¿Cuál es el beneficio del ejercicio físico durante el embarazo? ¿Existe algún riesgo? ¿Cuál es la evidencia para hacer ejercicio durante el embarazo

 Según varios meta-análisis las conclusiones a las que podemos llegar son las siguientes:

Kramer y McDonald (2006) en su revisión combinaron los resultados de 14 ensayos controlados y aleatorios en los que compararon el ejercicio con el riesgo de parto prematuro. En su estudio analizaron el resultado en mujeres que practicaban ejercicio moderado durante al menos 30 minutos 2 veces por semana.

La conclusión que nos presentan es que el ejercicio aeróbico regular durante el embarazo mantiene y/o mejora la condición física en las mujeres embarazadas. Además concluyen que el ejercicio probablemente no tienen ningún efecto sobre el parto prematuro.

En otro meta-análisis, se analizaron 12 ensayos controlados aleatorios con 1073 mujeres embarazadas de bajo riesgo para determinar si el ejercicio previene el aumento excesivo de peso durante el embarazo (Streuling et al., 2011). La calidad de los estudios es mixta, algunos son de muy buena calidad científica y otros no lo son tanto. Las mujeres de los grupos de ejercicio participaron en rutinas de ejercicios que van desde los 20 hasta los 60 minutos por sesión, con al menos 3 sesiones por semana, comenzando en el primer o segundo trimestre y hasta el parto. Los ejercicios que se pautaron son aeróbicos y de fortalecimiento muscular. Los autores encontraron que las mujeres que hacían ejercicio ganaron menos peso durante el embarazo. Este es un hallazgo importante ya que aumentar demasiado de peso durante el embarazo puede aumentar el riesgo de un gran tamaño infantil, dificulta más aún perder el peso ganado durante el embarazo y aumenta el riesgo de que el bebé en su vida adulta desarrolle enfermedades metabólicas. Aunque el efecto del ejercicio sobre el aumento de peso fue significativo, es clínicamente pequeño. En promedio, las mujeres que hacían ejercicio ganaron 1,3 libras (0,6kg) o menos que las mujeres que no hacen ejercicio. Sin embargo, los autores señalan que esto puede ser un pequeño efecto en las mujeres a nivel individual, pudiendo tener implicaciones a nivel general en la población de mujeres embarazadas.

Y por último comentar otro meta-análisis, (Tobias et al. 2011) que combina los resultados de 8 estudios que examinaban la relación entre el ejercicio (antes o durante el embarazo temprano) y el riesgo de desarrollar diabetes gestacional en casi 35.000 mujeres. La revisión incluyó estudios que fueron asignados al azar, ensayos controlados así como estudios observacionales. Y, ¿cuál fue el resultado?. La actividad física regular antes de quedar embarazada reduce el riesgo de diabetes gestacional en un 55% y por si fuera poco, la actividad física regular durante el embarazo temprano disminuye el riesgo de diabetes gestacional en un 24% (Tobias, Zhang et al. 2011)

Así podemos concluir que el ejercicio durante el embarazo mantiene o mejora la condición física y ayuda a reducir el riesgo de aumento excesivo de peso durante la gestación. El ejercicio durante el embarazo temprano reduce el riesgo de diabetes gestacional. Y lo más convincente de todo: el ejercicio antes de quedar embarazada reduce el riesgo de diabetes gestacional a la mitad.

Recordad que existen contraindicaciones para la práctica de ejercicio físico en determinadas situaciones gestacionales. El Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG) en su guía explica además señales de alerta que se se dieran se deben consultarse con un médico para asegurarse de que el embarazo está siguiendo su curso sin complicaciones.

Si quieres saber más no dudes en consultar la formación que desde FisioFit Woman te ofrecemos.

Autora:

Irene Fernández

Fisioterapeuta y Psiconeuroinmunóloga

Especializada en Uroginecologia, Obstetricia y Fisiosexologia

Máster en Nutrición Humana y Salud

Profesora colaboradora Fundación Universitaria del Bages, FUB Manresa

Co-directora y co-fundadora de FisioFit Woman

Referencias:

1.Kramer, M. S. and S. W. McDonald (2006). “Aerobic exercice for women during pregnacy” Cochrane Database Syst Rev (3): CD000180

2. Streuling, l., A. Beyerlein, et al. (2011). “Physical activity and gestacional weight gain: a meta-analysis od intervention trials” BJOG 118(3): 278-284

3. Tobias, D. K., C. Zhang, et al. (2011) “Physical activity before and during pregnacy and risk of gestational diabetes mellitus: a meta-analysis” Diabetes Care 34(1): 223-229

www.fisiofitwoman.com

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!