Pérdida de virginidad después del parto

No se habla mucho de “la pérdida de la virginidad” después del parto. Por lo general, una mamá, tras dar a luz, tendrá visita con el ginecólogo o con la comadrona una vez pasada la cuarentena. A nivel sexual, si la mamá pregunta, ya que muchas no lo hacen, le dirán que puede reanudar la actividad sexual, probablemente le den consejos sobre los anticonceptivos y le comenten que si nota sequedad utilice lubricantes durante las relaciones. Nada más.

Es muy necesario ofrecer un espacio donde las mamás se sientan cómodas hablando de sexo. En los grupos de postparto y de crianza el tema sexo siempre tiene mucho éxito.

Así que al haber trabajado con cientos de mujeres después del parto y después de haber tenido dos bebés (y por tanto haber perdido la virginidad después del parto varias veces) puedo ofreceros un par de ideas de cómo enfocar el tema sexo en el postparto.

En primer lugar, la primera vez después del parto que se hace el amor, suele ser un momento impactante para la mayoría de las mujeres. Muchas nos sentimos como si fuéramos vírgenes de nuevo, nos sentimos aprehensivas y preocupadas por si hará daño y no sabemos cuándo será el momento adecuado. Dado que es un gran momento para nosotras, necesitamos que nuestras parejas lo transformen en un momento especial y nos ayuden a sentirnos cómodas y relajadas.

Supongo que estos consejos están dirigidos principalmente a los hombres pero me atrevería a decir que las parejas femeninas deberían tener en cuenta casi las mismas cosas para tener éxito en la cama con las mujeres postparto.

Regla nº1:  Asume desde el principio que pasará mucho tiempo antes de volver a tener relaciones sexuales. Con esto no quiero decir que pienses que tendrás relaciones sexuales una vez cada cuatro meses, sino que probablemente no se darán con tanta frecuencia como antes o cómo tú querrías (y eso si sólo hay un hijo ya que si hay dos o más…añade 3 meses más…). Si ocurre más pronto considera que es un bonus! Hay mujeres (no muchas) que tienen ganas de sexo ya durante la cuarentena (también es normal aunque no tan típico).

Regla nº2: Cuida la comunicación. Confía que la vida sexual está en transición y volverá a ser satisfactoria. Tened paciencia. Presionar a la mujer para relaciones sexuales cuando no se siente preparada sólo empeorará la situación.

Regla nº3: Riega tu pareja con afecto, ternura y cariño sin esperar a tener sexo. Después del parto a menudo la autoestima de la mujer puede estar baja ya que aún nos estamos acostumbrando a nuestros nuevos cuerpos y procesando el cambio. Ser amable y cariñoso llena nuestro tanque de amor a toda prisa.

Regla nº4: Comunicar honestamente. Dile que la deseas, pero que no quieres que sienta presión por sexo. Si no hay comunicación es fácil interpretar la falta de “intentos” como un “ya que no me encuentra atractiva”, pero si pides sexo, entonces nos sentimos empujados y nos ponemos nerviosos. Así que lo mejor es hablar con ella para que no se siente atacada.

Regla nº5: Haz todo lo posible para asegurar que la mamá pueda ¡descansar! Esto triplica tus posibilidades de sexo. Esto significa conseguir ayuda para la limpieza, cocinar, etc y asegurarse de que mamá pueda tener siestas.

Pérdida de virginidad después del parto

Regla nº6: El evento principal. Cuando los planetas se alinean y todos los niños están durmiendo la siesta al mismo tiempo, y el sexo es una posibilidad, entender que la mente de la mamá va a estar atenta a posibles llantos del bebé. Es difícil para ella centrarse 100% en ti, pero ella no puede evitarlo. Es su cerebro. Es sano y no quiere decir que no quiera estar contigo. Acepta que es así y está bien así.

Regla nº7: Usar gran cantidad de lubricante. Es mejor buscar un lubricante natural ya que la vagina es mucosa y permite absorción de químicos de lubricantes sintéticos. Yo los compro de www.highernature.co.uk.

Regla nº8: Ir lento y asegurarse de que ella esta preparada antes de la penetración. Quizás sería bueno tener algunos encuentros sexuales sin penetración, o quizás usando los dedos. Es importante que la experiencia no sea dolorosa para ella (es normal que sea algo incómodo las primeras veces).

Regla nº9: No pasa nada si el bebé está en la habitación. No se va a traumatizar. Tampoco pasa nada si esta en otra habitación pero la mamá estará escuchando y posiblemente será más difícil para ella concentrar en el sexo o no.

Regla nº10: Mujeres, ya sé que es complicado tener tiempo para nosotras pero ayuda a tener relaciones sexuales placenteras con la pareja si antes te has masturbado. Así conoces tus genitales y tu cuerpo postparto y conectas contigo misma. También te dará seguridad si te has podido masturbar sin dolor y te ayudará a estar más relajada cuando estés con tu pareja.

Regla nº11: Mujeres, es posible que los orgasmos sean diferentes después de tener bebés. Algunas mujeres los “pierden” por un tiempo pero no te preocupes, ya que por lo general vuelven. Otras notan falta de sensibilidad u orgasmos no tan potentes. Algunas mujeres afortunadas salen de los partos multiorgásmicas! Por lo tanto, no te preocupe si las cosas son muy diferentes. A medida que el suelo pélvico se vaya recuperando se obtendrán más sensaciones. A menudo, cuando la regla regresa y cuando la lactancia ya no es exclusiva, la calidad de la vida sexual mejora (y entonces los bebés suelen ser más grandes y no estamos tan privadas de sueño y de tiempo).

Regla nº12: Todas las mujeres tendrían que visitar un fisioterapeuta del suelo pélvico después de parir. Especialmente si hay dolor persistente durante el sexo pasadas las primeras veces. Son múltiples los beneficios que se pueden conseguir.

Nuestra vida sexual es increíblemente importante para una salud óptima y para sentirnos conectadas a nuestras parejas. El contacto es esencial para la vida. Después de pasar los primeros meses de postparto es importante priorizar esta conexión con nuestra pareja. Hay muchas maneras de conectar y no es siempre necesario sexo con penetración tampoco. La clave es encontrar una manera que los dos sientan que sus necesidades están (más o menos) cubiertas (pero aceptar que en los primeros años de vida de los hijos, las madres y los padres raramente tienen sus necesidades completamente cubiertas; aun y así todo está bien) sin añadir estrés y presión la mamá recién parida. La clave es comunicarse abiertamente con la pareja y recordar que os queréis y que con el paso del tiempo todo vuelve a su sitio y la vida sexual irá mejorando.

Más información en :

www.fisiofitwoman.com

info@fisiofitwoman.com

Autora:
Kaisa Tuominen
Licenciada en Ciencias del ejercicio físico
Coach Perinatal
Máster en Educación y Prevención de Salud
Directora de Mamás en Forma – Mare radiant

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

9 comments

Deja un comentario

Tu email no será publicado

Puedes usar código HTML etiquetas y atributos:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>