¿Y la Diástasis Abdominal?

Durante el embarazo, la suma de los cambios hormonales producidos por la progesterona, los estrógenos y la relaxina, y la causa mecánica dada por el crecimiento uterino, causa en muchos casos un estiramiento de los músculos rectos del abdomen (Rett MT, Braga, Bernardes, Andrade, 2009). La consecuencia a este estiramiento es una separación de dichos músculos conocida como Diástasis Abdominal (Fig. A).
Epidemiológicamente se considera que afecta entre un 30 y un 70% de las mujeres durante el embarazo y el post parto.( Mota, Pascoal, Sancho, Bø, 2012). En función de los autores se considera diástasis a una separación media de unos 2,5 cm.

Fig. A, Diástasis Abdominaldiástasis

 

Se sabe que la Diástasis de los músculos Rectos del Abdomen no es causa directa de dolor o molestias lumbares aunque una excesiva distensión puede interferir en la capacidad de estabilización lumbopélvica y predisponer a el desarrollo de dolor lumbar (5). Además de la posible falta de estabilidad lumbopélvica, autores como Spitznagle, Leong y Van Dillen (2007) encontraron en una población con patología uroginecológica presencia de diástasis en más del 50% de los casos. Como demuestra Sapsford, 2004, en mujeres sanas existe una sinergia entre los músculos Rectos del Abdomen y la musculatura del Suelo Pélvico. El autor comenta que el suelo pélvico actúa junto con los músculos abdominales y los multífidus en la estabilización del tronco. Así, en mujeres que presentan deterioro de la pared abdominal puede ser una de las causas de disfunciones en el suelo pélvico. Se estima una alta relación entre la presencia de diástasis y el diagnóstico de disfunciones de suelo pélvico como incontinencia urinaria de esfuerzo, incontinencia fecal y prolapso de órganos pélvicos, (11). Existen diferentes formas de valorar la Diástasis abdominal. Se considera que los ultrasonidos son el método más fiable y exacto de diagnóstico de diástasis abdominal tanto en reposo como en esfuerzo, mostrando coeficientes de correlación muy altos de dicha prueba (8). Otras formas de valoración pueden ser Caliper o la palpación (12). Para valorar el grado de diástasis mediante el test de la palpación, se sitúan las yemas del dedo índice y medio a nivel umbilical se solicita al paciente que realice una flexión anterior de la cabeza y cuello, como se muestra en la fig. B. El test será positivo cuando la separación entre los dos vientres musculares de los rectos anteriores supere los 2,5 cm. Este test se realizará a continuación a nivel supra e infraumbilical (Bustelo et al., 2004).

diástasis

 

 

 

 

Fig. B. Valoración de la diástasis de los rectos anteriores del abdomen (Imagen de: Bustelo et al., 2004).

Benjamin et al., 2014 en una revisión sistemática sobre el efecto del ejercicio físico terapéutico sobre la diástasis abdominal postparto concluye que parece que el ejercicio puede ayudar a reducir o prevenir la diástasis. Ejercicios de activación del músculo transverso del abdomen, el más profundo de la faja abdominal, parece tener grandes vínculos con la fascia de los rectos del abdomen y la línea alba(6). La activación del músculo transverso del abdomen mejora la integridad de la línea alba aumentando su tensión facial lo que se traduce en una mejor trasferencia de cargas (7). Así, la activación de dicho músculo podría acelerar la recuperación de la Diástasis Abdominal. Sin embargo, aún existen pocos estudios científicos sobre este tema (2).

Destacar la Gimnasia Abdominal hipopresiva como método de recuperación post parto, consiguiendo disminuir la presión intraabdominal (Caufriez et al., 2007) y el efecto de succión en las vísceras pelvianas que provoca el ejercicio hipopresivo, así como la activación mioeléctrica de la musculatura estabilizadora (la faja lumbopélvica, suelo pélvico). Colectivos como la Asociación Española de Fisioterapeutas considera clave la ejecución de ejercicios abdominales hipopresivos para la recuperación de la faja abdominal postparto tras una exploración uroginecológica.(1)

FisioFit Woman como expertos en el tratamiento preventivo y curativo de la mujer en el embarazo y postparto hemos diseñado una formación para profesionales que trabajan en la prevención, valoración y tratamiento de estas disfunciones.

Más información en :

www.fisiofitwoman.com

info@fisiofitwoman.com

Autora:

Irene Fernández

Fisioterapeuta y Psiconeuroinmunóloga

Especializada en Uroginecologia, Obstetricia y Fisiosexologia

Máster en Nutrición Humana y Salud

Profesora colaboradora Fundación Universitaria del Bages, FUB Manresa

Co-directora y co-fundadora de FisioFit Woman

BIBLIOGRAFÍA

1. Asociación Española de Fisioterapeutas. Disponible en http://www.aefi.net/Fisioterapiaysalud/ fisioterapiapostparto.aspx

2. Benjamin, D., Van de Water, A. y Peiris, C. Effects of exercise on diastasis of the rectus abdominis muscle in the antenatal and postnatal periods: a systematic review. Physiotherapy. 2014; 100(1), 1-8.

3. Bustelo, S., Ferri, A., Patiño, S., Viñas, S., Martínez, A. Entrevista clínica y valoración funcional del suelo pélvico. Fisioterapia. 2004; 26(5), 266-80.

4. Caufriez, M., Fernández, J.C., Guignel, G. y Heimann, A. Comparación de las variaciones de presión abdominal en medio acuático y aéreo durante la realización de cuatro ejercicios abdominales hipopresivos. Revista Iberoamericana de Fisioterapia y Kinesiología, 2007; 10:1,12-23.

5. Hodges PW. Is there a role for tranversus abdominis in lumbo-pelvic stability? Man Ther. 1999;4(2): 74-86.

6. Lee DG. The pelvic girdle: an approach to the examination and treat- ment of the lumbopelvic-hip region. Edinburgh: Churchill-Livingstone (Elsevier); 2004.

7. Lee DG, Lee LJ, McLaughlin L. Stability, continence and breathing: the role of fascia following pregnancy and delivery. J Bodywork Move Ther 2008;12:333–48.

8. Mota, P., Pascoal, AG, Sancho, F, Bø, K. Test-retest and intrarater reliability of 2-dimensional ultrasound measurements of distance between rectus abdominis in women. J Orthop Sports Phys Ther. 2012; 42(11):940-6

9. Rett, M.T., Braga, M., Bernardes, N., Andrade, S. Prevalence of diastasis of the rectus abdominis muscles immediately postpartum: comparison between primiparae and multiparae. Rev Bras Fisioter . 2009; 13(4), 275-80.

10. Sapsford R. Rehabilitation of pelvic floor muscles utilizing trunk stabilization. Man Ther. 2004; 9(1):3-12.

11. Spitznagle, T., Che Leong, F., Van Dillen., L. Prevalence of diastasis recti abdominis in a urogynecological patient population. Int Urogynecology J Pelvic Floor Dysfunct. 2007; 18(3), 321-328.

12. Rial T, Técnicas hiporesivas. 2014 www.hipopresivos.com

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

Deja un comentario

Tu email no será publicado

Puedes usar código HTML etiquetas y atributos:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>