Recuperación de los tejidos en el postparto. El colágeno

En todas las etapas de la vida es importante cuidarse. La alimentación, el ejercicios físico, el manejo del estrés, son diferentes pilares que influyen en nuestro estado de salud y sobretodo en cómo recuperamos o regeneramos nuestros tejidos.Y os podríais preguntar,¿qué tiene esto de interesante en la etapa postparto?.

El postparto es una etapa marcada por inflamación, por un desajuste desequilibradamente equilibrado a nivel hormonal, por lesiones tisulares e incluso emocionales, etc. Estos aspectos formen parte del momento postparto y va a ser clave como manejemos los pilares que hemos mencionado al inicio de este escrito para conseguir una recuperación y regeneración óptima de los tejidos. 

Citando a Carlos Pérez nos dice que, “la inflamación es un maravilloso proceso que nos ha acompañado a lo largo de la evolución y que nos sirve para proteger a nuestro cuerpo”. Si escuchamos a nuestro cuerpo nos daremos cuenta como un tejido inflamado también tiene la capacidad de desinflamarse o mejor dicho de resolver su inflamación dando como producto final de esta ecuación un tejido regenerado y/o más sano. Retomo la pregunta, ¿Cómo influye en el postparto la inflamación?

El embarazo y sobretodo el parto habrá dado como consecuencia una serie de cambios a nivel del tejido conjuntivo. Estos cambios habrán permitido que, por ejemplo, las estructuras de colágeno presentes en las articulaciones de la pelvis sean más laxas para permitir que el cuerpo de la mujer gestante vaya evolucionando a la par que el crecimiento de su hijo. O, en el momento del parto, incluso la lesión del periné o del abdomen, si es que se producen, habrá permitido el nacimiento del bebé. Y ¿qué queda en el postparto de estas lesiones tisulares?

El actor principal a nivel molecular va a ser el colágeno. Los músculos, los tendones, las fascias, están compuestos principalmente por colágeno. Y…¿Qué constituye al colágeno?. El principal constituyente del colágeno son los aminoácidos presentes en las proteínas. Y, ¿de donde conseguimos las proteínas? Básicamente de los alimentos que ingerimos.

Entonces, ¿ una buena recuperación postparto pasa por una buena alimentación? Por supuesto, aunque haya muchos factores a tener en cuenta, la respuesta es sí. La alimentación va a hacer que la inflamación fisiológica propia al postparto se resuelva mejor en función de lo que comamos. Dicho de otro modo, la alimentación va a ayudar a que el cuerpo de la mujer regenere mejor si prestamos atención a los productos que utilizamos para nuestra alimentación. Imagináis a un deportista después de un gran esfuerzo alimentándose de cualquier manera? Verdad que no.

Un objetivo que debemos marcarnos en el postparto es crear el ámbiente óptimo para la recuperación consiguiendo no soló cicatrizar las heridas sino hacerlo en un tiempo óptimo evitando complicaciones o retrasos en la cicatrización.

Los factores clave para la recuperación del colágeno son:

1. Hidratación: el tejido conjuntivo está formado en un 70% de agua. Así es lógico pensar que una ingesta correcta de agua deba acompañar a la regeneración y más aún si la mujer está dando pecho.

2. Proteínas: el fibroblasto, es una célula del tejido conjuntivo cuya misión principal es segregar colágeno para la regeneración de las heridas. Esta compuesto por proteínas/péptidos. La alimentación será clave para aportar la materia prima para la síntesis de este tipo de moléculas. Cuando hablo de la materia prima hablo de los aminoácidos; si utilizáramos una metáfora: un a proteína es a un edificio lo que el aminoácido es al ladrillo.Recuperación de los tejidos en el postparto. El colágeno
En cuanto a los aminoácidos cabe decir que hay unos que se consideran esenciales y otros que se consideran no esenciales. Los aminoácidos esenciales deben ser introducidos a través de a la alimentación ya que el cuerpo no tiene la capacidad de sintetizarlos. Estos son: Histidina, Isoleucina, Leucina, Lisina, Metionina, Fenilalanina, Treonina, Triptófano, Valina y Alanina. Pero no se queda ahí la cosa. Hay una serie de aminoácidos no esenciales, es decir, aquellos que el cuerpo sí puede sintezar por si mismo que en procesos de enfermedad, de inflamación o cuando estamos sometido a un estrés significativo, ven dificultada su síntesis endógena. Éstos son la glutamina que estimula la síntesis de colágeno y la Arginina invulucrada en procesos metabólicos, e inmunológicos acelerando la cicatrización de heridas; Otros aminoácidos como la glicina, la prolina y la hidroxiprolina constituyen el 23% de una molécula de colágeno.

Aumentar la biodisponibilidad de los precursores de colágeno es vital para su síntesis. Así que, si queremos reconstruir tejido es necesaria la ingesta de este tipo de sustancias. Gracias al consumo de huevos, de pescado y de carne de calidad aseguraremos su aporte.

3. Grasas: los ácidos grasos poliinsaturados derivados de las grasas omega 3 (EPA, DHA) y de las grasas omega 6(AA), en general conocidos como PUFA, participan de las rutas metabólicas que ayudan a resolver la inflamación. Alimentos como el pescado azul, el marisco, la carne, los huevos de calidad, la grasa presente en el coco, el aguacate, los frutos secos, etc… van a permitir disminuir al máximo la inflamación del tejido. Dicho de otro modo, permitirán que se de una
inflamación óptima en tiempo y también en intensidad facilitando así la reparación del tejido.

4. Vitaminas: las vitaminas A, E y C juegan un papel importante en la síntesis de colágeno. Alimentos como las frutas, las verduras, la yema del huevo, el aceite de oliva, entre otros, pueden ser un gran aliado para el aporte de estas vitaminas.

5. Minerales: numerosas reacciones de síntesis de colágeno están mediadas por minerales como el cobre y el zinc. El cobre actúa como cofactor para la síntesis de colágeno y el zinc juega un papel importante en la proliferación celular y la síntesis de proteínas. La deficiencia de estos minerales, reduce la resistencia de la herida, reduce la síntesis de colágeno, disminuye la tasa de epitelización y disminuye la inmunidad.

6. Bioflavonoides y antioxidantes: los arándanos, las moras, las grosellas negras, la cereza, la cebolla roja, las uvas, la canela… son algunas de las fuentes a partir de las que el cuerpo puede cargarse de bioflavonoides y antioxidantes. Estas sustancias protegeran al cuerpo contra el daño oxidativo y los radicales libres. Algunos bioflavonoides son capaces incluso de fijarse a fibras de colágeno y reforzar así la elasticidad del tejido conjuntivo.

Como podéis ver la alimentación debe ser un gran aliado para la recuperación postparto pero no solo a base de comer bien regeneraremos el cuerpo. El momento en el que se introduzca la actividad física, la carga y/o la tensión que se le aplique al tejido, el descanso, la exposición solar, el amor, la tribu, la exposición a tóxicos, etc… son algunos factores que pueden influir en la recuperación postparto. Recuerda que un pasado blog te explicamos cuales eran los 5 errores que debíamos evitar en el postparto, recuérdalo aquí.

Aprende cómo y cuando programar y progresar la actividad física en la mujer en su etapa post parto, como optimizar su recuperación con la formación que hemos preparado. Descubre más sobre el curso Actividad Física y Salud en el Postparto aquí.

Y recuerda que si lo prefieres puedes formarte a tu ritmo y desde casa gracias a la formación on-line que te ofrecemos ya es posible: Curso superior universitario en Actividad física y salud perinatal On-line, infórmate aquí

Autora
Irene Fernández Centellas
Fisioterapeuta y Psiconeuroinmunóloga
Co-directora y co-fundadora de FisioFit Woman
Especializada en Uroginecologia, Obstetricia y Fisiosexologia
Máster Oficial en Nutrición Humana y Salud
Profesora colaboradora en diferentes formaciones de postgrado

Más información en :

www.fisiofitwoman.com

info@fisiofitwoman.com

¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

Deja un comentario

Tu email no será publicado

Puedes usar código HTML etiquetas y atributos:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>