¿NUEVAS DIRECTRICES? ¿QUIERES HACER DEPORTE DURANTE EL EMBARAZO? ¿TRABAJAS CON EMBARAZADAS?

¿Has visto las nuevas directrices del American College of Obstetricians and Gynocologists (ACOG)? ¡Hay cambios importantes!

Por fin ACOG ha actualizado sus recomendaciones sobre actividad física en el embarazo. Hacía más de una década, desde 2002, que no habían publicado una actualización. Lo más reciente que teníamos eran las directrices del Royal College of Obtetricians and Gynecologists (Inglaterra) del 2006. ¡También hace una década! En esta última década las tendencias de ejercicio, entrenamiento y actividad física han cambiado mucho y las mujeres participan más que antes. Era importante que ACOG actualizara su posición.

Aún vemos que muchos profesionales que trabajan con embarazadas dan consejos incorrectos y contraproducentes. Por ejemplo:

  • El pulso no puede subir de los 140 pulsaciones, FALSO (hablaremos en otro blog)
  • No se pueden empezar actividades nuevas durante el embarazo, FALSO
  • Las embarazadas no pueden levantar más de 3 kilos, FALSO
  • Las embarazadas no pueden correr, FALSO (vídeo correr durante en embarazo aquí.)
  • En el primer trimestre es mejor no hacer ejercicio (leer blog sobre “deporte y riesgo durante el embarazo” aquí)¿Nuevas directrices? ¿Quieres hacer deporte durante el embarazo? ¿Trabajas con embarazadas?

Aunque al nuevo “Committee Opinion” le faltan cosas, la actualización en general está muy bien. Aquí os hago un resumen de los cambios:

  • Mujeres con embarazos normales deberían hacer ejercicio cardiovascular Y DE FUERZA antes, durante y después del embarazo ( leer blog de “el trabajo de fuerza durante la gestación”) aquí

¡Por fin! RCOG desde 2006 insiste que las embarazadas tienen que entrenar la fuerza. Ahora necesitamos que esta información llegue a la Sociedad Española de Ginecólogos y Obstetras, SEGO y de allí a los sanitarios que trabajan con mujeres periparto.

  • Reposo, aunque prescrito frecuentemente, está indicado en muy pocos casos.

En España se abusa de la recomendación: “reposo”. ACOG ahora se ha posicionado muy claramente: el sedentarismo durante el embarazo supone más riesgo que la actividad y su prescripción tiene que estar muy bien pensada. Insisten que el riesgo del reposo, en la gran mayoría de casos, es más elevado que el riesgo de mantener algo de actividad.

  • Mínimo de 20-30 minutos de ejercicio diario.
  • Una EVALUACIÓN completa es necesaria antes de prescribir ejercicio

Esto en un cambio muy SIGNIFICATIVO. Este directriz ayudará a acabar con la oferta de actividad física perinatal amateur que puede ser peligroso. El ejercicio prescrito sin evaluación previa tiene riesgo y por fin ACOG aprieta para que se profesionalice la oferta de actividades para mujeres en la etapa perinatal. Si trabajas con embarazadas y actividad física, tienes que evaluar a CADA mujer para poder prescribir correctamente los ejercicios. Esto también significa que no se puede ofrecer sesiones gratuitas a alumnas sin evaluación previa.
Yo, desde siempre, trabajo así. En mi opinión es poco ético prescribir ejercicio sin una evaluación inicial porque estas adivinando si un movimiento le va bien o no a la alumna. Los profesionales del movimiento saben el porqué de cada ejercicio y eligen ejercicios para cada persona. ¡No vale todo para todas!.
Si hasta ahora haces grupos de actividad física (yoga, pilates, tonificación, etc.) sin una evaluación inicial previa te estas arriesgando. Además de no ser muy profesional ni personalizado, y las mamás esto lo no merecen, también podrías tener problemas con tu seguro.
Todos los ejercicios se tendrían que prescribir con conocimiento del alumno y esto es imposible si no has hecho una evaluación inicial antes de la primera sesión.

  • Mujeres que entrenan regularmente de manera intensa y que son muy activas pueden continuar la actividad física durante el embarazo.

Como hemos hablado antes en este blog, no hay riesgo para él bebe. Pero, se tiene que valorar bien las actividades teniendo en cuenta factores de riesgo para la mamá. En general los riesgos suelen ser a nivel del suelo pélvico, faja abdominal y están relacionados con calidad del tejido conjuntivo, partos anteriores, etc.

  • Sedentarismo es un factor de riesgo para complicaciones en el embarazo.

¡Por fin! El mensaje tiene que ser que el sedentarismo es peligroso! Ser activa durante el embarazo es esencial para la salud de la mamá y del bebé (o bebés).

  • Las preocupaciones de que el ejercicio puede causar abortos o problemas para las mujeres o los bebés, no están basados en evidencia.

¡Por Fin! Tristemente aún es muy habitual que las mamás reciban instrucciones de los sanitarios de no hacer ejercicios en el primer trimestre. Ya hay evidencia de que el ejercicio físico durante el primer trimestre es un factor de protección contra abortos espontáneos.

  • Los ejercicios deberían estar personalizados para cada mujer pre y postparto.

No valen sesiones grupales donde todas hacen lo mismo, especialmente en el postparto. Lo ideal es que cada mamá tenga su programa personalizado basado en la evaluación de su progresión constante. Lo ideal son grupos de trabajo interdisciplinarios.

  • Anemia severa es una contraindicación absoluta y anemia es contraindicación relativa.

En 2002 anemia severa era contraindicación relativa y la anemia no era contraindicación.

  • 60% de embarazadas sufren de lumbalgia – recomiendan fortalecer los abdominales y la espalda, ejercicio en el agua.

Aquí les falta explicar que ejercicios directos de abdominales no son muy recomendables durante el embarazo y mejor utilizar ejercicios indirectos (como anti-rotaciones, anti-extensiones, técnicas de respiración, ejercicios posturales, etc.). Ejercicio en el agua va muy bien durante el embarazo pero también depende que ejercicio y para qué objetivo.

  • Posturas estáticas (como en yoga) pueden bajar el retorno venoso y causar hipotensión en 10-20% de las mujeres y mejor evitarlas.

El Yoga se tiene que modificar bastante durante embarazo y es mejor hacer unas secuencias más dinámicas y no aguantar las posturas estáticas.

  • Ejercicio no aumenta la temperatura corporal de manera nociva.

Obviamente en un ambiente normal. Si hay mucha humedad o hace calor sería posible aumentar demasiado la temperatura corporal.

  • Utilizar la “prueba de hablar” o escala de Borg (no pulsaciones). Haz click aquí para ver un video sobre el tema de los pulsómetros. Aquí
  • Signos de riesgo

Han eliminado “disminución de movimientos fetales”. Han cambiado en signos de riesgo “parto prematuro” a “contracciones dolorosas y regulares”.

  • Actividad física hasta 2000m de altura está considerado seguro (~ 6000 pies).
  • Ejercicio no afecta a la lactancia.

Actividades seguras durante el embarazo:

  • Caminar
  • Nadar
  • Bicicleta estática
  • Aeróbicos con poco impacto
  • Yoga modificado
  • Pilates modificado
  • Correr
  • Deportes con raquetas
  • Entrenamiento con pesas

Como toda la actividad física, es mejor hacer una evaluación inicial completa y a partir de esta información se puede determinar qué actividades son seguras y qué actividades no son seguras durante el embarazo. Está demostrado que estas actividades modificadas para el embarazo son seguros para él bebe. Lo que queda por valorar, en cada caso, es si son actividades seguras para el cuerpo de la madre. Por ejemplo, una mujer con tejido conjuntivo débil tiene riesgo de padecer un prolapso si corre durante el embarazo.

Actividades a evitar durante el embarazo:

  • Deportes de contacto
  • Deportes con alto riesgo para caerse
  • Submarinismo
  • Paracaidismo
  • Hot Yoga/hot Pilates

Estamos muy contentas de que hayan publicado esta actualización y esperamos que ayude a nuestra profesión, los que ofrecemos actividad física perinatal y a profesionalizar nuestros servicios. Los bebes y mamas lo merecen.

Las carencias que hemos encontrado en las recomendaciones de 2015 son:

  • Falta hablar del suelo pélvico durante el embarazo y en relación al ejercicio.
  • Dicen “Volver a hacer ejercicio rápidamente post parto no tiene efectos adversos”.

A nivel de práctica clínica, hemos visto muchos casos de mujeres que han vuelto a sus actividades pre-embarazo demasiado rápido y han tenido varios problemas, especialmente a nivel del suelo pélvico y la faja abdominal. Pero sí que estaríamos acuerdo que una actividad física ADECUADA es beneficiosa para el postparto. Por eso en los cursos enseñamos a evaluar y a partir de la evaluación programar los ejercicios que correspondan al estado de la mujer y sus objetivos. Desde FisioFit Woman consideramos que la recuperación postparto tiene 6 fases y las mujeres necesitan su tiempo en superar las fases. Lo más importante es personalizar los ejercicios postparto y hacer una valoración del suelo pélvico antes de empezar la fase de carga y ejercicios de fitness. ¡Conoce más sobre nuestros cursos aquí y conviértete en un experto perinatal!

Más información en :

www.fisiofitwoman.com

info@fisiofitwoman.com

Autora:
Kaisa Tuominen
Licenciada en Ciencias del ejercicio físico
Coach Perinatal
Máster en Educación y Prevención de Salud
Directora de Mamás en Forma – Mare radiant

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

Deja un comentario

Tu email no será publicado

Puedes usar código HTML etiquetas y atributos:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>