester Navarro en Método Naces (antes Hipnoparto) y es una herramienta increíble que realmente ayuda a las mujeres a tener partos más fáciles sintiéndose seguras y relajadas. Recomendamos que busques profesionales que aparte de haberse formado con FisioFit Woman en prescripción de actividad física pre y postparto, que tengan formación y experiencia en Método Naces (o Hipnoparto).

Además de las varias técnicas para poder relajar e ir “a la planeta de parto” durante las contracciones, también es útil conocer posturas que ayuden a optimizar la posición del bebe para un parto más fácil y las posiciones para evitar antes y durante el parto. Tu entrenadora/fisioterapeuta tendría que poder darte esta información antes del último mes y así puedes ir practicando las posiciones en casa y evitando que él bebe se coloque de la manera menos deseable.

La aplicación Mamás en Forma (https://itunes.apple.com/es/app/in-shape-moms/ id463411926?mt=8) es otra herramienta donde encontrarás ejercicios y técnicas de relajación para poder irte preparando para el parto.

Mamá, tú y tu bebé merecéis un parto maravilloso! Si sigues estos 4 consejos aumentarás de una manera espectacular vuestras posibilidades de un parto fácil y seguro y una experiencia empoderante:

1. Elige con mucho cuidado donde y con quien quieres que tu hijo/a llega a este mundo.

2. Evita una inducción del parto innecesaria.

3. Haz todo posible para lograr niveles óptimos de salud y fitness para facilitar los procesos de parto y maternidad.

4. Aprende técnicas de relajación y posturas que facilitan posicionamiento del bebé, la dilatación y el parto.

Si eres profesional de la salud y/o de la actividad física consulta la formación que desde FisioFit Woman hemos creado para ti y conviértete en un experto perinatal. Infórmate aquí

Más información en :

www.fisiofitwoman.com

info@fisiofitwoman.com

Autora:
Kaisa Tuominen
Licenciada en Ciencias del ejercicio físico
Coach Perinatal
Máster en Educación y Prevención de Salud
Directora de Mamás en Forma – Mare radiant

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

¿Dolor y parto?

¿Dolor y parto?

En la planificación de las clases de maternidad, uno de los temas a los que debemos destinar tiempo es a la esfera dolor y parto. Probablemente una de las cuestiones que más preocupa a las futuras mamás es el dolor que sentirán en el parto. Nosotros como sus profesionales de confianza debemos conocer qué beneficios aporta el dolor y sobretodo enseñarles herramientas de manejo del dolor. El dolor en el parto es necesario y beneficioso.

Dolor y contracciones

Las contracciones son el verdadero motor del parto. Sin contracciones no hay parto. Esta es una frase que debemos enseñar a las futuras mamás.

A lo largo del embarazo hay un aumento progresivo de hormonas como Progesterona y Estrógenos asegurando la continuidad del embarazo. Las últimas tres semanas de gestación la  tasa de Progesterona empieza a disminuir. La bajada de la Progesterona favorece la producción de Prostaglandinas inflamatorias a nivel uterino y éstas al ser captadas a nivel hipotalámico estimularán la secreción de Oxitocina. La Oxitocina será la encargada de mantener las contracciones uterinas. A lo largo del trabajo de parto la secreción rítmica de Oxitocina asegurará que se den las diferentes fases del parto: dilatación, borramiento, expulsivo y alumbramiento.

Gracias a la repetición, al aumento de la frecuencia y de la intensidad de las contracciones se dará una disminución del umbral de activación de las neuronas ante una misma estimulación. El dolor irá en aumento y asegurará la evolución del parto.

Cada contracción es una contracción menos para ver a tu bebé”.

Dolor e isquémia

Se define por isquemia la disminución transitoria o permanente del riego sanguíneo y la consecuente disminución del aporte de oxígeno (hipoxia), de nutrientes y de la eliminación de productos del metabolismo de un tejido biológico. A medida que se van sucediendo las contracciones uterinas, sustancias inflamatorias están cada vez más presentes:  histamina, serotonina, glutamato, radicales libres, etc. Su función, asegurar que haya una inflamación óptima para permitir el desarrollo natural del parto. La inflamación debe actuar en su justa medida permitiendo que el proceso se dé de forma vital, rápido, eficaz y controlado para que no sea ni en exceso ni en defecto. La isquémia no será un aliado durante el proceso de parto.dolor y parto

Dolor y emoción

Las expectativas, las creencias, la cultura, las supersticiones, el temor al momento del nacimiento, en definitiva el miedo, pueden sobreestimular al Sistema Nervioso haciendo que aumente el tono de la musculatura y por consiguiente el dolor. A medida que aumenta el dolor, puede aumentar más el tono y con esto el dolor y con esto el tono y con esto el dolor…Un círculo vicioso que deberemos aprender a manejar.

 

¿Cómo podemos reducir el dolor?

El dolor de las contracciones uterinas no nos interesa eliminarlo pero sí que podemos gestionarlo. Será clave tomarnos un tiempo para explicar, charlar. La información a este nivel puede ayudar a las futuras mamás a entender que las contracciones uterinas son sus aliadas. Me gusta remarcarles que lo más, más, más importante de todo es la contracción por muy intensaa que la sientas siempre se va. Cada contracción es una contracción menos para ver a tu bebé”.

El dolor isquémico y el dolor emocional se pueden eliminar casi completamente y para ello habrá que empezar a hacer un trabajo durante las clases preparación a la maternidad.

El dolor isquémico. Durante el embarazo la actividad física nos aporta múltiples beneficios entre los que destaca la oxigenación de los tejidos. Durante el parto debemos utilizar el movimiento como aliado para disminuir al máximo la hipoxia. Hay que favorecer la vascularización. Elegir posturas descongestivas, mantener una respiración lo más fluida posible y asegurar una correcta hidratación. Las sustancias inflamatorias que hemos comentado anteriormente tenderán a “acidificar el sistema”. El agua mineral, el consumo de fruta ayudará en la alcalinización evitando que la inflamación derrape.

El dolor emoción. Bernardo Ortin me dijo un día en clase: “negar al unicornio simplemente lo hará más grande”. El dolor en el parto va a existir. Ya hemos comentado que es necesario y beneficioso.

Herramientas para gestionarlo que pueden proponemos son técnicas de hipnosis, de sofrología, vocalizaciones, aumentar la confianza potenciando la parte cognitiva, un entorno favorable, actitudes positivas… En definitiva si estamos en el 2015 es gracias a que la mujer sabe parir.

Y citando a Dr. Denish Walsh, el dolor del parto desencadena una especie de rito de pasonatural que une emocionalmente a la madre y al bebé, poniéndolos en un estado de conciencia disipado que luego se convierte en una alerta receptiva cuando el niño ha nacido.

Más información en :

www.fisiofitwoman.com

info@fisiofitwoman.com

Autora

Irene Fernández Centellas

Fisioterapeuta y Psiconeuroinmunóloga
Especializada en Uroginecologia, Obstetricia y Fisiosexologia
Máster Oficial en Nutrición Humana y Salud
Profesora colaboradora Fundación Universitaria del Bages, FUB Manresa
Co-directora y co-fundadora de FisioFit Woman

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!