¿HIPOGALACTIA? MITOS SOBRE LACTANCIA MATERNA (I)

¿Qué es la Hipogalactia?

Siguiendo la definición que proporciona la Asociación alba Lactancia Materna, se entiende por Hipogalactia a la escasa producción de leche materna, que no permite obtener un suministro de leche adecuado para satisfacer en exclusiva las necesidades nutricionales del bebé.

A nadie le sorprende si decimos que la lactancia materna tiene enormes beneficios tanto para el bebé como la mamá, siendo su alimento por excelencia. Si los niños recibiesen al menos 4 meses de leche materna se reducirían el 56% de las hospitalizaciones de los niños menores de un año y 5.400 visitas a atención primaria anuales en España; Y es por ello que el sistema sanitario cada vez se esfuerza mas por elevar las tasas de lactancia teniendo que lidiar con algunos mitos como este, la Hipogalactia.

Hipogalactia, ¿mito o realidad?

Hoy quiero analizar algunos de los mitos sobre lactancia materna que circulan y que me encuentro diariamente en consulta.

No tengo suficiente leche’

El mito por excelencia. Tenemos integrado que ‘no todas las mujeres tienen leche suficiente’. Esta es una de las mayores preocupaciones de los padres, y para prueba de ello, el mayor porcentaje (14%) de las preguntas recibidas en el foro de la AEPED se refieren a la cantidad y calidad de la leche y a la ganancia de peso del bebé.

La inseguridad, especialmente cuando es la primera lactancia de la madre, aumenta con la demanda intensa de un bebé recién nacido y su llanto persistente, pudiendo dar una falsa percepción de hipogalactia. Es importante entender que el pecho funciona bajo la ley de la oferta y la demanda, es decir, cuanto más mama el niño más leche hay. Algunas pautas que empezaron a difundirse hace más de 70 años y por desgracia hoy en día algunos profesionales siguen utilizando, son totalmente erróneas, como por ejemplo: la lactancia es cada 3 horas, 10 minutos en cada pecho.

‘Lactancia cada 3 horas’

¿Qué es lo más erróneo de la afirmación? La lactancia materna debe ser a demanda(*). Si nosotros no esperamos para almorzar a una hora determinada porque ‘no han pasado 3 horas’, un bebé que acaba de salir del útero de su madre, donde recibía alimento de forma constante, menos ¿verdad?.

(*) En casos especiales en los que la ganancia de peso es escasa y el bebé es dormilón, hipotónico o prematuro la lactancia pasará de demanda a oferta, es decir ,serán las madres las que ofrezcan el pecho sin esperar la demanda.

‘Cambiar al bebé de pecho tras 10 minutos’

Los profesionales de lactancia decimos que hay ‘dos leches’ la del principio y la del final. No es algo estricto, no estás dando de mamar y de repente tu leche cambia, pero sí es al final de la toma cuando el niño recibe el mayor contenido graso. Si lo cambiamos después de 10 minutos, esta recibiendo la leche menos grasa de ambos. La recomendación siempre es que el bebé suelte el pecho él solo, después podemos probar a ofrecerle el otro, del que puede que tome o puede que no. Puede que un día tenga más hambre, y otro menos. Y todo esto es normal, ¡Olvidémonos del reloj!

¿Hipogalactia? Mitos sobre lactancia materna (I)

¿Existe entonces la Hipogalactia?

Distinguimos dos tipos de hipogalactia: primaria y secundaria.

La Hipogalactia primaria es un fenómeno extraño que afecta a una minoría de madres, y puede deberse a distintas causas: hipoplasia mamaria (primaria o secundaria); problemas hormonales por retención placentaria, algunos medicamentos o enfermedades hormonales, entre otras.

La Hipogalactia secundaria se debe principalmente a la mala información y aplicaciones de pautas erróneas a la hora de alimentar al bebé, aunque podemos dividirlas en la disminución o ausencia de la estimulación y la mala estimulación o estimulación dolorosa a causa de un mal enganche.

Y lo más importante, ¡En TODAS las hipogalactias, se puede conseguir mejorar la producción láctea!

Si realmente crees que tu bebé no gana peso, su agarre no es adecuado y quieres mantener tu lactancia, por favor ¡Busca ayuda y disfruta de tu lactancia!

Autora:

Isabel Haya Carballo

Fisioterapeuta pediátrica

Máster en Manejo Avanzado de la Lactancia Materna, Universidad Rey Juan Carlos, Madrid

Referencias:

Alison V. Holmes. Establishing Successful Breastfeeding in the Newborn Period. Pediatr Clin N Am 60 (2013) 147–168.

Philip O. Anderson
. The Galactogogue Bandwagon. J Hum Lact (2013) 29: 7

Renate L. Bergmann, Karl E. Bergmann, Katharina von Weizsäcker, Monika Berns, Wolfgang Henrich and Joachim W. Dudenhausen. Breastfeeding is natural but not always easy: intervention for common medical problems of breastfeeding mothers – a review of the scientific evidence. J. Perinat. Med. (2014) 42(1): 9–18

Algunos links de interés

http://albalactanciamaterna.org/

http://www.lactapp.es/

http://www.e-lactancia.org/

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

 

3 comments

Deja un comentario

Tu email no será publicado

Puedes usar código HTML etiquetas y atributos:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>