“ Una  borrachera  de  Oxitocina “

 Oxitocina. La primera vez que una madre ve a su hijo piensa que su bebé es el más hermoso del mundo y, años más tarde cuando se fija en las fotos de sus primeras horas de vida descubre cosas que en aquel momento pasaron desapercibidas “… estaba hinchado/a, tenía manchas, tenía la cara un poco deformada…”

¿Una gafas especiales?

En el nacimiento del bebé la oxitocina ciega a la madre, le hace ver una realidad única. El momento en que la oxitocina alcanza sus niveles más altos es inmediatamente después de dar a luz y es este momento hormonal fundamental para la creación del vínculo madre-bebé. Como mamíferos, nuestro cuerpo “nos droga” para asegurar la supervivencia de la especie. Unos niveles altos de oxitocina aseguran que nos enamoremos de nuestros bebés, que se cree un profundo apego y por lo tanto que las madres se sientan obligadas a hacerse cargo de ellos, protegerlos, alimentarlos y cuidarlos.

Cuando se habla sobre el embarazo, el parto y la maternidad, la oxitocina es la madre de todas las hormonas. Esta hormona es responsable de la supervivencia de la especie humana, se requiere para el parto, la lactancia materna y el apego. También es conocida como la hormona del amor, la curación, la calma y la empatía.

¿Qué se consigue con unos buenos niveles de oxitocina?

La palabra oxitocina significa nacimiento rápido, unos buenos niveles de oxitocina así como una buena sensibilidad a la misma mejora la facilidad, el placer y la seguridad para la mamá y el bebé durante el parto según Sarah Buckley. La tarea de cualquier persona que acompañe a una mujer durante el parto es asegurarse de que el entorno sea apropiado para mantener unos óptimos valores de oxitocina. A mayor oxitocina y menor adrenalina, la madre sentirá menos dolor, el trabajo de parto será más corto y más fácil y sobre todo el proceso será más seguro, incluyendo reducción del riesgo de hemorragia posparto. Esta parte es muy importante , ya que las mujeres y los bebés se lesionan en partos complicados causados por la falta de respeto a sus necesidades hormonales y la falta de seducción de la oxitocina.

Lo que digo no es un secreto, está ampliamente documentado e investigado y la información está disponible, sin embargo la mayoría de mujeres siguen dando a luz en situaciones que favorecen a la adrenalina y la oxitocina, tímida, se esconde. Imagina una situación hospitalaria típica donde hay luces brillantes, un montón de gente, frío, a la parturienta se le hacen un montón de preguntas, la imagen de los estribos , se siente observada y nerviosa, su pareja está ansiosa y ella esta presionada para que de luz a las 12:00 ya que sino deberán realizar una cesaría. No es un contexto ideal para aumentar los niveles de oxitocina. La liberación de oxitocina se ve reforzada ante situaciones de privacidad, de seguridad, de no sentirse observada, sintiendo libertad de movimiento, en situaciones de calidez, de sentirse amada y admirada…..

¿En qué parte del proceso del parto está implicada?

La oxitocina ayuda a sentir calma mediante la activación del sistema nervioso parasimpático. Se libera a pulsos rítmicos por el hipotálamo y causa contracciones uterinas, el reflejo de expulsión fetal y subida de la leche.

Los altos niveles de oxitocina durante el parto son neuroprotectores para el bebé. La oxitocina endógena atraviesa la placenta y llega a su cerebro. Esto inhibe la actividad cerebral del bebé y disminuye las necesidades de glucosa y oxígeno durante el parto. Dado que las contracciones pueden ser intensas para el bebé, esto le sirve como mecanismo de protección.

El estiramiento al que está sometida la vagina durante el descenso del bebé por el canal del parto hace aumentar los niveles de oxitocina para ayudar a la madre a dar los últimos empujones para traer a su bebé al mundo. Esto también es una forma de asegurar que los niveles de oxitocina estén por las nubes cuando la mamá y el bebé se encuentren por primera vez. Así se asegura la impronta y el amor a primera vista. Es una de las razones por la que algunas mujeres explican que después de una cesárea han necesitado un tiempo para enamorarse de sus bebés. Su neocórtex ( la lógica) sabe que el bebé es suyo, pero su cuerpo y sus hormonas no.

Los primeros 60 minutos posteriores al nacimiento, los niveles de oxitocina están más altos de lo que nunca estarán en la vida de una mujer. Mecanismo esencial para ayudar a contraer el útero y así detener el sangrado. Es además vasodilatadora (y por lo tanto aumenta la temperatura) de la pared torácica de la mamá por lo que es el lugar adecuado para mantener al bebé caliente. La mirada, el contacto piel con piel de la mamá y el bebé hace que los niveles de oxitocina se eleven; los bebés presentan unos niveles elevados de oxitocina 4 días después del parto. La leche materna también incluye oxitocina y la lactancia da a la mamá una calma maravillosa y el sentimiento amoroso.

OXITOCINALa lactancia materna es una gran manera de combatir el estrés de la maternidad debido al impacto de oxitocina en la madre. Algunos estudios demuestran que las mamás que daban pecho e incluso un corto periodo de lactancia estaban más tranquilas 6 meses después del parto que las que no. A veces se aconseja a las mujeres dejar la lactancia al volver al trabajo, “mantenerla te va a ser difícil” pero en realidad, la lactancia materna para una madre que trabaja no sólo es una fantástica manera de conectarse y nutrir a un bebé, sino también tiene un mecanismo de protección para el perfil hormonal de la mujer .

Desde FisioFit Woman queremos ayudarte a entender cuál es la orquesta hormonal necesaria para el parto y enseñarte formas naturales de aumentar los niveles de oxitocina para el parto, la lactancia materna, la unión y el bienestar de vida.

Autora:

Kaisa Tuominen

Licenciada  en Ciencias del ejercicio físico

Coach Perinatal

Máster en Educación y Prevención de Salud

Directora de Mamás en Forma – Mare radiant

Referencias

Fuentes: Oxitocina, Kerstin Uvnäs Moberg 2009
Hormonal Fisiología de tener hijos: Evidencia e Implicaciones para Mujeres, Bebés y Maternidad Cuidado, 2015, Dr. Sarah J Buckley.

Más información:

www.fisiofitwoman.com
¡Suscríbete a nuestra Newsletter para estar al día de nuestras novedades y recibe un guión de buenas prácticas para el último mes de embarazo!

Deja un comentario

Tu email no será publicado

Puedes usar código HTML etiquetas y atributos:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>